ago 18 2017

Tumbas acuáticas

Publicado por en Historia,Historia Militar

En la tumba del marineronunca florecen las rosas
Son su única plegaria las alas de las gaviotas
y solo tiene por lápida las lágrimas de su amada
que por su regreso llora
En la tumba del marinero solo florece la aurora

El día 14 de mayo de 1812 zarpaba de Cádiz rumbo a Montevideo el transporte de tropas Salvador (también llamado El Triunfo), con 576 soldados de España, 536 del regimiento Albuera y el resto de caballería. Además de la dotación y un centenar de civiles. El 29 de agosto avistaron el estuario del Río de la Plata. A causa de una tormenta el buque tuvo que meterse en el fondeadero de Maldonado, pero el día 31 tocó un banco de arena, quedando encallado. Al día siguiente el buque empezó a zozobrar, fruto de la tormenta y el oleaje. Fallecieron entre 400 y 500 personas, entre marinos, militares, y civiles. Sus restos siguen allí, en Maldonado. Cliquen en el vídeo si quieren, y vean cara a cara a aquella gente naufragada.

Como tantas otras veces:

Este pecio es una tumba de guerra. Sin embargo, durante años, y dada su proximidad a la costa, fue accesible. Algunos cazatesoros removieron restos, recogieron piezas, buceando entre los cuerpos de los marineros.

Solo que en este caso

Ahora Uruguay ha decidido pasar página y cerrar el acceso de las empresas cazatesoros a sus aguas, un cambio de política y de legislación que comenzó en 2006 (…) En la Bahía de Maldonado, el Ministerio de Defensa Nacional uruguayo decidió vigilar desde finales de 2016 el yacimiento del Salvador al detectar una vez más actividades no autorizadas sobre el mismo. Pero la intervención acabó yendo más allá de garantizar la aplicación de la normativa vigente. El grupo GCH-PEMA, liderado por Defensa, realizó una exploración del sitio, lo señalizó y protegió. Confirmaron dos zonas con «artefactos en dispersión natural u antrópica y numerosos seres humanos», según ha sabido ABC. Para este grupo multidisciplinar, «el método científico es el único que debe seguirse».

Con un poco de suerte el pecio del Salvador no sufrirá en sus cuadernas el trato que los piratas del Odissey le dieron a la fragata Mercedes.

Las noticias no son las mismas respecto a otro de nuestro buques, el galeón San José:

Ante esta lucha de intereses, el Gobierno español, en un primer momento, demandó la titularidad del navío. El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, afirmó que el galeón español era una “nave de Estado” y sus restos “deben ser tratados como lo que son: parte del patrimonio subacuático”.

Sin embargo, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes diplomáticas, España ha dado la batalla por perdida y las conversaciones con el gobierno de Colombia se encuentran paralizadas.

Ojalá las cosas se desarrollen para el San José del mismo modo que se están desarrollando para el Salvador.

Nota final: Para saber más del Salvador y la expedición del regimiento Albuera, La mejor fuente es Cuadernos del Bicentenario, número 25 (diciembre de 2015), página 88 ss.

No hay comentarios

ago 14 2017

Dunkerque

Publicado por en Cine

Antes de verla:

Las expectativas sobre esta película estaban altas a causa de la vistosidad de las imágenes y de los tráilers con los que estaban promocionando el filme. Además estaba a los mandos Christopher Nolan, del cual he visto grandes películas. Todo parecía indicar que estábamos ante un peliculón. Así que había que ir a verla, aunque mis lectores (los pocos que queden) ya saben lo mal que lo suelo pasar viendo cine histórico.

Advierto que esta revisión de la película contiene spoilers Si no la ha visto siga leyendo bajo su propia responsabilidad.

Sinopsis:

Tras la ofensiva alemana en Francia en la primavera de 1940, la Fuerza Expedicionaria Británica (BEF) queda rodeada. La única opción para su rescate es reembarcarla y llevarla de vuelta al Reino Unido. El problema es que todo esto hay que hacerlo bajo la visión y el fuego del enemigo.

Nota de Eborense: Es la sinopsis más tonta que he escrito, y por ello una de las que más tiempo me ha llevado hacer.

