Archivo de febrero, 2010

feb 28 2010

Mi vida en la red: Google Buzz

Publicado por en Telecos

Llevo usando Google Buzz desde el mismo día en que salió anunciado en mi cuenta de GMail (eborense@gmail.com). Mi experiencia desde entonces se resume en esta entrada que hoy mismo he publicado en Buzz:

He llegado a la conclusión de que Buzz no sirve como red social p2p para el seguimiento de los conocidos, al estilo de Facebook o Twitter. Ahora bien, para compartir archivos generados en el propio Google (a través de Docs, Reader o Sites), y para mantener informados a grupos (de trabajo, de amigos, asociaciones, etc.) sí tiene interés y futuro.

Y, además, refuerza el valor de GMail como herramienta de trabajo, incluso para un uso corporativo y profesional.

Aunque también tengo claro que para aquellos que ya tenemos distribuida nuestra “vida en la red” a través de página web propia, blog propio, Facebook, Linkedin, Xing, etc., incluso en estos casos el valor añadido de Buzz puede no ser excesivo.

Escrito queda. Ahora, a ver si mi vaticinio es cierto.

No hay comentarios

feb 27 2010

Lectura del día (XXVII) act.

Publicado por en Historia Militar

Hace pocos días recibí el nuevo número de los Cuadernos del Bicentenario, editado por el FEHME. Como siempre, muy interesante, pero ojo al disco, que eso no es todo.

Este número (el 6) incluye en las páginas 47 a 166 un artículo escrito nada más y nada menos que por Juan José Sañudo acerca de la batalla de Talavera. Estamos hablando de palabras mayores. No he leído este artículo a fondo porque quiero saborearlo a gusto, y hasta que no entregue un trabajo que tengo pendiente, no tendré tiempo para ello. Ahora bien, me ha alegrado mucho ver que el coronel Sañudo ha incluido entre las referencias de material primario los datos del archivo de José Luis Reneo, datos que gracias a la generosidad del dueño de los mismos pudimos usar, y publicar en primicia, para nuestro trabajo sobre la batalla. Aunque, precisamente por haber sido nostros (hasta la fecha) los únicos en haber publicado dicho material, echo en falta en el artículo del coronel Sañudo la cita a nuestro libro.

Aunque todo el contenido de este número es interesante, no quiero dejar pasar la mención a otro artículo excelente: el que firma el teniente coronel Luis Aragón, acerca del uso táctico, orgánica, y equipamiento, de la caballería francesa. Como lleva la indicación de (I), sospecho que es la primera de varias entregas que a buen seguro harán las delicias de los que disfrutamos de este tipo de detalles.

Actualización del 28 de febrero: He modificado ligeramente el texto de esta entrada para dejar bien claros dos puntos relacionados con el artículo de Juan José Sañudo. Las modificaciones en sí no tienen excesiva importancia, los asuntos de fondo, sí. Esto lo escribo por si acaso algún lector cree haber visto visiones.

No hay comentarios

feb 26 2010

HispaLibertas (XXVI): ciencia

Publicado por en HispaLibertas

Se me había pasado referenciar este artículo que he publicado en HispaLibertas. Una vez más se trata de ciencia, y en este caso concreto, examino algunos datos recientes acerca de la actividad detectada en Plutón, que nos da una imagen más dinámica (activa) de este planetoide de lo que estamos acostumbrados a considerar. Espero que guste.

No hay comentarios

feb 23 2010

Respuesta a “Brainstormeando”, 2ª parte

Publicado por en Historia

Siguiendo con el reto del amigo JdJ, esta entrada va dedicada a la Guerra Civil. Porque así, en mayúsculas, por ser la de mayor efecto en nuestra historia reciente, se escribe el nombre de la que ha sido nuestra última guerra civil, la de 1936 a 1939. No creo que haya nadie en España que no tenga al menos una referencia familiar de primera mano sobre ella, a través de un abuelo o bisabuelo. En mi caso, de mis cuatro abuelos, que eran adultos jóvenes cuando la guerra estalló, y a los que conocí siendo yo lo bastante adulto como para entender lo que decían. Bueno, y sigo conociendo, porque una de mis abuelas, a sus 94 años, está vivita y coleando, y con su cabeza en perfecto estado como para seguir recordando y contando. Algún día escribiré sobre estos recuerdos. Pero no hoy.

Bien, antes de seguir, el esforzado lector debería repasar los caveats que escribí al comienzo de la entrada anterior.

Aquí hay que escribir un caveat más, y espero de la inteligencia de los lectores que entiendan que se trata de una convención. Por “España republicana” entiendo la zona nominalmente controlada por los sucesivos gobiernos de la 2ª República. El que dichos gobiernos carecieran de algunos de los rasgos determinados por la Constitución de 1931 es irrelevante a estos efectos. Incluso, aunque en parte del territorio nominalmente administrado por dichos gobiernos usurparan los resortes de poder de los mismos, o desconocieran su autoridad, sigue siendo una cuestión irrelevante porque todos esos gobiernitos estaban unidos por un enemigo común. De la misma manera, entiendo por “España nacional” la zona controlada por los rebeldes alzados en armas, más tarde por la Junta de Generales, y más adelante por el Gobierno presidido (comandado, más bien) por Franco, ya Generalísimo. El que los españoles republicanos fueran igualmente “nacionales”, esto es, de la misma nacionalidad que los alzados, es irrelevante para esta distinción.

