[Clic en la imagen de arriba para volver a la página índice de "Crónica del León"]

San Mamés, la Catedral

Si Bilbao es el hogar del Athlétic Club, San Mamés es su casa. En él el Athlétic ha vivido jornadas de gloria y también de tristezas. En San Mamés el Athlétic ha hecho lo mejor y lo peor de su carrera. San Mamés, en fin, ha visto al Athlétic pasar de la niñez a la madurez. Porque San Mamés es la casa del Athlétic y donde uno habita es donde mejor le conocen a uno. Ésta es la historia del estadio que se ha ganado el sobrenombre de “la Catedral del fútbol español”. 

Esta página está dedicada a Eukene, que tuvo la amabilidad de enseñarme el estadio.

El estadio de San Mamés comenzó a edificarse el 20 de enero de 1913, con la solemne bendición del terreno y de la primera piedra. Se eligió para su construcción unos terrenos situados (entonces) al final de la Gran Vía bilbaína, en terrenos del asilo de San Mamés, donde además existía una ermita dedicada a este santo. De ahí le viene el nombre al estadio. La edificación finalizó pronto. El primer partido se jugó el 21 de agosto de 1913, contra el Rácing de Irún. El resultado fue de empate a uno. El primer gol del Athlétic en su casa fue marcado por Zuazo a pase de Pichichi (hay fuentes que indican que fue al revés, gol de Pichichi a pase de Zuazo). La edificación costó 89.322 pesetas de las de entonces.

20 de enero de 1913. Solemne bendición de la primera piedra del campo. A la izquierda, sacando una cabeza al resto del público, Rafael Moreno "Pichichi".

El primitivo estadio tenía espacio para 3.500 espectadores. Contaba con una tribuna cubierta y otra descubierta. El resto del aforo debía ver el partido de pie.   

21 de agosto de 1913. Primer partido del Athlétic Club en San Mamés.

En los años 1923 y 1925 se amplió el campo para dar cabida a 9.500 espectadores. Esta ampliación se hizo a base de agrandar el espacio de los fondos Norte y Sur, que seguían siendo de pie. En la misma reforma se construyó la grada de Capuchinos (llamada así porque daba al antiguo convento de los padres capuchinos). Se creó un espacio, más cercano al césped, en el que se daba cabida a más espectadores de a pie. Detrás de ellos, tras un espacio, se levantó la grada propiamente dicha, con un espacio cubierto para los espectadores. Toda la grada tenía asientos, aunque no todos cubiertos.

8 de Mayo de 1921. Final en San Mamés de la Copa del Rey entre el Athlétic Club de Bilbao y el Athlétic Club de Madrid.

El 8 de diciembre de 1926 se colocó el busto en homenaje a Pichichi. Para realzar el acto se jugó un partido entre el Athlétic y el Arenas de Guecho (entonces el “eterno rival” de nuestro club).

Rafael Moreno "Pichichi" viendo jugar a su equipo en San Mamés desde el busto colocado en su honor. En esta época el busto se encontraba cerca de la grada de Capuchinos (a la derecha en esta imagen). 

En 1929 se realizó otra reforma: se cubrió la grada de los “bonis” (los forofos gritones) de Capuchinos, con lo que toda esta tribuna pasó a ser cubierta. 

Los años siguientes fueron años de estrecheces económicas. Por ello, y pese a que entonces comienzaron los años más gloriosos del club, no fue posible agrandar el campo para que pudieran entrar más espectadores. Muchos hubieron de quedarse en casa.

   

Proyecto de remodelación de San Mamés, año 1929. No pudo llevarse a cabo.

Un momento, me dirán, ¿el estadio se llena, estamos en los años de más éxito... y el club está sin dinero? Pues sí. Y la razón es muy simple: San Mamés era el estadio más barato de España, porque pese a los agobios en las cuentas la Directiva del club, con muy buen sentido, prefería llenar el campo antes que subir los precios. 

Pese a todo se fueron haciendo pequeñas obras que iban ganando espacio para los espectadores. Se cubriron parcialmente, además, los fondos Norte y Sur, que siguieron siendo para espectadores de a pie. 