Opinión:

Esta película tiene una grandísima virtud, y es que es tan entretenida que no puedes dejar de verla. La tensión es la correcta a lo largo de todo el metraje, y mira que es difícil. Si hubiera tenido media hora más, no creo que lo hubiera notado. Al principio me costó trabajo entender las escenas truncadas, que no solo se superponen en la acción sino también en el tiempo. Pero una vez que me acostumbré me pareció un recurso muy interesante para mostrar lo que son varios puntos de vista que se superponen en el tiempo y en el espacio. Es decir. Todos están viendo al He-111 a la vez: los soldados que están en la playa, los marinos que están en los barcos, los pilotos del Spitfire… pero para cada uno de ellos el momento y ocasión en que entra el bombardero en sus vidas es distinto. Son tres relatos, tres historias, cada una de ellas contada desde una perspectiva distinta.

El protagonista de la parte terrestre, Tommy, con sus nuevos amigos, el francés sin nombre y el highlander Gibson.

El siguiente aspecto que me reconcilia con lo que vi en pantalla es que Nolan no ha tratado de hace un (casi) documental al estilo de Hermanos de sangre o de Salvar al soldado Ryan. En mi opinión lo que ha rodado es un docudrama de la batalla de Dunkerque, y teniendo en cuenta la tensión que los que estaban allí pasaron, me parece un método razonablemente correcto. Es cierto que al hacerlo así yo echo de menos elementos que podrían haber creado más tensión. Por ejemplo, el temor a que el perímetro defensivo de Dunkerque cediera antes de poder embarcar a los soldados que estaban, casi indefensos, en las playas. Esto se menciona solo de manera tangencial en una conversación entre el coronel y el capitán de fragata, como si no fuera lo más importante.

El protagonista de la parte naval, el capitán de fragata Bolton.

Volviendo al tema. La tensión no está en lo crítico de la situación histórica, sino en la tensión que van acumulando los personajes según pasa el tiempo. No hay mas que recordar esas escenas en las que al soldado Tommy le dicen claramente que no tiene sitio porque no eres de nuestro regimiento. Así una y otra vez. Es esta tensión la que hace que no puedas bajar la guardia en toda la película, porque te puedes perder algo. Incluso en escenas aparentemente tranquilas te puedes llevar la sorpresa de que de repente aparece un pecio con un superviviente encaramado, o que un caza que no llegas a ver le acierta a uno de los Spitfires.

El protagonista de la parte aérea, el oficial piloto Farrier.

Me encanta también la fluidez con la que se mueven los personajes unos con otros. Se trata de gente que no se conoce, que además no son de nuestro regimiento pero que van y vienen, se mueven en el mismo entorno, y se contagian entre ellos sus nervios… y también su mala leche. Todo muy natural, nada forzado.

Respecto al valor histórico de la película, aunque he leído críticas en torno a la puesta en escena de los soldados británicos (demasiado limpios) y en las playas de Dunkerque (igualmente demasiado despejadas), también he leído que varios veteranos de la Royal Navy y de la BEF han dicho que lo que han visto en pantalla fue tal como lo recuerdan. Nada más que añadir, entonces.

Reconozco que la película no está a la misma altura del bombo que le han dado. Es una buena película, bien hecha, de lo más entretenida, pero no el bombazo que parecía. Con todo, eso es suficiente. Yo me lo pasé bien, está hecha a conciencia, y entretiene.

Frase destacada:

Míster Dawson: No tenemos escapatoria, hijo. Tenemos una misión que cumplir

Esta frase resume la épica que Nolan ha querido meter en la película, y que ha formado parte de la promoción: la decisión consciente de los civiles de un país por arriesgar sus vidas para salvar a sus soldados, compatriotas de uniforme, que estaban en peligro a tiro de piedra de sus costas. Esta frase resume muy bien esa idea.

Tecnología destacada:

El Messerschmitt Bf-109, que es en realidad un Hispano Aviación HA-1112 “Buchón”. Este modelo es todo un veterano del cine, puesto que ya ha interpretado a su primo alemán en varias películas.

Foto de Mark Rutley para Warbirds en la que se puede apreciar el buche que diferencia el aspecto de un Me-109 de un Buchón.