Por lo mismo, llamaré “tropas republicanas” a las fuerzas militares (regulares e irregulares) que peleaban en defensa del territorio controlado por la “España republicana” y “tropas nacionales” a las que hacían lo mismo respecto a la “España nacional”.

Teniendo eso en cuenta, sigo.

Sobre la Guerra Civil (1936-1939)

Prerrequisitos: conocer los hechos del reinado de Alfonso XIII (especialmente la guerra de Marruecos y la dictadura de Primo de Rivera) y de la 2ª República española.

Bloque 1: Antecedentes de la guerra.

Tema 1: La situación política a partir de las elecciones de febrero de 1936.

1.1.- Los resultados de las elecciones.

1.2.- La violencia política: las milicias armadas de partido y los brotes revolucionarios.

1.3.- Los debates parlamentarios.

1.4.- El factor religioso como antecedente de la cruzada.

1.5.- Azaña presidente y Casares Quiroga primer ministro.

Tema 2: La situación militar.

2.1.- Evaluación del estado del Ejército y la Armada a principios de 1936.

2.2.- La división entre los militares: de africanistas versus junteros a republicanos antifascistas versus facciosos.

2.3.- Los planes de golpe de Estado del general Mola y sus alianzas políticas.

Tema 3: El estallido.

3.1.- Los asesinatos del teniente Castillo y de Calvo Sotelo. Su valor como casus belli.

3.2.- El alzamiento en Marruecos.

3.3.- El alzamiento en la Península y los archipiélagos.

3.4.- Las primeras milicias de partidos.

Bloque 2: El comienzo de la guerra

Tema 1: Planteamiento y evaluación de fuerzas.

1.1.- Evaluación de fuerzas militares y navales al comienzo de la guerra.

1.2.- Los planes militares de los sublevados.

1.3.- Los planes militares de los Gobiernos de la República.

1.4.- La implicación internacional, en lo militar y en lo económico.

Tema 2: Alzamiento, sublevación y revolución en las dos Españas.

2.1.- Armas para el pueblo: revolución y suplantación del poder en la España republicana. Doble poder y multiplicidad de poder.

2.2.- La Junta de Generales y la política interior en la España nacional: la militarización de las milicias de partido.

2.3.- Balance económico de España en 1936: cómo sostener una economía de guerra.

Bloque 3: Los hechos militares de la guerra

Tema 1: La ofensiva hacia Madrid (verano y otoño de 1936).

1.1.- El cruce y el control del Estrecho de Gibraltar.

1.2.- El avance de las tropas nacionales de Sevilla a Talavera de la Reina: la táctica de las columnas.

1.3.- La reorganización militar de la España republicana: la aparición de las brigadas mixtas.

1.4.- La defensa de Madrid: los combates en la sierra de Madrid, Ávila y Segovia, el avance desde Maqueda y Toledo, la contraofensiva en Seseña, los combates por la Casa de Campo (cerro Garabitas) y la Ciudad Universitaria.

Tema 2: El frente Norte (1936).

2.1.- El avance desde Galicia hasta Oviedo.

2.2.- La ofensiva de Mola: la toma de la frontera francesa y San Sebastián. La contraofensiva del lendakari Aguirre: el ataque a Vitoria.

2.3.- Guerra naval, bloqueo, e implicación naval francesa y británica.

Tema 3: La guerra en Levante, Aragón y Cataluña (1936).

3.1.- La ofensiva sobre Aragón: Caspe, 1er Belchite, el ataque a Zaragoza y los semi-asedios de Huesca y Teruel.

3.2.- El desembarco en Mallorca.

3.3.- Guerra naval y bloqueo en el Mediterráneo.

Tema 4: La guerra en Andalucía (1936).

4.1.- La ofensiva de Queipo de Llano: toma de Huelva, avance desde Cádiz y Sevilla, y aseguramiento de Granada.

4.2.- El control aeronaval del Estrecho de Gibraltar.

Tema 5: La ofensiva hacia Madrid (otoño e invierno de 1936-37).

5.1.- Primer intento de envolvimiento: Guadalajara (en 1936).

5.2.- Segundo intento de envolvimiento: la batalla del Jarama.

Tema 6: El frente Norte (1937).

6.1.- El cambio de estrategia militar en la España nacional (primavera de 1937).

6.2.- Ofensiva en Vizcaya: la caída de Bilbao.

6.3.- Ofensiva en Cantabria: la caída de Santander.

6.4.- Ofensiva en Asturias: la caída del Norte republicano entero.

6.5.- Consecuencias de la caída del Norte: nuevo balance de fuerzas, nuevo balance económico, consolidación del gobierno de facto de Franco.

