Archivo de diciembre, 2008

dic 31 2008

Fin de año

Publicado por en Televisión

No voy a ver ningún especial de fin de año de ninguna cadena. Palabra. Si me quedo ante la tele, tengo varias temporadas de Star Trek y de Galáctica para ir tirando hasta la hora que me apetezca. Hubo un tiempo en que estos especiales sí tenían interés para mí. Curiosamente, cuando la TV era monopolio del estado y sólo había dos canales y poco. Ahora, a más canales, más ganas de perder el tiempo en fin de año. o así me lo parece. De aquellos años viene uno de los mejores gags de la historia de la tele en España. Éste.

No hay comentarios

dic 29 2008

HispaLibertas (IX): ciencia

Publicado por en HispaLibertas

Nuevo artículo para HispaLibertas. Esta vez toco el tema de la energía solar, y en concreto las nuevas técnicas que mejoran la absorción de luz en los materiales de que están hechas las placas fotovoltaicas. El artículo completo, aquí.

Reconozco que aun siendo un tema interesante y de actualidad, mi enfoque es hardcore en lo científico y algo más blando en lo divulgativo. Esto es, no es precisamente una reseña fresquita (pese al frío que hace) para matar el rato. Sucede que es así como comencé a enfocar los temas de ciencia para HL, y sucede también que no encontré tema mejor y algo más sencillo de leer en estas fechas. Espero que los lectores me disculpen, y también que me ayuden, con sus críticas y comentarios, a enfocar el tono de mis artículos.

No hay comentarios

dic 29 2008

Música de lunes (XI)

Publicado por en Música

Cuando el concurso de música de Eurovisión aún era de verdad un certamen de talentos musicales y no donde los frikis van a berrear o las naciones emergentes a lucir el pabellón, a España la representó uno de los mejores conjuntos musicales de nuestra historia, y quizá la voz más bella de la música moderna: la de Amaya Uranga. Éste es el momento. Disfruten. 

No hay comentarios

dic 28 2008

Familia y educación (1ª parte)

Publicado por en Maldiciones,Res publica

En los años 60 y 70 España tenía una escuela (o sea, la enseñanza preuniversitaria, primaria y secundaria) que, fuera mala o buena, era. Tan mala no debería ser, puesto que la mayor parte de los que nos gobiernan y ocupan puestos de responsabilidad en el Ejecutivo, Legislativo y Judicial, a todos los niveles, proceden de esa enseñanza, muchos de ellos cursaron estudios superiores a partir de esa base, y no se consideran a sí mismos tarados, incultos, o mal educados.

Resultó que un mal día decidieron cargársela a cambio de nada. Lo que demuestra la inteligencia de quien reformó (o deformó) las cosas.

En primer lugar, fueron a por los profesores. Fue la fase más fácil. Azuzar envidias es sencillo en un país como el nuestro. Encontrar gente que por un cargo, un ascenso, o un lugar en la foto, estuviera dispuesto a bailar el agua y a pacer en el pesebre, es relativamente sencillo, especialmente cuando se mueve la ideología. Exacerbar las rivalidades entre categorías de docentes, diplomados versus licenciados, ingenieros versus ingenieros técnicos, catedráticos versus interinos… era una herramienta a la vez útil y de una sencillez casi insultante. 

Una vez alboratado el gallinero, con los que antes recibían (y a gran honra) el nombre de maestros ahora aturdidos, confusos, maniatados, o directamente en el redil, llegó el momento de cargarse los conocimientos. Saber se convirtió en algo mal visto, y saber mucho en un problema en las aulas. El conocimiento, la sabiduría… quedaron desterrados en favor de las “actitudes” (vaya usted a evaluarlas si es capaz de cuantificarlas) y de la transversalidad de unos valores sin columna vertebral, pies ni cabeza.