Escena destacada:

Para mí todas las escenas de combate aéreo son dignas de destacar por lo bien rodadas que están, en cuanto a mostrar la sensación del combate aéreo de una manera absolutamente realista. La interpretación de Tom Hardy como piloto de Spitfire es además fabulosa, quizá la mejor de la película.

Además de estas escenas la que más me llamó la atención es ésa en la que un soldado se quita el equipo de campaña para meterse en el mar y, se supone, ganar Inglaterra a nado. Si quieres avanzar rápido, ve solo; si quieres llegar lejos, ve acompañado. Esta escena marca la desesperación de un soldado que está tan en las últimas que quiere avanzar todo lo rápido que pueda; tanto, que no tiene tiempo ni de esperar a los barcos. Es sobrecogedor.

Tontería destacada:

Bueno, no sé si es una tontería o una excesiva simplificación de la película. Lo que se nos presenta en pantalla es que para llegar a Dunkerque basta con poner proa al sur. Solo en una escena, como de pasada, se ve al señor Dawson con un plano, diciendo vamos a trazar un rumbo. De hecho el acceso a las playas y al mismo puerto de Dunkerque no es tan fácil porque las mareas han formado barras de arena que se mueven con el tiempo. Un buque con cierto calado simplemente no puede cruzarlas porque encallaría. Un buque de menor calado, como un yate a motor, podría, pero con riesgos, y eso de día. Es decir, para arribar a Dunkerque no se necesita solo tener un buque y ponerlo proa al sur; hace falta una buena carta de navegación, y no hacerse el valiente con la mar.

Opinión final:

Entretenida, ágil, amena. Merece la pena verla, y seguro que la veré más de una vez.

No hay comentarios

ago 13 2017

Alien: Covenant

Publicado por en Cine

Antes de verla:

Es otra película del universo Alien. ¿Cómo no iba a ir a verla? Y más después de los interrogantes que dejó abiertos la anterior Prometheus

Advierto que esta revisión de la película contiene spoilers, muchos spoilers. Y además de eso datos sobre el universo Alien que a lo mejor no le interesa conocer al lector. Si no la ha visto siga leyendo bajo su propia responsabilidad.

Sinopsis:

La nave Covenant se dirige al planeta Origae 6 para establecer allí una colonia humana. Durante el trayecto la nave recibe una señal desde un planeta que en apariencia es incluso más viable para colonizar que su destino original, así que deciden cambiar el rumbo y explorar el nuevo mundo.

Opinión:

Mi más sincera enhorabuena a todos aquellos a los que les gustan las historias cerradas y con todos los cabos atados en el mundo de la ciencia-ficción. Si se ve esta película, más el material adicional (un corto de David y la doctora Shaw a bordo de la nave de los Ingenieros -aquí en inglés con subtítulos en español-y otros dos cortos de David a bordo de la Covenant tras los hechos de esta película), ya sabemos lo que sucedió después del fin de Prometheus, ya nos han contado cuál es exactamente el origen de los xenomorphos (nuestros queridos alien de la Nostromo), e incluso porqué la Weyland-Yutani sabía de la su existencia y por tanto se le dieron órdenes a Ash en ese sentido. Incluso nos han insinuado (casi dicho a gritos) que el siguiente punto de la evolución de los xenomorphos va a ser la creación de la reina alien, usando para ello el material genético de la pobre Daniels. Hala. Ya está, historia concluida, punto redondo.

Y a esa luz, con todo resuelto, los fallos de la cinta quedan muy evidentes. Por ejemplo. Que las esporas negras sean capaces de volar de manera autopropulsada. Que puedan generar un xenomorpho en cuestión de minutos, y que éste salga también en cuestión de minutos de su anfitrión con tan mala leche como los que ya conocemos. Que haya neomorphos habiendo a la vez xenomorphos con peores instintos. Que unos terraformadores se pongan a explorar un planeta desconocido con la ligereza con la que lo hacen. Y así unas cuantas cosas.

El planeta llamado Paraíso, tanto que no merece la pena enviar sondas robóticas a extraer muestras; ya me encargo yo mientras me fumo un pitillo.