Tema 7: El frente central (primavera-verano de 1937).

7.1.- La estrategia del mando militar republicano: los contragolpes estratégicos.

7.2.- La lucha alrededor de Madrid: Guadalajara, Segovia y Brunete.

7.3.- Los combates en Aragón: 2º Belchite, Teruel.

Tema 8: El frente sur (1937).

8.1.- La ofensiva nacional: Málaga y Peñarroya. La defensa del santuario de Nuestra Señora de la Cabeza.

8.2.- El control del Estrecho de Gibraltar y la guerra naval.

Tema 9: Los frentes central y levantino (1938).

9.1.- Planes contrapuestos: nueva batalla de Guadalajara versus contragolpes estratégicos.

9.2.- Los combates y la toma de Teruel. Los combates hacia Zaragoza.

9.3.- La contraofensiva nacional: la retoma de Teruel y la batalla del Alfambra.

9.4.- Ofensiva total en Aragón y Cataluña: el corte de la zona republicana.

9.5.- El avance hacia Valencia.

9.6.- Contraofensiva republicana: las batallas del Ebro y de Don Benito.

9.7.- La ofensiva de Cataluña: toma de Barcelona y Cataluña entera.

Tema 10: El final de la guerra (1939).

10.1.- Estrategias contrapuestas: la “ofensiva final” versus las bazas militares de la República. Balance final de fuerzas y de recursos económicos.

10.2.- El golpe de Estado de Casado y Besteiro: luchas en Madrid, Alcalá y Cartagena.

10.3.- La ofensiva final.

Bloque 4: Los hechos políticos de la guerra

Tema 1: La República sin gobierno.

1.1.- Los gobiernos republicanos: de Casares Quiroga a Giral.

1.2.- Revolución y esfuerzo militar: combatiendo a los rebeldes y a los revolucionarios.

1.3.- Los gobiernos obreros: Largo Caballero.

1.4.- Revolución y esfuerzo militar: combatiendo a los rebeldes con la revolución.

1.5.- La caída del gobierno Largo Caballero: el gobierno de Negrín y Prieto.

1.6.- La caída de Indalecio Prieto: el “gobierno de la victoria” de Negrín.

1.7.- Administración en tiempos de guerra: el Parlamento de la República y la administración de la política exterior.

1.8.- Administración en tiempos de guerra: Cataluña y País Vasco versus Gobierno de la República.

1.9.- Administración en tiempos de guerra: comunas y gobiernos revolucionarios (del Consejo de Caspe a la “república de Málaga”).

1.10.- Administración en tiempos de guerra: consejos y gobiernos delegados por el Gobierno de la República.

1.11.- Administración en tiempos de guerra: la represión de retaguardia.

1.12.- Administración en tiempos de guerra: la economía entre la revolución y el esfuerzo bélico.

Tema 2: El Estado Español.

2.1.- Los planes de Mola: la dictadura republicana.

2.2.- La muerte de Sanjurjo y la Junta de Generales. La necesidad del mando único: el Generalísimo.

2.3.- El Cuartel General del Generalísimo y la Junta Técnica del Estado.

2.4.- El gobierno del Estado Español.

2.5.- Administración en tiempos de guerra: la unificación y el Movimiento.

2.6.- Administración en tiempos de guerra: la represión de retaguardia.

2.7.- Administración en tiempos de guerra: la economía entre el esfuerzo bélico y el aislamiento internacional.

2.8.- Administración en tiempos de guerra: la política exterior y el reconocimiento diplomático del nuevo régimen.

Tema 3: Las implicaciones internacionales.

3.1.- La intervención extranjera de primera hora (verano y otoño de 1936): voluntarios y ayuda económica y material.

3.2.- La No Intervención.

3.3.- Asesores y consejeros: el moldeo de las fuerzas militares en conflicto.

3.4.- La intervención soviética: fuerzas militares y economía.

3.5.- La intervención germano-italiana: fuerzas militares y economía.

3.6.- La intervención franco-británica y sus intereses en España.

Bloque 5: España tras la guerra

Tema 1: Destrucción y reconstrucción.

1.1.- Las cifras de bajas: muertos en combate, represaliados y exiliados.

1.2.- La situación industrial, de infraestructuras y económica (deuda exigible) de España tras la guerra.

1.3.- La situación diplomática.

1.4.- Política interior y administrativa del Gobierno de Franco.

1.5.- Las Fuerzas Armadas tras la guerra y en vísperas de la Guerra Mundial

Bloque 6 (bonus): La memoria de la guerra

Tema 1: En la escultura y las obras monumentales.

Tema 2: En la literatura (especialmente en los testimonios de los protagonistas de aquellos hechos, desde Franco y Azaña hasta el último cabo).

Tema 3: En la música militar, civil y popular.

Tema 4: En la pintura y el grabado.

Tema 5: En el teatro, el cine y la televisión.

Tema 6: En las infraestructuras urbanas, con atención a las fortificaciones de campaña aún existentes.

