Archivo de la categoria 'Historia'

nov 12 2016

Enlace del día (XXXVI): archivos de la Guerra Civil en Rusia

Publicado por en Historia,Historia Militar

Gracias a esta noticia me he enterado de que Rusia ha digitalizado varios miles de documentos relativos a la Guerra Civil española, específicamente sobre la historia de las llamadas Brigadas Internacionales del Ejército Popular de la República. El enlace a la página principal del archivo ruso está aquí.

En un primer vistazo la información es de lo más interesante, puesto que incluye (por ejemplo) revistas editadas en campaña para uso interno de los brigadistas. Ahora bien, las he pasado canutas para navegar en ese portal. El que parte del portal esté en ruso (idioma que no hablo) no me ayuda, y no sé si es preciso crearse un usuario para poder navegar mejor. Además hay enlaces que me llevan a destinos raros, esto es, otros documentos del mismo fondo, pero que no son los que originalmente se me presentaban.

En cualquier caso, material interesante y posiblemente inédito en su mayor parte. Que lo disfruten

No hay comentarios

sep 23 2016

Explorando la fragata “Mercedes”

Publicado por en Historia

Ya he hablado en otras entradas de la fragata de la Real Armada Nuestra Señora de las Mercedes (más aquí y en los enlaces relacionados). Hoy he leído una noticia que me ha llenado de alegría. Contrariamente a lo que yo pensaba parece que el yacimiento arqueológico de la Mercedes sí existe y además está siendo explorado como se debe:

El Ministerio de Cultura hizo públicas hace unos días unas imágenes de los trabajos de la primera campaña.

Magnífica noticia, que puede leerse completa aquí. Con todo, el paso de los ladrones piratas saqueadores no ha sido en vano:

Lo que sí permiten esas imágenes de 2015 es denunciar los daños causados por Odyssey al yacimiento durante la extracción de 600.000 monedas, una valoración que, paradójicamente, no se ha hecho pública. Se aprecian estrías en el yacimiento y se sabe por el juicio en Tampa que reunían las monedas en grandes cajas que arrastraban con el ROV Zeus. ¿Cuánto daño hay en el yacimiento? ¿Se valorará y se hará algo con esa información? De momento no se ha dicho nada.

Lo que queda del pecio, gracias a Dios, está siendo estudiado para que forme parte del patrimonio histórico y cultural de la Armada y de España toda.

No hay comentarios

abr 24 2016

El regimiento “Talavera” en América: uniformes

El sábado pasado terminé mi entrada con las siguientes palabras:

(…) Los uniformes de esta unidad están en la obra de Luqui Lagleyze y Manzano Lahoz, como ya escribí. He visto que hay otras interpretaciones del uniforme de este regimiento. No tengo argumentos para rechazar los uniformes reflejados en la obra de Luqui Lagleyze, así que me sigo quedando con ellos.

La solución la tenía delante de mis narices, pero me costó encontrarla. Estaba, cómo no, en el libro Los Realistas 1810-1826 de Julio Mario Luqui Lagleyze y Antonio Manzano Lahoz. En la p. 46, citando el trabajo del historiador chileno Nicanor Molinaré, el uniforme era:

Casaca corta de paño azul turquí, solapa anteada, vuelta, cuello y charreteras verdes, los forros de la casaca colocados del modo que las vueltas de las colas aparecían del mismo color. Los botones blancos con el letrero “Talavera”. Usaban chaleco y calzón blanco con botín de paño negro, hasta por encima de la rodilla, las mochilas eran de brin, y un airoso y alto morrión con un león al frente cubría su cabeza.

Éste es el uniforme con el que les equiparon en Cádiz y desembarcaron en El Callao. Tras la batalla de Rancagua (1 y 2 de octubre de 1814) fue reorganizado el regimiento, y reequipado con los uniformes verdes ya mencionados en este blog. Poco les duró la uniformidad gaditana, un año casi exacto. Aunque habría que ver en qué estado estaban los uniformes tras la travesía a América.