A partir de ahí el despiece de asignaturas, el vaivén de materias para arriba y para abajo, el cambiar año sí y año también los programas docentes… fue coser y cantar. Con los maestros ocupados de taponar los agujeros más evidentes, y los que no enfrascados en pillar poltrona o encontrar un lugar fresquito en el nuevo pesebre, salvar la enseñanza preuniversitaria era ya imposible. Aquello no era una batalla desesperada, sino una angustia tal como la retirada de Napoleón de Rusia o el cerco de Stalingrado.

El tercer paso es el más sutil, porque es el más importante. Sólo los padres estaban dispuestos a defender la última trinchera una vez que habían pasado por encima de los profesores, de los contenidos y de los centros. Y estaban dispuestos a ello porque no les daba la real gana de que con sus impuestos se financiara un sistema ineficiente al que enviaban a sus hijos para verlos regresar asnos. Solo que la capacidad de resistencia de los padres estaba minada de antemano por las discordias nacidas de los divorcios, de las necesidades (o así) de conciliar carreras profesionales y cuidado de los chavales, y de la confianza existente con anterioridad en los profesores, y que ahora, con el nuevo esquema, se convirtió en un falso amigo. Y se minó aún más subvirtiendo a los jóvenes contra sus padres si a éstos se les ocurría opinar algo en contra del estilo de vida que la marea a favor ofrece: follar, beber, y jugar, mucho jugar. La vida del cerdo, en definitiva. Que es una cerdada, pero muy atractiva. De tal manera que las “actitudes”, las “relaciones afectivas” y la “sociabilidad” que forman el espinazo de la nueva escuela española no toleran llamar maricón a un homosexual varón, ni hacer chistes de gitanos, pero no ven mal que al padre se le llame “viejo” y a la “vieja” (la madre) se le diga que diez o quince años de cuidar niños a tiempo parcial o completo no le da derecho a replicar con un sopapo a las impertinencias. Socavando la autoridad paterna; dando impunidad a la ofensa, la impertinencia y la burla; elevando a categoría y estilo de vida el cachondeo (el follar, el beber, y el jugar, siempre jugar); dando gato por liebre acerca de lo que es una figura paterna y hasta de lo que es un matrimonio… se destruye la familia y con ella, y más aún, las bases de la educación de los más jóvenes.

Con los programas educativos nacionalizados de facto, y la libertad de elegir centro ordenada (controlada) administrativamente so capa de la igualdad de oportunidaes, no había escapatoria. Llegó entonces la última ofensiva: arrebatarles a los padres todo control sobre la formación moral y ética de sus hijos. En eso estamos ahora.

Quiero que quede claro que tengo, por supuesto, otras razones para estar preocupado por esta situación. Pero ya con la realidad actual tengo bastante: cuanto peor las familias, peor la educación. Es evidente que cuando la ortografía y la gramática se convierten en algo “alternativo”, la historia en materia sospechosa, la lógica en relativismo, y las lenguas muertas en un lujo, quien no quiera que se lea la Biblia o se entienda el dogma de la Santísima Trinidad lleva muchos tantos anotados. Pero, sin ir tan lejos, basta ya el efecto primero: ni lenguas (vivas o muertas), ni historia, ni ciencia. Con eso es suficiente para tener tantos burros como quepan en las aulas.

Quiero que quede también claro que no creo que todo esto fuera una conspiración ideada por ningún poder oculto o en la sombra, ni que haya realmente un cerebro director tras este desastre. Basta con que de vez en cuando haya alguien que sea lo bastante caradura, tonto, o sinvergüenza como para aprovechar las circunstancias a favor de aquellos con los que comparte pesebre.

Y, en fin, que iniciativas como ésta, en tanto refuerzan a las familias, en tanto hace a las familias dueñas de sí mismas y sus destinos, conscientes de su proyección social así como de la responsabilidad asociada a la paternidad, aunque sea sólo a las que se reconocen a sí mismas como cristianas, son de gran ayuda para mejorar la pésima y cada vez peor educación preuniversitaria que existe en España.

Yo personalmente tengo otras razones para apoyar la celebración de hoy. Pero ya con lo dicho tengo argumentos suficientes.