Navegando por el océano bítico he encontrado esta estupenda imagen de un Me-109-D1 de la Legión Cóndor (aunque con insignias nacionales) en 1937. Aquí lo dejo como cierre de esta entrada.

No hay comentarios

feb 22 2010

Música de lunes (LXVIII)

Publicado por en Música

No hay comentarios

feb 19 2010

A veces

Hay días en los que me dan ganas de dejar de ver fútbol, y hasta de interesarme tanto del espectáculo como del deporte en sí. Espectáculos como el del sábado en Villarreal y el de ayer mismo en San Mamés me repatean. Qué tiene esto que ver con la competición, ya no hablemos del fair play, es algo que sus protagonistas ni saben ni quieren saber. Así pasa, que los fumboleros, los forofos, los ultras, nos están echando de los campos y hasta de la afición misma a los que ni participamos ni queremos ver este tipo de incidentes.

Si alguien no sabe a lo que me refiero, estoy hablando de esto. Vaya gran saco de mierda.

No hay comentarios

feb 17 2010

Respuesta a “Brainstormenado”, 1ª parte

Publicado por en Historia

El amigo JdJ propone en su blog que hagamos el ejercicio mental de pensar qué contenidos serían precisos para un plan de estudios equilibrado dentro del currículo de Historia, entiendo que de la enseñanza secundaria (o sea, para estudiantes de ESO y Bachillerato). Bien, para no llenarle los comentarios, prefiero responderle aquí, donde no tengo problemas de espacio y puedo explayarme.

Vayan por delante tres condiciones de contorno, por si acaso.

La primera, que yo no soy Licenciado en Historia ni he ejercido nunca de profesor de historia a tiempo completo. Tengo a mis espaldas varias publicaciones sobre historia militar como fruto de mi afición por la misma, y recientemente he acumulado la experiencia de trabajar en la Unidad Didáctica “Talavera 1809”, con lo que he podido aprender de auténticos profesionales de la enseñanza la manera de enfocar didácticamente la investigación y el relato de hechos militares antiguos, y he tenido la ocasión de aplicar en la práctica dichos conocimientos en la divulgación de la misma Unidad Didáctica.

Para los aficionados a la titulitis (titulitos, me corrige Word, y no es un término que aquí deje de encajar) esto me descalifica para opinar. Vale. Luego de eso, vayan a un training a que les hablen del know-how, o a que alguien les explique las diferencias entre un arcabuz y un mosquete.

La segunda, que mi interés por la historia está ceñido a los episodios relacionados con los hechos militares, y por eso me voy a limitar a responder a las preguntas 7 y 8, con un excursus referido a la pregunta 5. Quiero aclarar también mi opinión personal al respecto de la historia militar: nada ha promovido con más celeridad el cambio que la guerra. Clases sociales enteras han muerto en la guerra, y a causa de ellos otras se han visto promocionadas. Grandes revoluciones en la economía, en la industria y en la ingeniería tienen su causa en la necesidad de alimentar el esfuerzo de guerra de los Estados. Por ello, estudiar la guerra es estudiar el cambio. Y aunque haya frikis como yo que nos deleitemos sólo con los aspectos tácticos, quien estudia la guerra como muerte y horror, estudia con ojo ciego los hechos humanos contenidos en ella.

La tercera condición es que voy a hacer una trampa: voy a listar los contenidos sin correlacionarlos con el tiempo para su impartición.

Hechas estas aclaraciones, comienzo.

Sobre la Guerra de la Independencia (1808-1814)

Prerrequisitos: conocer los hechos de la Revolución Francesa y la situación del Reino de España a finales del reinado de Carlos III y comienzos del de Carlos IV.

Bloque 1: Antecedentes de la guerra.

Tema 1: La Guerra de la Convención y el cambio de alianzas de España (1793-1800).

1.1.- Causas de la guerra (1793-1795): el asesinato de Luis XVI y la política de contención de la Revolución.

1.2.- Desarrollo de la guerra: los hechos militares y la situación económica.

1.3.- El fin de la guerra: la paz de Basilea (1795), el tratado de San Ildefonso de 1796, y el cambio de alineamiento estratégico de España.

Tema 2: El acceso de Bonaparte al poder.

2.1.- La descomposición política de la República Francesa, el golpe de Estado del 18 de Brumario y la subida al poder de Napoleón Bonaparte (el Consulado).

2.2.- La estrategia continental de Francia hasta la paz de Amiens.

2.3.- La reanudación de la guerra con el Reino Unido, la proclamación del Imperio, y la política continental de Napoleón emperador.

Tema 3: La estrategia peninsular.

3.1.- La política española hacia el Imperio: el tratado de san Ildefonso de 1800, el tratado de Aranjuez (1801), y la pérdida de Luisiana. La Guerra de las Naranjas.

3.2.- La política de Napoleón hacia España: desmembración, anexión o sometimiento.

3.3.- El bloqueo continental.

3.4.- La guerra con el Reino Unido: Trafalgar, la expedición española a Italia y Dinamarca, la expedición británica al Río de la Plata y los planes británicos.

