(clic en la imagen de arriba para volver a la página índice de "Talavera 1809")

Agradecimientos

Hay personas que a lo largo de los años (10 ya desde la primera versión de esta web, parece mentira) me han sido de ayuda y apoyo a la hora de realizar el trabajo que hay detrás de esta web. A todos ellos quiero decirles "muchas gracias", y quiero también que consten aquí sus nombres. Quizá me olvide de alguno. Si es así, será simplemente por descuido u olvido.

En primer lugar están las personas que, gratuitamente, me han ido dando información acerca de los hechos de la batalla, los hechos alrededor de ella (antes y después del combate), el detalle de las fuerzas en campaña, las tropas implicadas, su uniformidad, equipo, banderas de guerra, etc.

Creo que no molestará a nadie si en primer lugar cito a Juan José Sañudo Bayón, que es, de lejos, quien mejor conoce la batalla de Talavera y sus hechos históricos. De hecho su libro "La crisis de una Alianza. La campaña del Tajo de 1809" es la obra de referencia para todo estudioso de estos hechos. Este libro está co-escrito por Leopoldo Stampa Piñeiro, al que también le agradezco su ayuda.

Dionisio Álvarez Cueto, maestro de historiadores e ilustradores, que aportó su arte al libro "Talavera 1809", ha de ser también mencionado aquí. No puedo olvidar al clásico entre los maestros, José María Bueno, gracias al cual muchos empezamos a ver a nuestros soldados tal como fueron. Ángel Ballesteros, que fue quien le recomendó a mi padre la primera monografía especializada sobre la batalla, también ha de constar aquí. Para otros apartados quiero citar los nombres de Luis Sorando Muzás, gran experto en materia vexilológica. Además de él, quiero citar a Carlos Cáceres Espejo, Miguel Ángel Martínez, Florencio Ontalba Juárez, Jesús Ruiz de Burgos Moreno, José Manuel Guerrero Acosta, Ronald Brighouse, Francisco Vela Santiago. Si me dejo algún nombre, ruego disculpas.

Asimismo, y gracias a ese gran proyecto titulado "Unidad Didáctica Talavera 1809", he podido gozar colaborando con, y de la colaboración de, María (besos), César, Andrés, Angustias, Miguel Ángel, José Luis, Consuelo, y por encima de todo, Paco Peñalver, sufrido coordinador del grupo.

En segundo lugar están aquellos que me han animado para que siga con este trabajo histórico, para agrandarlo y mejorarlo después de haber estudiado más. En esta categoría se encuentran en lugar destacado mis buenos amigos José I. Lago y Anders Fager. Además de ellos he de mencionar al macedonio de sangre colombiana, Joaquín Acosta, y a ciertas mujeres de gran valía: Sonia, la valiente hondera; Patri, consular e historiadora; Cristi, conocedora de almas... Y en un lugar destacado Patricia y Natalia. Por supuesto, entre todas ellas no puedo dejar de mencionar a María, que brilla con luz propia en este firmamento.

Sin embargo, en ambas categorías, por encima de todos (que nadie se ofenda, por favor; y si alguien se ofende, allá él), se encuentra mi padre, José Manuel Rodríguez García, que fue quien primero me habló de la batalla de Talavera, y de la historia de Talavera, mi patria chica, y me aportó los primeros documentos, con lo cual me colocó en una senda que no hubiera empezado a andar sin él. Mi padre ahora lee esta página desde el cielo. Lo lamento, entre otras razones, porque echo de menos poder seguir hablando de estas cosas con él. Pero por otro lado me alegro de que, ahora que nos falta, se pueda señalar este trabajo y decir, como de otras cosas que inspiró en vida, que existe gracias a él.

A todos vosotros, muchas gracias. Este trabajo os está dedicado.

Volver a la página índice de Talavera 1809