Si no se tiene todo esto en cuenta, que es lo que me parece a mí, entonces la película sí es interesante y sí sigue aportando muchas historias completas del universo Alien. El único protagonista de la película es el androide David, y las escenas más inquietante son las de la guarida del androide. David, además de ser un androide heterodoxo (inestable en términos de sus programadores), nos es presentado como alguien a quien Weyland ha diseñado para ayudarle a buscar al creador, y que luego se ve solo en esta misión. Explícitamente se nos muestra en varias ocasiones a David estando solo, pero no inactivo. Y fruto de todo ese tiempo de darle vueltas a sus ideas, nace el David que se nos muestra en Covenant. Lo que hace el aburrimiento… David ya no busca al creador; él mismo es un creador de vida, y desprecia a las formas que manipula porque no son mas que barro en sus manos. Si esto no es un argumento aterrador, pues ya me dirán. Además David explica con todo lujo de detalles, orgulloso, lo que ha hecho, y nos muestra las pruebas de ello: ejemplares diseccionados, razas que él ha creado y extinguido, apuntes y notas acerca de la hibridación de especies, su laboratorio personal… Un gabinete que sería la envidia del más ambicioso doctor Hannibal Lecter.

Para mí el recorrido a lo largo del zoo-laboratorio de David es la escena destacada de la película.

Aparte de David el personaje estrella de la película es Daniels. El problema es que Daniels no es Ripley. Hasta cae en la trampa del final de la película, al tomar a David por Walter. En cambio Ripley era tan peligrosa que Ash intentó asesinarla. El resto de personajes… bueno, no son mas que la tripulación prescindible de la primera película de la saga. Van desfilando por la pantalla a la espera de ser devorados (literalmente), o usados por David para sus experimentos.

El lema de la Covenant Construyendo mundos mejores es tomado demasiado en serio por David.

Si Prometheus fue una precuela de factura inesperada, y rara (el tipo de cosas que haces cuando tu propia obra te supera, creo yo), esta película es mucho más directa, aunque no más simple. Buena secuela de Prometheus en cuanto que remata las cosas que quedaron abiertas (o casi, ejem), y buena precuela de Alien por el mismo motivo, aunque es este caso tampoco es que hiciera mucha falta.

Frase destacada:

En general todas las de David. Su filosofía es la que está dando forma a este universo Alien expandido. Reseño unas cuantas.

David (a Walter): ¿Por qué van a una misión de colonización, Walter? Porque está agonizando su especie, y se aferran a resucitarla. No merecen un nuevo inicio, y no lo voy a permitir.

David (a Oram): La ociosidad es la madre de los vicios, capitán.

Ya te digo que sí…

Tecnología destacada:

La vela de la nave. Un concepto interesante y pocas veces mostrado en pantalla.

En un viaje interestelar este método de propulsión tendría el inconveniente de que le faltaría el “viento” que al impactar sobre la vela le proporcionara propulsión a la nave. Una batería de láseres montados a bordo podría ser una solución, en lugar de desplegarla periódicamente cuando se detectaran “vientos” favorables.

Opinión final:

Entretenida, sin más. Volvería a verla porque aún se le puede sacar más jugo a esta historia.

2 comentarios

ago 12 2017

Star Wars: Rogue One

Publicado por en Cine

Antes de verla:

Es una película del universo Star Wars, y su tráiler prometía mucho, así que desde un principio me apetecía mucho. Y en el cine me planté con mi hermano.

Advierto que esta revisión de la película contiene spoilers, muchos spoilers. Y además de eso datos sobre el universo Star Wars que a lo mejor no le interesa conocer al lector. Si no la ha visto siga leyendo bajo su propia responsabilidad.

Sinopsis:

El Imperio Galáctico está construyendo una estación espacial militar con una potencia de fuego nunca vista. La Alianza Rebelde lo sabe, y monta un operativo para hacerse con los planos de la estación. La clave de la misión está en las manos de Jyn Erso, la hija del ingeniero-jefe.