La descripción citada no menciona si el morríón (chacó de estilo francés) estaba galoneado o no. De haberlo estado, el galón sería del mismo color del botón. El color del botón indica también que la presilla de la escarapela sería plateada. No dudo de que el morrión llevaría escarapela roja, seguramente al frente, pero no se indica nada del plumero, por lo que cabe la posibilidad de que no llevara. Otro detalle curioso (que el propio libro citado indica) es que el chacó llevaba un león al frente, como se reglamentó en 1811 en esa uniformidad de estilo inglés que apenas se usó. Lo normal hubiera sido que llevara placa al frente con el nombre del regimiento o las armas reales abreviadas, pero aquí claramente se habla de un león. Pudiera ser, insisto. Un último detalle. Se dice claramente casaca de color azul turquí. El turquí es el tono de azul más oscuro de todos, más que el azul marino. No era (antes al contrario) un color inhabitual en las casacas de la infantería española.

En la obra citada se habla de que este uniforme es idéntico al que luego, en 1815, sería reglamentado para el regimiento Vitoria, del que el Talavera sería el gemelo en América. Si nos vamos a El Ejército de los Borbones, tomo 5, de Gómez Ruiz y Alonso Juanola, la uniformidad del regimiento Vitoria reglamentada el 2 de marzo de 1815 es:

Casaca azul turquí; solapa anteada; vueltas, cuello y hombreras verdes; forro encarnado; vivos, ojales de la casaca y botón, blancos; chaleco y calzón, blancos; Botín de paño negro largo, pantalón ancho azul turquí y otros de lienzo blanco, con medios botines.

Las diferencias son obvias. Aparte del hecho de que, según Luqui Legleyze, para principios de 1815 ya no llevaban la uniformidad “gemela” del Vitoria”.

No hay comentarios

abr 23 2016

El regimiento “Talavera” en América

Recibí hace no mucho tiempo el número 25 de Cuadernos del Bicentenario, la magnífica obra del Foro para el Estudio de la Historia Militar de España. En este número viene un artículo firmado por José Luis Meije Amézaga titulado Tropas peninsulares en América en los primeros años de los levantamientos. Como mis conocidos se pueden figurar, me lancé enseguida a localizar los datos del regimiento Talavera que embarcó para la España del otro hemisferio. Y allí estaba, en la 4ª expedición de 1813:

En los últimos meses de 1813, con la práctica retirada del grueso del Ejército Imperial del territorio español, luego de ser derrotado el enemigo en Vitoria y San Marcial, se intensificaron los preparativos destinados a acabar con las revoluciones en toda Hispanoamérica. Desde principios de año se conocían las noticias sobre el repliegue del Ejército Real que operaba en el Alto Perú bajo el mando del general Goyeneche, repliegue provocado por los reveses sufridos en Tucumán el 24 de Septiembre de 1812 y el Salta el 20 de Febrero del siguiente año, lo que obligaba a afrontar urgentemente la situación (…)

Se designó como fuerza principal al batallón de Infantería “Talavera”. Una vez más, las cifras del total expedicionario y del “Talavera” en concreto, varían según los diferentes autores; según la “Comisión de Reemplazos” supone 1473 hombres, de los que 63 eran oficiales, sin diferenciar entre las Armas.

Julio Albi indica que la fuerza enviada era de 1353 hombres de Infantería, de los que 62 eran oficiales, especificando que unos 800 pertenecían al batallón “Talavera” y otros 50 hombres, de los que 1 era oficial, eran artilleros, estimando que el resto deberían ser cuadros.

Clonard supone para “Talavera” una fuerza de 819 hombres, con toda probabilidad refiriéndose únicamente a clase de tropa. Un destacado historiador chileno afirma a su vez que el total de fuerza de Artillería era de 200 hombres, y que el contingente del batallón “Talavera” era de 734 plazas. Por su parte el virrey Abascal en su “Memoria” en cuanto a la llegada de tropas peninsulares: “recibo el primer socorro de 734 hombres de que se compone el regimiento de Talavera, y 100 artilleros transportados por el Cavo…”.

Los documentos oficiales del “Archivo Naval” español facilitan datos concretos sobre el tema. En principio se pretendía enviar una poderosa fuerza de Infantería y 200 artilleros, pero los problemas de financiación obligaron a alterar las previsiones, disponiendo que el total de la expedición no debía superar los 1000 hombres.