Actualización: He corregido un poco los textos. Las prisas hacen que a veces mi mente vaya más rápida que mis dedos.

No hay comentarios

dic 27 2008

Fútbol es fútbol

Publicado por en Maldiciones

Esto es una noticia de fútbol. Esto es el delirio de un borracho.

No hay comentarios

dic 26 2008

Unidad Didáctica “Talavera 1809″: llegó su hora

Publicado por en Historia,Historia Militar

No he tenido tiempo antes para escribir acerca de la presentación de la Unidad Didáctica el pasado 23 de noviembre. Cosas de la vida y de mi otra jornada laboral, que espero contar pronto. Además, estaba cansado. Hacer tres presentaciones el mismo día, las tres con público exigente, más la cantidad de trabajo acumulado para terminar de preparar el libro, amén de la tensión acumulada hasta que se presentó este trabajo, consiguieron agotarme mentalmente, hasta el punto de preferir hacer una pausa acerca del tema. Luego, además, con todo el material de la web “Talavera 1809” listo para visualizarse, tuve aquel incidente del hot-linking (que parece ya solucionado), por lo que retrasé unos días la salida de la web. Posteriormente me he pasado unos cuantos días atento a las estadísticas del servidor para evitar que mi web se cayera y también para evitar problemas de dimensionamiento del ancho de banda. Pero no hay mal que por bien no venga: gracias a ello puedo tener una perspectiva mejor de este trabajo porque cuento ya con el “feedback” de mucha gente que lo ha leído y ha expresado su opinión.

Portada de la Unidad Didáctica

Portada de la Unidad Didáctica

Mi opinión (completamente personal) sobre las tres presentaciones es que, aparte de agotadoras (razón por la que hay que agradecer la presencia en las tres del alcalde de la ciudad, señor Rivas, y del concejal Carlos Gil), fueron las tres razonablemente bien.

En la primera, la dedicada a los medios de prensa, yo no hablé porque no me pareció que pudiera añadir nada a lo ya dicho por Paco Peñalver. Curioso. Es de las pocas veces que he estado en el estrado, en la mesa presidencial, y no he abierto la boca. Pero, en el fondo, ni falta que hacía. La Unidad se presentaba sola, y lo que había que decir ya lo aportaron los demás.

Francamente, no esperaba yo ni que hubiera tantos medios de comunicación, ni tampoco que tuvieran el interés que mostraron en esta noticia.

Incidentalmente, he de añadir un detalle que me tocó de cerca en lo personal. Uno de los periodistas me recordó la dedicatoria que hice en mi libro “Talavera 1809”, publicado por Editorial Almena. Esa dedicatoria era: “A mi padre, un talaverano sin complejos”. ¡Cuánto le hubiera gustado a mi padre haber estado allí ese día! Y a mí también. Pero no pudo ser. Espero que desde el cielo haya disfrutado incluso más aún

En la segunda presentación, la dedicada a los profesores (y en la que por tanto había que estar muy atento a los gazapos), el esquema de la presentación fue el mismo que por la mañana. Paco Peñalver se explayó un poco más, especialmente en la descripción de los materiales usados para crear los contenidos. José Luis Espinosa explicó con más detalle esa obra de arte que ha creado reuniendo el hecho en sí (la batalla de 1809) con la cerámica, que era y es una de las señales distintivas de nuestra ciudad. Y yo, que esta vez sí hablé, mencioné los elementos militares relevantes en el diseño de la campaña y en el plan de la batalla.

Portada del desplegable

La portada del desplegable de la Unidad Didáctica, que muestra el excelente trabajo de José Luis Espinosa y del Centro Cerámico.

Este asunto es importante, y no sólo porque yo sea un friki de la historia militar. La mayor parte de los profesores que conozco ni tan siquiera conocen los términos militares más simples. Ignoran cómo se organizaban los ejércitos de la época, las graduaciones militares, el armamento, las tácticas, las necesidades logísticas… Y así podría seguir un rato. Es evidente que si se quiere explicar el desarrollo de una campaña militar o simplemente de una batalla, es preciso una cierta base. Bien, esa base es la parte que más me ha ocupado a mí personalmente en la Unidad.