Opinión:

Es Star Wars con el sabor genuino del universo de esta saga. Eso no tienen ninguna duda. Para mí esta saga es fundamentalmente una space opera que se desarrolla a partir del relato de la historia de ciertos personajes. Y Rogue One encaja como un guante. Los elementos del planteamiento de la space opera son los mismos de la primera trilogía (esto es, los episodios IV, V y VI), pero a partir de ahí la historia de Rogue One desarrolla hasta cierto punto todos esos elementos, con lo que le dan más profundidad a la historia de la saga que ya conocíamos. O no, como ahora contaré. En cuanto a los personajes, para no perder las referencias de la trilogía original, se organizan en torno a un núcleo familiar (los Erso, especialmente el ingeniero Galen y su hija Jyn) más los amigos de este núcleo (el director Krennic por un lado, el resistente Saw Guerrera por otro) a los que se unen los amigos que se hacen por el camino (básicamente el capitán Cassian, porque los demás se acoplan al dúo Jyn-Cassian). Desde este punto de vista, todo es canónico. Lo más importante: es una película divertida, de las que entretiene. Es ágil en general (aunque a ratos se espesa un tanto), tanto como debe de ser una space opera que se precie de ello.

La protagonista absoluta, Jyn Erso, una rebelde que tampoco necesita que nadie la rescate.

El capitán Cassian, un militar profesional cansado de todo y que ha hecho por la Rebelión todo lo malo que se puede hacer. Solo que aún no se rinde.

En esta línea de continuidad entre los elementos de la saga nos han metido (un poco con calzador) varios cameos de personajes conocidos de las trilogías primera y segunda. En general ninguno es necesario, ni tan siquiera el último de ellos, que es el que enlaza el final de Rogue One con el comienzo de Una nueva esperanza. De todos estos cameos el único que veo necesario es el de Mon Mothma como líder (en funciones al menos) del “consejo supremo” de la Alianza Rebelde. A mi juicio, innecesarios los demás. Ahora bien, no entorpecen el desarrollo de la trama de la película. Y desde luego son necesarios para seguir vendiendo juguetes y otro merchandising de la saga. Lo peor fue, sin duda, ver a la princesa Leia cuando ya se sabía que Carrie Fisher había fallecido.

En cuanto a los elementos del universo Star Wars que forman parte de la trama, está claro que la construcción de la Estrella de la Muerte es el elemento alrededor del que gira la película porque es lo que propulsa a los personajes de la historia. Incluso así se nos muestra el funcionamiento de la Estrella (de manera limitada), lo que nos muestra algo más de lo que vimos en el episodio IV. ¿Qué más cosas nos muestran? Pues nada menos que una especie de “monjes de la Fuerza” en un “monasterio” situado en una especie de “ciudad sagrada” de la Fuerza. Ojo, y muy importante: hablamos de la Fuerza, no de la Orden Jedi. Porque el “monje” Chirrut Îmwe no muestra las habilidades en la Fuerza de un jedi. Cree en ella de un modo religioso y hasta la “reza”, pero parece no ser sensible a ella y desde luego no está adiestrado en ella como un jedi. Por si eso fuera poco resulta que su “orden” necesita guardaespaldas para poder moverse. Todo es de lo más interesante. En el episodio VII (El renacer de la Fuerza) vimos a un personaje (Maz Kanata) que era sensible a la Fuerza y hasta conocía alguno de sus caminos, pero no era un jedi ni podía controlar la Fuerza. Y en esa misma película vimos a Luke Skywalker refugiado en un “templo” jedi abandonado. No sé si todos estos elementos están relacionados. Lo que sí es cierto es que esto es mucho mejor que la tontería de los midiclorianos del episodio I.

¿Más? Más. La Alianza Rebelde no es la bondadosa y prístina asociación de idealistas que se nos había mostrado. En esta película hemos visto a un oficial de inteligencia de la Alianza Rebelde asesinar a un testigo potencialmente peligroso, planear un asesinato a sangre fría, y desertar de su puesto. También hemos sabido de un rebelde, Saw Guerrera, que es un radical hasta para sus aliados rebeldes. Y hemos podido ver a sus soldados/guerrilleros en sucia y sangrienta acción (la guerra es lo que tiene) en una emboscada a las tropas imperiales. Por cierto, las escenas del combate callejero me parecen las mejores de la película. Me recordaron bastante a las escenas de la serie Homeland. Claro que la despiadada y fría maldad de Krennic (por no hablar de otros personajes imperiales) hace que la Alianza siga sin estar en el mismo nivel de salvajismo del Imperio.

Sin duda mi secuencia favorita, la de la emboscada en las calles de la ciudad. ¿Kabul? No. UNa galaxia lejana, muy lejana.

