José María de Alós y Mora, Marqués de Alós

Nació en Palma de Mallorca el 2 de noviembre de 1765, hijo del teniente general José María de Alós y Bru, Marqués de Alós, y María Ventura de Mora y Areny..

Fue nombrado cadete menor de edad en el regimiento de caballería de Almansa el 8 de febrero de 1772, obteniendo su antigüedad el 2 de noviembre de 1777..

Fue transferido de cadete al regimiento de Reales Guardias Españolas el 10 de julio de 1779, tomando parte durante la guerra contra Gran Bretaña en el bloqueo y sitio de Gibraltar desde 1779 hasta 1782. La Gaceta de Madrid del 20 de julio de 1783 informa de su ascenso a alférez de fusileros. Ascendió sucesivamente a alférez de granaderos el 12 de julio de 1787, a 2º teniente de fusileros el 21 de junio de 1791, y a 2º Ayudante Mayor el 28 de noviembre de ese mismo año..

Durante la campaña contra Francia en 1793 sirvió en el Ejército del Rosellón a las órdenes del general Ricardos, en donde asistió a las acciones de San lorenzo de Cerdá, ataque y toma de Arlés y castillo de los Baños (17, 18 y 20 abril); batalla de Masdeu (19 de mayo); toma de Elne (8 de junio); ataque a Perpiñán (17 de julio); acciones de Rives Altes (8 de septiembre), Bernet y Peyrestortes, así como en la batalla de Truillas (22 de septiembre). Se halló en la defensa de la posición del Boulou (3 al 5 de octubre) y en Banyuls les Aspres (21 de diciembre), siendo nombrado ayudante de campo del Marqués de las Amarillas. El 20 de enero de 1794 recibió el grado de teniente coronel y el mes siguiente el ascenso a primer teniente y primer ayudante mayor (6 de febrero), asistiendo lugo a la defensa de la plaza de Colliure, en donde fue hecho prisionero al rendir el general Navarro la plaza.

Durante la guerra contra Gran Bretaña sirvió durante dos años en el acantonamiemto de San Roque.

El 7 de marzo de 1797 le fue concedida licencia para casarse con María Luisa de Haro y Haro, hija del Marqués de Haro, contrayendo matrimonio en Horcajo de las Torres, Uclés, el 7 de abril siguiente.

En 1801 fue nombrado caballero de la Orden de Santiago y el 9 de septiembre de 1802 fue ascendido a capitán de fusileros.

En la guerra contra Portugal sirvió a las órdenes del Marqués del Socorro, entrando en Setúbal en noviembre de 1807, regresando con su batallón a Madrid en abril de 1808.

Al ocurrir el levantamiento contra los franceses, se fugó de Madrid el 19 de julio de 1808, marchando a Badajoz, en donde con los fugados de su cuerpo organizó el 4º batallón de Guardias Españolas, recibiendo de manos de la Junta de Extremadura el ascenso a brigadier y el mando de dicho batallón el 3 de agosto. El 9 de agosto de 1808 salió con el Ejército de Extremadura al mando del general Galluzo, y al ser sustituido éste por el Conde de Belveder, fue nombrado en Lerma comandante de la 1ª división. Tomó parte en la batalla de Gamonal (10 de noviembre), replegándose al puerto de Navacerrada, de donde se retiró al puente de Almaraz y de allí a Badajoz.

El general Gregorio García de la Cuesta le nombró mayor general de la infantería de su ejército el 12 de enero de 1809, en cuya capacidad tomó parte en la batalla de Medellín (28 de marzo), siendo ascendido a mariscal de campo en la promoción del 8 de abril, quedando como comandante agregado a los Guardias el 1 de junio. Tuvo el mismo empleo en la batalla de Talavera [En los documentos del APJLR figura todavía como brigadier, véase el orden de batalla del Ejército de Extremadura; nota de Eborense].

Al asumir el general Eguía el mando del Ejército de la Mancha en septiembre de 1809, sucediendo a Venegas, le acompañó como mayor general de infantería, combatiendo luego en la desgraciada batalla de Ocaña el 19 de noviembre.

Girón, que mandaba una división en ese ejército, y que le conocía por haber sido ayudante de su padre el Marqués de las Amarillas, le tenía en mal concepto, llamándole antiguo, ignorante y marrullero oficial de Guardias Españolas, intrigante y malo.

Fue luego nombrado subinspector de milicias, sirviendo más tarde con su regimiento, del que fue separado el 11 de febrero de 1810.

Se le nombró gobernador de la plaza de Ceuta el 8 de marzo de 1810, y más tarde comandante general de los Presidios de África, siendo llamado por la Regencia para sustituir a Valdés como gobernador de Cádiz (6 de marzo de 1813) para contrarrestar el influjo de las Cortes, pero la nueva Regencia anuló el nombramiento, siendo destinado de gobernador a la plaza de La Coruña (10 de marzo), puesto que no llegó a ocupar pues se le dio el gobierno de Sevilla el 21 de ese mismo mes.

El 1 de junio de 1813 fue destinado al Primer Ejército en Cataluña, en donde permaneció hasta el 6 de julio, en que obtuvo licencia para tomar las aguas en Sacedón.

Quedó en situación de cuartel el 16 de febrero de 1814, siendo ascendido a teniente general en la promoción del 13 de octubre de ese año. El día anterior había sido nombrado gobernador del Campo de San Roque, gobierno que ocupó hasta el 3 de marzo de 1819, en que pasó de cuartel a Toledo.

El 8 de septiembre de 1819 se le concedió la Cruz de San Fernando de 3ª clase por su actuación en la batalla de Medellín. El 13 de junio de 1819 fue nombrado Secretario de Guerra, empleo que mantuvo hasta el triunfo de los constitucionales el 16 de marzo de 1820, siendo sustituido por Girón. Durante esa fecha fue asimismo consejero de Estado. Recibió en 1821 la Gran Cruz de San Hermenegildo.

Opuesto a los liberales, permaneció sin empleo hasta el restablecimiento de Fernando VII, obteniendo luego el nombramiento de Capitán General de Mallorca el 23 de diciembre de 1824, ocupando ese gobierno hasta 1828. El 15 de febrero de 1830 fue nombrado consejero de Guerra.

En 1832-34 fue Secretario de Guerra y Marina, así como miembro del Consejo Supremo de Guerra.

Falleció en Madrid el 17 de junio de 1844.

Biografía tomada del libro Diccionario Biográfico del Generalato Español. Reinados de Carlos IV y Fernando VII (1788-1833), de Alberto Martín-Lanuza Martínez. Ver Bibliografía.

Volver a la página Í­ndice de Talavera 1809