La tercera presentación fue la que se realizó para todo el mundo. La sala casi se llenó, por lo que pude ver. No está mal, pienso yo. Fue entonces cuando ¡por fin! Pude ver el reportaje audiovisual que grabamos en agosto, y cuyo montaje y producción se llevó la mayor parte (y los mayores disgustos) de la parte final de la Unidad Didáctica. Como para mí fue tan novedoso el vídeo como para los demás, pude verlo con “ojos vírgenes”, por así decirlo, como el resto del público. No estuvo mal, nada mal. Por cierto, tras la proyección vino la anécdota (mía) de la noche. Una señora me preguntó porqué no había intervenido yo en todo el vídeo vestido con el uniforme de época. Me hizo gracia. Le di una respuesta de compromiso (que con el uniforme completo se suda mucho, y las escenas del vídeo las rodamos en agosto), que sin ser falsa, no mencionaba que las reconstrucciones tienen un cierto valor tanto estético como histórico (cuando las cosas se hacen bien, por supuesto), pero que el abuso de ellas la transforma en teatro.

Por lo demás, en esta tercera presentación dije más o menos lo mismo que en la segunda, si bien me apoyé más en una presentación con mapas que había preparado. Mapas que, por cierto, están en los capítulos 1, 2, 3 y 4 de mi web “Talavera 1809“.

La mejor conclusión sobre este trabajo fue la que hizo Antonio Martínez de Medinilla Moro la noche del 23 de noviembre, una vez que terminó todo, con unas cervezas en la mano: “Esto dará que hablar”. En efecto, así está siendo.

La Unidad Didáctica “Talavera 1809” cuenta cosas que nadie antes ha contado. Por ejemplo, qué pasó en Talavera entre mayo y diciembre de 1808. Por seguir, qué personajes ilustres estaban en o pasaron por Talavera por esas fechas. En esta unidad se ha descrito Talavera tal como era en 1809 como nunca antes he leído que se haya descrito.

Foto de familia

Foto de familia tras finalizar las presentaciones. En el centro, el Alcalde de Talavera, señor Rivas. Los jóvenes de la foto, alumnos de Paco Peñalver en el IES “Padre Juan de Mariana”, participaron en el rodaje del audiovisual. En esta foto estamos todo el equipo de la Unidad, excepto Angustias.

Si el éxito de este trabajo puede medirse por el número de felicitaciones recibidas, el número de las enhorabuenas recibidas es para pensar que en efecto hemos tenido éxito. Si la originalidad de este trabajo es un parámetro del éxito, el que haya gente que antes de un mes después de su publicación ya esté usando este material para sus trabajos, conferencias, y exposiciones (algunos de ellos, tras haber agradecido el tener a su disposición este trabajo; otros, sin decir ni pío) ha de llevarnos a pensar que sí, que es un éxito. Si el romper fronteras (en el sentido de que este trabajo tiene un límite histórico y geográfico bien establecido por su propia naturaleza) es una medida del sexito, el que se hayan pedido Unidades desde centros docentes de otras provincias, y el que incluso haya otra nación en que hayan demostrado interés por este trabajo, es, desde luego, motivo para pensar que sí, que estamos hablando de un éxito.

Sólo por eso ya hay razones para sentirse más que contento por el resultado de nuestro esfuerzo.

Yo, personalmente, estoy contento. Más de una vez he dicho (y ahora escribo aquí públicamente) que este año 2008 ha sido mediocre en lo que se refiere al movimiento cultural que cabía esperar en torno a la Guerra de la Independencia. Sospecho que cuando se pose el polvo del tiempo, muchas obras de este año van a quedar cubiertas completamente. Esta Unidad Didáctica está por encima de la media de lo que yo he visto este año (y he visto mucho, puedo asegurarlo), además de que estoy convencido (el tiempo lo dirá) de que es de las cosas que va a sobrevivir a 2008 e incluso a 2009. Cerré mi intervención en la tercera presentación manifestando mi alegría por haber podido participar en un proyecto como aquel, y dando las gracias por haber tenido la ocasión de haber estado allí. Tal como lo sentía entonces lo siento ahora.