El batallón “Talavera” había sido creado en el Arsenal de La Carraca (Cádiz) el 1 de Octubre de 1813, constando de 8 compañías con una fuerza teórica de 1000 hombres, si bien parece que nunca llegó a superar los 800. El 16 de Noviembre de 1813 fue nombrado su jefe el coronel Rafael Maroto. Se constituyó en base a restos de varias unidades (…).

Habiendo comenzado el embarque de las tropas el 22 de Diciembre, finalmente zarpan los buques el día 25.

(…) fondeaba en el mismo [el puerto de El Callao en Perú] el 24 de Abril de 1814. Durante la travesía había muerto de escorbuto un soldado del “Talavera”, habiendo caídos enfermos otros 17, citándose otros 3 fallecidos por accidente.

Una pieza más a añadir a lo que ya conocía de esta unidad que llevaba el nombre de Talavera; la primera unidad, además, en portar ese nombre. Como ya he comentado la bandera de este regimiento fue tomada en la derrota de Chacabuco y se guarda actualmente en San Juan (Argentina). Los uniformes de esta unidad están en la obra de Luqui Lagleyze y Manzano Lahoz, como ya escribí. He visto que hay otras interpretaciones del uniforme de este regimiento. No tengo argumentos para rechazar los uniformes reflejados en la obra de Luqui Lagleyze, así que me sigo quedando con ellos.

No hay comentarios

dic 20 2015

De buque a buque

Publicado por en Historia,Historia Militar

En otras entradas de este blog ya he hablado de la situación en que los ladrones piratas saqueadores del Odiseey dejaron el pecio de la fragata Mercedes. Ese yacimiento no existe porque fue destruido para extraer todos el oro posible. Si quieren leer algunas pequeñas novedades tras ese artículo, aquí y aquí hay más información.

Pues bien, apenas se ha posado el polvo sobre este asunto, nos encontramos con otro caso parecido, el del galeón San José, hundido en 1708 en uno de los combates habidos en América a causa de la Guerra de Sucesión. Aquí una noticia del hallazgo y el comienzo de la polémica, y aquí una historia resumida del litigio por el descubrimiento y propiedad del pecio.

La situación ahora mismo es de jaque mutuo. España no tiene la capacidad para explorar el pecio, o recuperarlo, porque se encuentra en aguas territoriales de Colombia. Enviar buques, aunque sean desarmados, sin permiso del Gobierno colombiano, sería interpretado probablemente como un acto inamistoso, dado que este Gbierno ya ha hablado de propiedad del mismo. Pero, por otro lado, aunque el Gobierno de Colombia de ponga estupendo, el San José era un buque de guerra de la Real Armada, y por tanto era, y sigue siendo, propiedad del Reino de España. El argumento de que en 1708 Colombia y España eran una misma nación o Estado es irrelevante, porque el Estado que es el sucesor de la España de 1708 es la España de 2015. El dueño del galeón sigue siendo el mismo. debatiendo sobre este asunto en mi perfil de Facebook un amigo (Amador Tenorio) apuntó la siguiente información:

En la página derechomarítimo.info, hay un interesante artículo del que destaco estas líneas, muy en consonancia con la opinión de José Manuel:

“Los buques que ondean la bandera de un Estado se encuentran bajo la jurisdicción de ese Estado[12], independientemente de la nacionalidad del propietario registral del mismo. El Estado del pabellón posee por lo tanto jurisdicción no sólo sobre sus buques de Estado, sino también sobre los buques mercantes que ondean su bandera. Al mismo tiempo, el ribereño podrá regular dentro de los espacios sometidos a su jurisdicción las actividades de los buques de terceros países. En todo caso, las costumbres del Derecho Internacional reconocen que los buques de guerra y los buques de Estado operados con fines no comerciales, están provistos de inmunidad frente a las autoridades del ribereño[13] y aunque las normas sobre inmunidad del Estado son esencialmente consuetudinarias, la codificación del Derecho del Mar contiene disposiciones dispersasal respecto[14]. El problema en este punto reside en saber si es posible aplicar el principio de inmunidad soberana a los buques de Estado que yacen en el fondo del mar; éste principio sólo podrá ser invocado cuando el Estado detenta la propiedad sobre el pecio. Si el Estado abandona la propiedad, entonces el principio de inmunidad soberana dejaría de tener razón de ser. Determinar el momento del abandono del buque puede resultar problemático puesto que ni existe derecho positivo ni costumbre internacional que aborden la cuestión y la práctica estatal sobre este tema no es demasiado consistente. Se han propuesto dos teorías respecto a la forma del abandono: el que se realiza mediante un acto expreso y el que se consolida a través de los hechos, es decir de forma tácita, en donde se incluye el transcurso del tiempo[15]. Por lo tanto, los buques de Estado naufragados considerados como res vacuae possesionis no pueden ser objeto de adquisición de propiedad; es necesario que además se considere vacuae domini. Es preciso que exista una intención de abandonarlas por el propietario, puesto que no bastaría con la pérdida de su posesión material”.

En el caso del San José no ha habido renuncia a la propiedad por parte de su dueño. Pero, es más, es que España puede alegar una lista de precedentes en los que ha litigado por conservar la propiedad de sus buques hundidos, el más reciente el de la Mercedes. Incluso tiene España una carta que jugar: la de declarar el buque hundido como tumba subacuática, puesto que era un buque de guerra. En esas condiciones nadie puede tocar nada de lo que haya en él.

La posición del Gobierno español es meridianamente clara, como puede leerse aquí. La solución al conflicto podría realizarse de acuerdo a estos principios:

Hay una oferta en firme [por parte del Gobierno español, nota de Eborense] para participar en el diseño del proyecto del San José, basado en la preservación «in situ» del pecio, con el fin de que si se tiene que hacer cualquier tipo de intervención, se vincule a un centro de interpretación y salvaguarde el carácter público del patrimonio. El Arqua y las universidades españolas estarían encantadas de participar en un proyecto así.

Ojalá sea así. Yo seguiré informando según vayan saliendo más noticias al respecto.

Finalizo con un enlace en el que pueden leer algunas pinceladas sobre la construcción del San José y su historia anterior a 1708. Lamento de este artículo que el tono sea tan marcadamente local y comarcal. A fin de cuentas, está publicado en un diario de prensa regional.

Añadido: Menos mal que nuestra Armada es posiblemente la mejor documentada del mundo. Lo que ya es mérito teniendo en cuenta que sus responsabilidades abarcaron más de medio globo durante siglos..

No hay comentarios

ago 27 2015

El yacimiento arqueológico de la fragata “Mercedes”

Publicado por en Historia

Ya hablé hace tiempo de la situación de la fragata de la Real Armada Nuestra Señora de las Mercedes, hundida en 1804 sin que hubiera declaración de guerra de por medio. La historia completa pueden seguirla, en orden cronológico, aquí, aquí y aquí. Afortunadamente, el botín que los piratas querían robarnos a los españoles está ahora en poder de su legítimo propietario. Yo pude ver parte de dicho material en el Museo Naval de Madrid y en el Museo Arqueológico Nacional. Pero, gracias a Dios, la historia no ha terminado en este punto.

Resulta que recientemente se ha realizado una expedición arqueológica para ver el estado del pecio de la Mercedes después de que los piratas lo encontraran y arramblaran con todo para hacerse con el oro. Más claro, el agua clara:

El objetivo de la misión era comprobar el estado en el que había quedado el pecio tras el expolio de la empresa estadounidense Odissey en 2007

Para mí es una gran alegría que alguien del Gobierno haya pensado en seguir la pista de la Mercedes para darle a sus restos el trato que se merece conforme a su situación. Gracias a ello no solo el oro está en manos de su legítimo dueño, sino que además las próxima exposiciones sobre esta fragata tendrán material de primera que acompañe al oro:

Ocho años después de que la empresa norteamericana Odyssey Explorer expoliará la fragata española Nuestra Señora de las Mercedes, una expedición de científicos del Museo Nacional de Arqueología Subacuática (Arqua) de Cartagena y del Instituto Español de Oceografía (IEO) ha explorado por primera vez el barco a 30 millas de Cádiz. Del pecio, hundido el 5 de octubre de 1804 en la batalla de Cabo de Santa María, se ha recuperado un cañón de bronce y once piezas más de alto valor arqueológico, según han informado esta mañana el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y el director de la campaña Iván Negueruelo.