3.5.- El comienzo de la intervención militar: el tratado de Fontainebleau (1807) y la invasión de Portugal.

Bloque 2: El comienzo de la guerra

Tema 1: Causas inmediatas de la guerra.

1.1.- Las conspiraciones del príncipe Fernando, el golpe de Estado de Aranjuez y la caída de Carlos IV y Manuel Godoy.

1.2.- La sumisión de Fernando VII a Napoleón.

1.3.- Motines y alzamientos: del Dos de Mayo al 30 de mayo de 1808. Las Cortes de Bayona y las renuncias al trono.

1.4.- Los primeros alistamientos, las primeras Juntas, y los primeros choques armados (Cabezón).

Tema 2: Balance de fuerzas al comienzo de la guerra.

2.1.- Balance militar y naval comparado entre España, Francia y el Reino Unido, antes y después de mayo-junio de 1808.

2.2.- Balance económico de España en 1808: cómo sostener una economía de guerra.

Bloque 3: Los hechos militares de la guerra

Tema 1: La campaña de 1808.

1.1.- Los primeros choques entre ejércitos: Medina de Rioseco, el primer asedio de Zaragoza y la campaña de Bailén.

1.2.- La guerra en Portugal: Vimeiro, el tratado de Cintra y la liberación de Portugal.

1.3- La movilización patriótica y militar del verano y el otoño de 1808.

Tema 2: Napoleón en España.

2.1.- El nuevo balance de fuerzas: el cuerpo expedicionario británico, la reconstrucción del Ejército portugués, y la Grande Armee en España al mando de Napoleón.

2.2.- La campaña del otoño-invierno de 1808-09, parte 1: Zornoza, Tudela, Espinosa de los Monteros, Gamonal (Burgos), Somosierra y la defensa de Madrid.

2.3.- La campaña del otoño-invierno de 1808-09, parte 2: el segundo asedio de Zaragoza, campaña en Cataluña, la persecución de sir John Moore.

Tema 3: La estrategia francesa en España (primavera de 1809).

3.1.- Los planes de Napoleón.

3.2.- Campaña en el noroeste: Galicia tras el reembarque británico, Asturias, León y el norte de Portugal.

3.3.- Campaña en el centro: el previsto ataque a Portugal, batallas de Medellín y Ciudad Real, la defensa de la frontera portuguesa, y la llegada del nuevo cuerpo británico con sir Arthur Wellesley al frente.

3.4.- El segundo asedio de Zaragoza y los combates en Cataluña y Levante: Belchite y María.

Tema 4: La estrategia francesa en España (verano de 1809).

4.1.- Campaña en el noroeste: Galicia, Asturias, León y el norte de Portugal.

4.2.- La alianza y los planes hispano-británicos: Talavera, Almonacid, y la retirada británica.

4.3.- La defensa de la frontera portuguesa: Tamames.

4.4- Hechos de armas en Centroeuropa: la guerra con Austria y la paz de Znaim.

Tema 5: La estrategia francesa en España (otoño-invierno de 1809-10).

5.1.- Campaña en el centro: Ocaña y la destrucción de la fuerza militar de la Junta Central.

5.2.- La invasión de Andalucía, comienzo del asedio de Cádiz.

5.3.- Los planes británicos y la defensa de la frontera portuguesa.

Tema 6: La estrategia francesa en la Península (la segunda invasión de Portugal).

6.1.- Nuevo balance de fuerzas: el empujón final del Imperio francés.

6.2.- Caída de Ciudad Rodrigo y Almeida: comienzo de la invasión de Portugal.

6.3.- Invasión de Portugal: Buçaco y Torres Vedras.

6.4.- La defensa de Cádiz.

6.5.- Campañas en Cataluña y Levante: Sagunto y la toma de Valencia.

Tema 7: El contraataque aliado.

7.1.- La defensa de Portugal: la recaptura de Almeida, Fuentes de Oñoro y los asedios de Ciudad Rodrigo y Badajoz.

7.2.- La defensa de Cádiz: Barrosa, Chiclana y La Albuera.

7.3.- Campañas en Cataluña y Levante: 1ª Castalla y el factor naval.

7.4.- Caída de Ciudad Rodrigo y Badajoz: la ofensiva de Wellington. Salamanca, Arapiles y el fin del asedio de Cádiz.

7.5.- La ocasión perdida: el asedio de Burgos.

7.6.- La situación internacional: la invasión y retirada de Rusia.

Tema 8: El fin de la guerra.

8.1.- La retirada británica en invierno y la nueva ofensiva en primavera: la toma de Burgos y el cambio de base a Santander.

8.2.- La campaña del verano de 1813: 2ª Castalla, Vitoria, San Sebastián, Soraruren y San Marcial.

8.3.- La campa del otoño-invierno de 1813-14: Nivelle, Bayona, Ortiz y Toulouse (Tolosa).

Tema 9: El factor guerrillero.

9.1.- La guerrilla como expresión popular de la guerra.

9.2.- El valor militar de la guerrilla, o “corso terrestre”.

9.3.- Acciones guerrilleras y guerrilleros famosos.