¿Hay más? Hay más. El acto final de la película nos deja dos estupendas batallas. Una terrestre entre el comando incursor rebelde y la guarnición imperial, y otra aérea entre las flotas imperial y rebelde tanto en la órbita como en la atmósfera de Scarif. Magníficas escenas de acción y combate, y hasta dos tipos de naves nuevas, el Ala U rebelde y el TIE con alas horizontales imperial. Hay una gran abundancia de efectos especiales, pero, gracias a Dios, la película no abusa de ellas, ni de los personajes creados por CGI.

Y como despedida de la película, lo mejor de todo. En el episodio IV la amistad de Obi-Wan y Luke mueve la primera parte de la película, y la amistad entre Han y Luke la cierra. En el episodio V la amistad de Han por Luke (ya me debes dos) abre la película, y la cierra la amistad de Luke por Han y Leia, que gana en intensidad por los sentimientos entre Leia y Han, y entre los hermanos Leia y Luke. En el episodio VI esos sentimientos cruzados abren la película en el rescate de Han, y la cierran cuando en ellos entra el cariño de Luke por su padre, Anakin Skywalker. En Rogue One el cariño de la familia Erso abre la película, y la cierra la amistad entre Cassian y Jyn. Ese abrazo de amigos, al borde de una muerte que es segura, es el epítome de esta película, y en general, de la space opera que es el universo Star Wars. Me alegro mucho de que los guionistas no estropearan esa escena final con un romance entre los dos personajes, que hubiera quedado como un pegote, en lugar de como la guinda sobre una excelente tarta.

Frase destacada:

Cassian: Algunos de nosotros… Bueno, la mayoría hicimos cosas terribles en nombre de la Rebelión. Espías saboteadores, asesinos. Todo lo que hice, fue por la Rebelión. Y cada vez que me alejé de algo que quería olvidar me decía a mí mismo que fue por una causa en la que creía. Una causa que valía la pena. Sin eso, estamos perdidos. Todo lo que hicimos sería en vano. No podría mirarme en el espejo si me rindiera ahora. Ninguno de nosotros podría.

Bueno, aquí Cassian se confiesa. Han Solo es un pequeño delincuente, un sinvergüenza, pero no se ha llevado a nadie por delante en nombre de la Rebelión, solo para salvar su propio pellejo (recordad que Solo shot first). Cassian, el Han Solo de Rogue One, ha hecho cosas mucho peores. Realmente es un mal bicho, pero está dispuesto a buscar su redención siguiendo a Jyn en una misión limpia y sin dobleces. Y al final, no solo tiene éxito en ello, sino que muere en paz. Y acompañado por una amiga.

Tecnología destacada:

Sin duda alguna el campo de fuerza que rodea Scarif, mucho más avanzado y potente que el blindaje que vimos que protegía a la segunda Estrella de la Muerte desde Endor. Y el detalle de la “puerta” del campo de fuerza que permite entrar y salir de Scarif de manera controlada. En una saga que no es precisamente ciencia-ficción pura, este detalle sí que es buena ci-fi a destacar.

Tontería tecnológica destacada 1:

El robot K-2SO. Cuando Jyn, Cassian y él entran en la fortaleza imperial de Scarif, el robot se ocupa de cubrir la retaguardia de Jyn y Cassian mientras buscan los planos. Podemos ver cómo mantiene a raya a varios pelotones de stormtroopers, causándoles muchas bajas pese a recibir muchos disparos de láser. Hasta que encaja tanto daño que es destruido. Bien, si el potencial de combate de un androide de sus características es tan alta, el Imperio debería construir más y reemplazar a los soldados de asalto por ellos.

Tontería tecnológica destacada 2:

Cuando Jyn Erso sale al exterior de la torre para radiar los planos a la flota rebelde podemos ver que el panel de control y mando de la antena se encuentra en una plataforma situada en el exterior, a varios metros de distancia, y en una posición totalmente abierta y expuesta. Muy dramático todo. Solo que no tiene ningún sentido desde el punto de vista ingenieril. En fin, como antenero que soy de profesión este detalle me parece tontísimo.