Los objetos recuperados han sido elegidos por el peligro de su desaparición, su fragilidad y porque permitirán documentar aspectos de la vida a bordo de la fragata, hundida a 1.136 metros de profundidad,. Es más, Cultura ya había dejado claro que esta expedición no perseguía recuperar más tesoros. Aun así, también se han descubierto en la fragata, de la que no queda madera, 21 cañones de hierro muy oxidados, 148 de los 800 lingotes de estaño, dos culebrinas y tres anclas, entre otros. Ahora serán restaurados en las instalaciones del museo murciano, para posteriormente ser expuestos junto a una película en muy alta definición, quese dará a conocer dentro de unos días para que el público conozca con detalle lo que se halla actualmente en el fondo del mar donde se encuentra la fragata.

Este pedazo de historia de España no se merecía menos. Y, por si fuera poco, alguien ha decidido que, puestos a hacer las cosas bien, había que hacerlas muy bien:

Una placa depositada a 1.138 metros de profundidad en el lecho del océano Atlántico, frente a las costas del Algarve portugués, recuerda ahora a los más de 265 tripulantes y pasajeros de la fragata española Nuestra Señora de las Mercedes, hundida por los ingleses el 5 de octubre de 1804 cuando intentaba arribar a España con una valiosa carga. El gesto no solo pretende honrar a las víctimas de una infamia (la fragata se fue a pique tras la firma del tratado de Amiens con los ingleses) sino que supone un salto cualitativo en la manera de tratar los yacimientos arqueológicos subacuáticos que el Gobierno español quiere poner como ejemplo en los foros internacionales.

No tengo porqué ocultar que me emocioné al leer esta noticia. Los que me conocen y leen este blog ya lo habrán adivinado antes de escribir nada. ¡Ojalá cunda el ejemplo de esta expedición! Porque España es la nación que más pecios tiene a lo largo y ancho del mundo, en todos los océanos. Hasta en el Antártico, nada menos. De acuerdo a las palabras del ministro de Cultura (el éxito es un acicate para continuar) parece que lo de la Mercedes es el primero de lo casos que se van a dar desde ahora para estudiar, proteger, y recordar el patrimonio histórico de nuestra nación asociado a la memoria de la Armada y sus buques perdidos. ¡Ojalá!

¿Quieren saber más de la Mercedes? Vayan a esta página web y soliciten la descarga gratuita del catálogo de la exposición. Solo lamento que este PDF no esté también en inglés para que los piratas bucaneros ladrones cazatesoros anglosajones no puedan alegar excusa alguna para no leerlo.

No hay comentarios

sep 17 2014

Novedades en este blog, 17 de septiembre

Publicado por en Eborense.es,Fe,Historia

He hecho una pequeña limpieza en los blogs enlazados desde el mío. He eliminado tres porque ya no existen. Y a cambio he añadido uno más, el de Jorge López Teulón. Lamento decir que el formato de Religión en Libertad no permite enlazar mejor el blog de Jorge.

Jorge es amigo mío. Es sacerdote de Cristo, diocesano de Toledo. Y además ha dedicado mucho de su tiempo a desenterrar (literalmente) una parte de la historia de España, la relativa a la persecución religiosa que se desató en España a partir del estallido de la Guerra Civil. La mayor parte de las entradas de su blog son acerca de este tema. La información de sus pesquisas y hallazgos está ordenada en esta otra página web, titulada acertadamente Persecución Religiosa. No se la pierdan si quieren saber lo que está documentado sobre la represión contra la Iglesia durante la Guerra Civil. Y también tiene esta otra página, dedicada en este caso a ese titán de la Iglesia que fue el ya fallecido cardenal Marcelo González Martín.