9.4.- la lucha contra la guerrilla.

Tema 10: Balance final.

10.1.- Estado de fuerza del Ejército y la Armada al finalizar la guerra.

10.2.- Situación militar en la América española al final de la guerra.

10.3.- Situación económica del reino.

Bloque 4: Los hechos políticos de la guerra

Tema 1: El movimiento juntero.

1.1.- Alzamiento, revolución y génesis de las Juntas (primavera-verano de 1808).

1.2.- La Junta Central: génesis y política.

1.3.- La alianza con el Reino Unido y la estrategia militar de la Junta.

1.4.- Economía de guerra.

Tema 2: Las Cortes.

2.1.- El fin de la Junta Central.

2.2.- La convocatoria a Cortes.

2.3.- La Regencia.

2.4.- Las Cortes de Cádiz.

2.5.- Economía de guerra.

Tema 3: La Constitución de Cádiz y el fin del Antiguo Régimen.

Tema 4: El Estado bonapartista.

4.1.- El Estatuto de Bayona.

4.2.- El Estado bonapartista: gobierno, economía, administración y división territorial.

4.3.- El Ejército josefino.

Tema 5: La restauración del absolutismo: el Tratado de Valençay y el retorno de “El Deseado”.

Tema 6: La situación en la América española.

6.1.- Situación de la América española al comienzo de la guerra.

6.2.- Las Juntas de gobierno americanas.

6.3.- Los primeros estallidos independentistas, y los primeros combates organizados.

6.4.- Situación militar en 1814.

Y este último tema me lleva al excursus sobre la pregunta 5.

No sé qué actitud debería tener la educación sobre la actuación de España en América, pero en lo que toca a esta época, sí sé la que no debería tener: la de ir de pobrecitos, la de ir haciéndonos perdonar la vida. Por dos razones.

En primer lugar, porque en 1808 no había ni un solo soldado peninsular en América. La defensa del estuario del Plata fue ejecutada por tropas criollas, por ejemplo, igual que fueron tropas criollas las que aplastaron los primeros movimientos insurrectos en el Alto Perú en 1809. Las tropas realistas que había en América eran naturales de allí. Por tanto, si quieren buscar culpables de desmanes, saqueos, descuartizamientos y tal, que busquen entre sus nacionales, no entre los nuestros.

En segundo lugar, porque desde hace dos siglos nosotros, los españoles, no tenemos nada que ver con el gobierno de aquellas naciones. Si quieren buscar a los culpables de su situación actual, que busquen causas más cercanas que agravios presuntos o reales de hace más de dos siglos. Y por otro lado, que demonios, en España en estos dos siglos, con cinco guerras civiles de por medio, varias dictaduras (y unos cuantos dictadores), varios experimentos de (des)gobierno, y otras historias igual de ejemplares, logramos por nuestro esfuerzo, y sin perder nuestro carácter de españoles, hacer el tránsito del absolutismo al parlamentarismo, pactar constituciones de consenso, incorporarnos a la revolución industrial, a la UE, a la OTAN, y hasta restaurar por dos veces una monarquía parlamentaria. Y ellos, sin tener que aguantar a Fernando VII, dicen que aún no lo han logrado en dos siglos. Pues pobrecitos ellos, no pobrecitos de nosotros.

Terminado el excursus, sigo con lo que estaba.

Bloque 5 (bonus): La memoria de la guerra

Tema 1: En la escultura y las obras monumentales.

Tema 2: En la literatura (especialmente en los testimonios de los protagonistas de aquellos hechos, desde Godoy hasta el último cabo que estuvo en Rusia con el Imperial Alexandro).

Tema 3: En la música militar, civil y popular.

Tema 4: En la pintura y el grabado.

Tema 5: En el teatro, el cine y la televisión.

Tema 6: En la toponimia urbana.

Con esto termino esta entrada. Me ha quedado más larga de lo planeado, por lo que lo de la Guerra Civil lo dejo para otro rato en entrada aparte.

2 comentarios

feb 15 2010

Música de lunes (LXVII)

Publicado por en Música

No hay comentarios

feb 13 2010

Lectura del día (XXVI)

Publicado por en Historia Militar

La segunda referencia bibliográfica que me llegó, cortesía de José Luis Espinosa de nuevo, es esta obra poética dedicada al triunfo de Wellesley en Talavera. Porque de eso se trata, de una oda a Wellesley y a los soldados británicos que aquí pelearon. No hay mención (mas que de pasada) a las tropas españolas. Precisamente por eso, y a tenor de lo que he podido leer y entender, su valor histórico es muy reducido. Vale más como panegírico y como ejercicio poético. Y en su día debió ser un éxito, puesto que este ejemplar, de 1816, anuncia que pertenece a la décima edición de la obra.

No obstante la falta de datos históricos puros y duros, tiene el mismo interés que las odas al general Cuesta que los miembros de la task force de la Unidad Didáctica descubrimos y publicamos.

En fin, que lo disfruten, y ojo una vez más a los nombres propios. Piensen que Teius es el extraño nombre que le dan al río Tajo.