Más. Tres reseñas sobre la presentación.

Una, en el ABC edición de Toledo.

Dos, en el portal Universia. No es que me guste mucho la reseña, pero me hace gracia que después de haber fusilado de Wikipedia el retrato de José Bonaparte con las galas (usurpadas) de rey de España, hayan colcoado al pie “Napoleón Bonaparte”. Qué más le hubiera gustado a José…

Tres, con foto de la mesa de la primera presentación. Yo soy el primero por la izquierda. Pena que estoy mirando hacia abajo y se me ve sólo el (poco) pelo.

Y un bonus track: un artículo más reciente en que Paco Peñalver habla del fin de año 1808 en Talavera. Hace ahora justo 200 años.

No hay comentarios

dic 23 2008

HispaLibertas (VIII): ciencia

Publicado por en HispaLibertas

Desde ayer por la tarde está disponible mi última colaboración en HispaLibertas. Se trata esta vez de un artículo (más extenso de lo que suelo escribirlos) acerca de la Máquina de Antiquitera.

Esta Máquina, como ingeniero que soy de profesión, me fascina por la precisión que es capaz de conseguir, y también por la determinación de construir de manera artesanal (sin mecanización ni producción en serie) un objeto que estoy convencido de que fue caro (para la época), y cuya utilidad sólo podía apreciarla poca gente a causa de la sofisticación de su uso. Con independencia del uso que se le diera (que lo tenía), estoy convencido de que se trata más de un demostrador tecnológico que de un objeto de uso habitual. Era un ENIAC de la época, no una calculadora portátil.

Entiendo que precisamente por esta sofisticación haya quien, a fecha de hoy, lo considere un OoPArt (aunque dado el nivel de interpretación de la Máquina yo creo que ya no hay margen para considerarla un OoPArt en absoluto) de origen y manufactura desconocida. Pero no me parece que las interpretaciones de la Máquina que recurren a viajes en el tiempo, trampas deliberadas de arqueólogos con ganas de publicidad, civilizaciones imaginarias… y que en el fondo comparten todas el mismo fundamento (poca inteligencia de la historia de la ciencia, y poca capacidad de comprensión del análisis de la Máquina) tengan siquiera una pizca de veracidad. Porque en el fondo (y en la forma) eluden explicar el asunto central, que es el funcionamiento de la Máquina, y no cómo llegó a nuestros manos.

2 comentarios

dic 22 2008

Música de lunes (X)

Publicado por en Música

El mejor grupo vocal de la historia de España, Mocedades, comenzó su carrera con esta canción, el “Pange Lingua”, un himno religioso que se canta el día de la festividad del Cuerpo de Cristo (Corpus Christi). Dado que estamos muy próximos a la celebración del nacimiento del auténtico y verdadero Cuerpo de Cristo, creo que es la elección ideal para este lunes.

No hay comentarios

dic 21 2008

¡Feliz Navidad y felices fiestas!

Publicado por en General

Hace unos minutos que he enviado por correo electrónico a mis amigos mi felicitación navideña y festiva de este año. He usado la imagen que puede verse al pie de estas letras.

A todos los que por aquí pasen y lean les deseo lo mismo: feliz Navidad, y felices fiestas.

Sagrada Familia

No hay comentarios

dic 15 2008

HispaLibertas (VII): ciencia

Publicado por en HispaLibertas

Desde esta mañana ya puede verse mi último artículo en HispaLibertas. Esta vez algo menos científico y algo más político: Conflicto en la NASA. La transición en la administración gubernamental está provocando una transición conflictiva en la jefatura de la NASA. Y en riesgo, el Ares I, con el plan de retorno a la Luna detrás. Casi nada.

No hay comentarios

Sig »