No hay comentarios

ago 06 2014

Sir Robert Wilson, MP

Publicado por en Historia,Res publica

MP son las siglas de Member of Parliament. Al general sir Robert Wilson le correspondían esas siglas tras su nombre por ser miembro electo de la Cámara de los Comunes del Reino Unido. En calidad de tal, la carta de sir Robert que mencioné aquí, y que comenté aquí en sus aspectos militares, comienza con esta declaración de intenciones:

It is the duty of a public servant to consider that his character is connected to national honor; but you, Gentlemen, who have appointed me as one of your Representatives, who, by the gift of your free suffrages, have conferred on me the highest distinction which a member of a free state can receive, have a right to demand that I should preserve an unblemished reputation. My disgrace would be your special reproach.

Voy a usar una frase que no es mía. Una de las razones por las que me gusta estudiar historia es porque en las condiciones actuales de pérdida de ciertos valores, asquerosamente despreciados como antiguos y tradicionales pese a (o precisamente a causa de) su grandísima importancia actual, la historia muestra el hecho revolucionario de que en otros tiempos esos valores movían al ser humano.

En estas breves frases de sir Robert, éste justifica limpiar su reputación (injustamente acusado de algo que es mentira) por consideración al honor nacional y a los electores a los que debe el cargo, a los cuales se les podría reprochar haber elegido a alguien sin una reputación limpia.

Hoy en España tenemos demasiados electos cuya reputación no es que sea dudosa, es que es claramente deshonrosa. Incluso entre aquellos que por su propio oficio de político se llenan la boca (y los bolsillos) del supuesto amor que le tienen a la patria, real o inventada, pues se llaman a sí mismos nacionalistas.

Tomen todos ejemplo de sir Robert Wilson, MP, que quiso limpiar su honor por respeto a su patria y a sus votantes. Y, en consecuencia, todos aquellos contemporáneos que me miran con cierto recelo (reputación de friki) por dedicarme a estudiar hechos de hace dos siglos, y se pitorrean de mí porque encuentro en aquella época ejemplos para guiar mi vida, pueden irse un poco a la mierda.

No hay comentarios

jul 30 2014

Enlace del día (XXX): diplomacia en la Guerra de la Independencia

Publicado por en Historia

Gracias al forista Felipe FG, del grupo (ya mencionado en otras entradas) TALAVERA AYER, HOY Y SIEMPRE (sic) de Facebook, llego al enlace de los tres volúmenes de la obra de Villa-Urrutia Relaciones entre España e Inglaterra durante la Guerra de la Independencia. Aquí está el enlace en la web de la Biblioteca Nacional de España. Los tres volúmenes pueden descargarse en formato PDF. La campaña de Talavera está descrita al final del primer volumen.

Una joya, se lo digo yo. No es una obra de lectura fácil. En ocasiones es muy densa. Pero merece la pena por lo bien documentada que está. Que lo disfruten.

No hay comentarios

jun 06 2014

70º aniversario D-Day +

Publicado por en Historia,Historia Militar

Esta fotografía la hizo Robert Capa el 6 de junio de 1944. Estas espaldas son de los soldados de la compañía E del 16º regimiento de infantería de la 1ª división de infantería de los EE.UU., desembarcando en la playa Omaha. Hoy hace de eso 70 años, Si queda vivo alguno de estos soldados, debe tener más de 85 años, tirando por lo bajo.

.

.

Esta misma semana se ha cumplido el 15º 25º aniversario del fin de las protestas de la plaza de Tiananmen en Pekín. El día 4 de junio de aquel año se tomó esta famosa foto, la del “hombre de la camisa blanca”, cuya identidad es incluso hoy dudosa. Se supone que cuando el Ejército Popular barrió las protestas manu militari aquel hombre fue muerto.

.

.

Estas son dos escenas que muestra realmente lo que significa luchar y sacrificarse por la libertad cuando ésta está realmente secuestrada. Todo lo demás es cháchara de barra de bar (aunque se publique en Facebook) y lo que ahora se llama #postureo, y de toda la vida, hacer el lila.

Actualizado: El Día D relatado de hora en hora tal como fue.

No hay comentarios

Sig »