Nota final: me ha encantado ese magnífico verso (página 23) que habla del puppet King disgraced, refiriéndose a José Bonaparte. Pese a la cantidad de visitas que me está dando su nombre, sigue sin caerme bien.

No hay comentarios

feb 11 2010

Lectura del día (XXV)

Publicado por en Historia Militar

Mi amigo José Luis Espinosa me envió por correo electrónico una referencia bibliográfica que luego, gracias a internet, se convirtió en cuatro. Para no hacer una entrada muy prolija, voy a dividir las referencias en varias lecturas, escribiendo sobre cada una de ellas por separado.

La primera referencia consistió en la obra A History of the Campaigns of the British Forces in Spain and Portugal, fechada en 1813. Aquí está la ficha bibliográfica completa del volumen 4 de dicha obra, con posibilidad de bajarse el libro completo en formato PDF.

Creo sin mucha duda que se trata de la obra de origen británico más cercana en el tiempo a la batalla de Talavera que he leído, dejando al margen las cartas y los diarios de los protagonistas (aunque éstos se publicaran a veces años después de aquel famoso 1809). Esta obra, por lo que he podido leer, está escrita con la intención de ser una historia en caliente. Aunque la obra a la que he tenido acceso parece una reimpresión posterior, dado que le dan a sir Arthur Wellesley el título de marquis Wellington que en 1813 no tenía.

La obra está construida a partir de las cartas cruzadas entre los protagonistas de la historia. Incluso con traducciones al inglés de las cartas de Cuesta. No hay en ello nada sorprendente puesto que la prensa británica de la época solía publicar dichas traducciones días o pocas semanas después de los hechos. Por tanto, recogerlas y reunirlas en una colección no era tan complicado en la época. Otra cosa son las lagunas que pueda haber en esa correspondencia. Yo veo algunas ausencias de cartas y textos que se conocen ahora. Por ejemplo, el texto completo de la famosa carta de sir Arthur al general O’Donojú del 16 de julio en que se queja del estado de sus transportes y sus suministros. Pero no quiero entrar en esas disquisiciones.

Es en el capítulo VII del libro cuarto donde aparece, cerrando la obra, la batalla de Talavera.

A partir de la página 300 el libro publica una corta serie de interesantes cartas firmadas por sir Arthur, en las que comienza a esbozarle a su gobierno la situación en el frente central, y los planes que podrían llevarse a cabo en colaboración con Cuesta. Hay un detalle que me ha llamado la atención, y es que a partir del 11 de junio, manifiesta su temor de que la posición de Cuesta vaya a ser batida, dado que se encuentra demasiado expuesta. No parece tener noticia de que Victor se está retirando (es más, en una de sus cartas indica que supone que Victor no se retirará sin lucha), de manera que su apreciación de la situación es errónea. Más adelante, según le van llegando noticias de la retirada de Victor hacia Talavera, va enumerando el avance de Cuesta, sin volver a juzgar el riesgo de su posición. Es curioso hacer notar que, en caso de que Victor atacara a Cuesta, sir Arthur especula con la posibilidad de buscar sus flancos y retaguardia para cortarle la retirada. Semejante agresividad frente a unas circunstancias desconocidas choca con la reticencia, que mes y pico más tarde, tendrá frente al mismo enemigo, una vez reconocido y calibrada su fuerza.

Más impresionante aún es la carta de fecha 8 de julio de 1809, y en la que Frere (plenipotenciario del reino Unido ante la Junta Central en Sevilla) le escribe a sir Arthur, y que en la página 378 incluye este párrafo (las negritas las pongo yo):

The duke of Albuquerque would have no higher ambition than that of commanding any body of Spanish troops, which you might demand to have, either directly attached to the British army, or placed under your immediate orders, for any separate enterprize which you might deem advisable.

Colonel Whittingham is, I understand, with you, and, I trust, that his report will have given you as favourable an opinion of the duke’s character and abilities, and of his conduct under the treatment which he has experienced, as any which you could conceive from a detail, with which it would be superfluous to trouble you.

… You might demand to have… Si esto no es la petición de una ingerencia, no sé cómo se le puede llamar. No es de extrañar que Cuesta, tras saber de éste y otros movimientos, todos ellos tendentes a socavar las condiciones de su mando militar, se molestara.

En su respuesta, sir Arthur se escaquea del problema indicando que Cuesta no quiere destacar ninguna parte de su ejército, y que, en consecuencia, no hay posibilidad de que el duque de Alburquerque tenga ese mando independiente con el que sueña. También resulta significativo, creo yo, que en su respuesta sir Arthur no hable de que semejante destacamento estaría a sus órdenes, sólo apunta a que la idea la sugirió él.

Pero, en fin, esta sola carta indica que ya había quien quería segar la hierba bajo las botas de Cuesta.

Juan José Sañudo apunta que la maniobra contra Cuesta nace de más alto, de la propia junta Central, que mantiene a Cuesta al mando no por deseo propio, sino por presión externa. Y así la maniobra consistiría en vaciar de contenido el mando de Cuesta a base de segregarle destacamentos independientes.