La guerra civil no dañó mucho las instalaciones del club, por lo que se pudo reanudar la competición sin tener que pasar por una etapa de obras.  Sin embargo, el viejo campo ya no daba mucho de sí, y se hacía preciso modificarlo para agrandarlo, sobre todo.

San Mamés, año 1943.

A finales de 1945 el Athlétic compró el terreno de San Mamés (antes había sido propiedad de la Caja de Ahorros Vizcaina) por un total de 1.229.263 pesetas con 30 céntimos. Además se realizó un proyecto de mejora y ampliación del estadio, el más grande desde su construcción.

Maqueta del proyecto de reforma de San Mamés de 1945. Si se compara con la foto anterior se puede apreciar que los dos fondos resultarían ampliados, y uno de ellos (la Tribuna Este) cubierto. Además se ampliaba la Tribuna de Misericordia.

Este proyecto se ejecutó entre 1950 y 1952 en varias fases. Se levantó la Tribuna Principal, con dos anfiteatros cubiertos y rematados por un arco. Ese arco es el rasgo que distingue arquitectónicamente el aspecto de San Mamés y por ello puede decirse que es la “aguja” de la Catedral. Los fondos siguieron siendo de pie y parcialmente cubiertos. Se amplió también a la tribuna de la Misericordia (llamada así porque daba al antiguo hospicio de la Misericordia, entidad de la que el Athlétic era colaboradora). Con esta remodelación el estadio pasó a tener 35.000 plazas.

Presentación a la prensa de la maqueta de la reforma de 1950-52. El primero a la derecha es el presidente del Club, Sr. Guzmán.

Partido de Liga contra la Real Sociedad. Al fondo, la Tribuna Principal, en obras, muestra los andamios del segundo anfiteatro.

Vista aérea de la Villa de Bilbao, mediados de los años 50. Abajo a la izquierda se observa San Mamés, ya con su arco.

Placa conmemorativa de las reformas hechas en la Tribuna Principal en 1952. En este dibujo se aprecian estupendamente los dos torreones en que se apoyaba el arco de San Mamés. Encima de estos dos arcos se construirían más tarde dos torres de iluminación. Nótese que por aquel entonces el club se llamaba, por aquello de la normalización lingúística "Atlético de Bilbao".

En 1961 se retocó la Tribuna de Capuchinos y se ampliaron los dos fondos, con lo que el aforo pasó a ser de 45.000 espectadores. Posteriormente, en 1972, se modificó la Tribuna Este para agrandarla, con lo que aforo pasó a ser de 47.000 espectadores.

En 1963 se celebraron las bodas de oro del campo con un torneo triangular entre el Athlétic Club, el Spórting de Lisboa y el Fulham. Además se homenajeó al antiguo jugador rojiblanco Canito.

San Mamés a mediados de los años 70.

Con motivo del Mundial de 1982, al ser San Mamés una de las sedes, se emprendió una nueva remodelación, la más importante desde la de 1950-52. Se eliminaron los apoyos del arco (los torreones), con lo que se ganó visibilidad para los espectadores de los dos fondos y también se ganó espacio para colocar los videomarcadores. Se remodelaron parcialmente y se cubrieron completamente las dos tribunas laterales (Este y Misericordia). Los fondos se agrandaron con la construcción en cada uno de un segundo anfiteatro cubierto. Se instalaron asimismo vallas de protección a lo largo de todo el perímetro del terreno de juego. El terreno de juego pasó de tener 104x70 metros a 105x68 metros. Para finalizar, se construyeron nuevos accesos a las gradas.

La nueva iluminación de San Mamés, por las que se eliminaron las antiguas torres para situar los focos en la cubierta de la Tribuna Principal.

Estas modificaciones costaron 700 millones de pesetas, de los que el club aportó 492. Tras la remodelación el aforo quedó en 46.233 plazas, de las cuales 12.000 eran de pie (en los fondos) y el resto sentados. 

La última modificación se hizo en 1997, en que se suprimieron todas las localidades de pie, según normas de la UEFA. Con este último cambio el aforo de San Mamés se ha visto reducido a 40.000 espectadores, todos sentados. Además en esta reforma se retocó la cubierta de las gradas.