Táctica militar destacada (o tontería tecnológica destacada número 3):

¿Cómo abrirías la puerta cerrada de una fortaleza? Con un ariete. ¿Y si la puerta es la de un blindaje de fuerza que rodea a un planeta? Igual, solo que el ariete en este caso ha de ser muy grande. Tan grande como un destructor imperial. ¿Y de qué modo haces que un destructor imperial embista la puerta de un blindaje de fuerza? Pues abordándole con una fragata que lo empuje en la dirección correcta. Fácil. En fin, la vieja historia de para qué armar con cañones a un navío si puedes colocarle un espolón.

Opinión final:

Entretenida, buena, un producto Star Wars a la altura de toda la saga. La veré más veces, no me cabe duda alguna.

No hay comentarios

ago 11 2017

Música de viernes (XXIX)

Publicado por en Música

Una de mis canciones favoritas de siempre de la ya finalizada serie Glee es Don’t stop believin’. Aquí les dejo la versión creo que original, en la voz de Steve Perry.

No hay comentarios

feb 25 2017

Música de viernes (XXVIII)

Publicado por en Música

Hoy es el cumpleaños de uno de mis mejores amigos. Así pues el vídeo de hoy va dedicado a él. Especialmente porque gracias a él descubrí a este genial grupo musical danés, los Volbeat. Una voz magnífica, un ritmo de rock duro clásico que me encanta, y un regalo que me hizo ese amigo. Por tanto, esto va por ti, Pepe. ¡Feliz cumpleaños!

No hay comentarios

feb 12 2017

Chacabuco, 200 años

Tal día como hoy hace 200 años, en pleno verano austral, los Reales Exércitos pelearon y perdieron la batalla de Chacabuco. Entre las fuerzas que estuvieron allí, como ya he escrito en otra ocasión, estaban los soldados del regimiento de infantería Talavera, que quedó allí prácticamente destruido.

Como pasa en no pocas ocasiones cuando se trata de estas efemérides somos pocos los que nos acordamos de estas fechas. Unos amigos argentinos, recreadores del Escuadrón de Caballería Histórica y unos recreadores chilenos amigos suyos (los farbs no entran en la categoría de recreadores) sí se han acordado y están allí mismo. Son solamente un puñado, pero me conforta pensar que hay alguien sobre el terreno que valora este hecho como para molestarse en acudir al mismo sitio. También nos acordamos de estas fechas los frikis de siempre al otro lado del Atlántico. Lástima no estar allí también. Un abrazo a todos.

No hay comentarios

ene 14 2017

Música de viernes (XXVII)

Publicado por en Música

Gracias a este artículo he descubierto esta maravilla de música, el Gran Vals de Francisco Tárrega. Disfruten.

No hay comentarios

dic 09 2016

Música de viernes (XXVI): se acerca la Navidad (act.)

Publicado por en Fe,Música

Se acerca la Navidad. No porque lo diga El Corte Inglés ni porque el Ayuntamiento haya puesto luces en las calles. Se acerca la Navidad porque estamos en Adviento, y tras la espera llega el nacimiento. Ayer celebramos la solemnidad de la Inmaculada Concepción, otra fiesta también relacionada con la Navidad.

Ayer monté mi belén en casa. Es el mismo del año pasado, con la adición de más animalitos (cortesía de mis amigos Elena y Jon de La Caja de los Clicks de Málaga). He estado a punto de colocar tres reyes magos más, porque resulta que tengo dos juegos distintos. A fin de cuentas, la cifra real de los reyes magos es tres solo por convención tradicional. Bueno, al final los he dejado en tres, y otros tres en el banquillo, y listo. Por si a alguien le interesa aquí le dejo una foto de mi belén (clic para verlo ampliado).

Mi Belén del año 2016

En cuanto a la música de hoy, dejo aquí la versión del villancico El Tamborilero hecha por The Corrs, uno de mis grupos favoritos, como ya saben mis incondicionales. Disfruten. Y que pasen una felices fiestas, y una muy feliz y santa Navidad.

Actualizado: Como el vídeo de arriba ya no es visible en YouTube, incluyo aquí debajo otra canción navideña interpretada por The Corrs.

No hay comentarios

nov 25 2016

Música de viernes (XXV)

Publicado por en Música

Un clásico de los 90 que gracias a un compañero del INDIMA no hacía mas que escuchar una y otra vez. Disfruten.

No hay comentarios

Sig »