Vista aérea de San Mamés tras la última remodelación. Además de los cambios arquitectónicos se aprecia en esta foto el cambio de la imagen externa del estadio, mucho más clara, acorde con el cambio urbano que sufrió Bilbao a finales de los 80 y principios de los 90. 

 

 

  Dos vistas actuales del busto a Pichichi, situado en el palco de San Mamés. La placa situada bajo el busto dice (en castellano y en vascuence): "A Rafael Moreno "Pitxitxi" 1892-1922. Ejemplo de entrega a nuestro club, y como homenaje a todos nuestros jugadores. Athlétic Club. Bilbao, Diciembre 1990."

Con esta última reforma prácticamente se ha agotado la capacidad de San Mamés para recibir más equipamiento. Hacerlo así sólo se podría a costa de reducir el número de localidades, algo que el club no desea porque el campo se llena y porque hay miles de personas en lista de espera para ser socios que no pueden serlo a causa del aforo del campo. 

Por esta razón la Directiva lleva planeando desde años la construcción de un nuevo estadio, más grande y moderno. Aún no hay nada definitivo, pero el Athlétic ha presentado varias alegaciones al Proyecto de Ordenación de Basurto-Olabeaga, a fin de que en los terrenos de la antigua Feria de Muestras se le conceda más terreno para la construcción del nuevo estadio. Lo que significa que el futuro estadio se levantará no muy lejos del actual. Sin fecha de construcción, eso sí. 

Acabo ya este capítulo. No sé cuando se construirá el nuevo estadio, pero yo ya propongo desde aquí el nombre: San Mamés. Ni “Nuevo San Mamés” ni “San Mamés berria” ni gaitas. San Mamés. Ése es el nombre de la casa del Athlétic, la que todos hemos conocido, y así debe seguirse llamando.

Actualización del 10 de abril de 2006:

El pasado día 7, en los locales del Ayuntamiento de Bilbao, tuvo lugar una rueda de prensa en la que el alcalde de la Villa, Iñaki Azcuna, expuso las actuaciones urbanísticas previstas para los terrenos de la Feria de Muestras y el entorno de San Mamés. En dicha rueba de prensa estuvo el presidente del club, Fernando Lamíkiz, por lo que es de suponer que la propuesta cuenta con al menos el visto bueno del Athlétic, después del conflicto que en su día hubo con el Ayuntamiento (presidido también entonces por Azkuna) en torno al terreno disponible para el nuevo campo de fútbol. La noticia está en la web oficial del club aquí.

El alcalde Azkuna señala sobre un plano la ubicación del nuevo estadio (foto cortesía de la web oficial del Athlétic).

El alcalde Azkuna señala sobre un plano la ubicación del nuevo estadio (foto cortesía de la web oficial del Athlétic). Así sobre el plano parece apreciarse que el campo será más grande que el actual al tener más espacio para las gradas. La forma elíptica permitirá que el terreno de juego se vea mejor desde las partes altas.

Muy interesante. Según este conjunto de fotomontajes el nuevo estadio tendrá cubiertas las tribunas (dejando sólo un "pozo" para el terreno de juego, y, a lo que parece por la imagen que señala el Alcalde, tendrá también su arco. La distinción entre gradas bajas y altas es lo que, a mi juicio, ha determinado la forma del estadio. Otro detalle en la imagen que señala el Alcalde es que la línea blanca parece marcar el límite externo del campo, que a lo que parece tendrá mucho espacio tras sus muros para nuevo equipamiento y servicios. Este proyecto me recuerda (salvo la cubierta) a uno de Norman Foster que vi hace años (foto cortesía de la web oficial del Athlétic).

Actualización del 6 de julio de 2006:

Acabo de descubrir en la web de El Correo este gráfico que muestra cómo quedará el futuro San Mamés. Interesante.

Actualización del 29 de septiembre de 2007:

Acabo de descubrir en YouTube un bonito reportaje del Canal Plus sobre el estadio:

Volver al Índice de "Crónica del León"

Seguir a la lista de los más grandes