Claro, que la maniobra cuenta con otros valedores. Carta de Canning (ministro británico de asuntos exteriores) al marqués de Wellington (embajador del Reino Unido en España y hermano mayor de sir Arthur), del 18 de julio:

Your excellency will, without exciting any expectation of any immediate reinforcement of the British army in the peninsula, endeavour to ascertain on what footing a British army would be received in the interior of Spain, and whether there would be any disposition to conjide the chief command of the Spanish forces to the commander-in-chief of a British auxiliary army?

The accounts which have been received here of the dispersion of general Blake’s corps, and of the consequent resignation of that officer; of the intended recal of the marquis de la Romana, and of the jealousy entertained by the junta with respect to the designs of general Cuesta, appear to leave no officer of great note, or possessing much confdence, in the way of such an arrangement.

But your excellency will understand that you are not tu suggest suggest, much less to solicit but merely to receive and transmit home, for his majesty’s consideration, any solicitation or suggestion which you may receive from the Spanish government upon this subject.

En lenguaje diplomático, la última frase puede interpretarse (yo lo hago) como que el gobierno británico se lavará las manos en lo referente a la propuesta, pero que examinará su aceptación, si parte de fuente española, con lo que parecerá que el Reino Unido no tiene nada de arte ni parte en ello.

El relato de la batalla en sí comienza en la página 407.

Los prolegómenos, del 22 al 24 de julio, son descritos de la manera usual: no hay explicación de parte británica al hecho de no atacar el día 23 por la mañana, salvo la afirmación de que fue así porque Cuesta quiso (…but the attack was postponed this morning, by the desire of general Cuesta, when the different corps, destined for the attack, were put in motion…), y el disimulo de que las tropas británicas se quedan en Talavera, echando tierra a los ojos con la excusa de falta de transporte y suministros, y de que Cuesta va tras ellos, con lo que se considera que la tarea del ejército combinado se está llevando a cabo, pese a todo. Nada nuevo por este lado.

Hay que esperar hasta la página 444 para leer:

…we know nothing [acerca del ataque del día 23, nota de Eborense] from sir Arthur’s letters. His friends in England, welljudging ones they must be have said, that the 23rd being a Sunday, the Spaniard did not like to fight on that day. Now, if any thing could tend to render their patron more ridiculous than another, must surely be the propagation of such a report as this.

Menos mal, un poco de cordura. Si en efecto sir Arthur accedió a aplazar el ataque del día 23 porque era domingo, él es tan idiota y ridículo como el que lo solicitara. No obstante lo cual, aquí tenemos a los amigos de sir Arthur corriendo la especie para explicar lo inexplicado. Por sir Arthur, porque Cuesta lo explica y argumenta adecuadamente.

Seguimos. Silencio respecto a la situación británica los días 25 y 26 de julio, con traducción de las cartas de Cuesta, en las que relata que se ha tenido que retirar de nuevo al Alberche porque él solo, sin ayuda británica (¿dónde estaban, pues?) no puede resistirse al contraataque francés. El relato de los hechos desde el día 25, desde el punto de vista de Cuesta, está contenido en la traducción de sus cartas, en las páginas 420-428.

Hay que esperar a la página 448 para leer el punto de vista británico a través de las copies and extracts received at the office of the lord viscount Castlereagh. En estos extractos (insisto, escritos de sir Arthur a su gobierno) no se cuenta nada acerca de la posición británica los días 24 a 27 de julio. Supongo que sir Arthur ya da por supuesto que en Londres saben dónde y porqué están sus soldados, que no han pasado de Cazalegas.

A continuación viene la lista de bajas británicas, un buen tributo de sangre, especialmente entre los alemanes de la KGL.

Y ahí se acabó el relato de la batalla, porque a continuación los documentos transcritos son posteriores al combate y ya no informan del mismo. Sí se transcribe un testimonio (anónimo) acerca del desarrollo de la batalla. Tampoco aclara la posición británica los días 24 a 25, y sólo a partir del 26 podemos saber que Sherbrooke avanzó (sic) hacia Cazalegas, ocupando un inexistente high ground above that town.

Poco más adelante vine la descripción de la famosa carga de la caballería, en la página 486. Muy aséptica, e incluso al final incluye una velada crítica a sir Arthur:

… to check the enemy’s columns from advancing by the valley to the assistance of the retreating division, and afterwards, when the cavalry were posted in the valley, an attempt was made by the 23d light dragoons and 1st German Hussars, and supported by the heavy brigade of cavalry, to charge the enemy, who were deploying into line, with an intent of once more attacking the troops posted on the height  [se refiere al cerro Medellín, nota de Eborense]; at this moment, a deep ravine, till then unnoticed, entirely checked the advance of the 1st hussars and heavy cavalry, and threw the dragoons into great disorder ; the consequence of which was, the brave fellows who had cleared the ravine, were exposed to the fire of a solid square, and very soon fell victims to their unsupported courage. Although a few of those brave fellows cut their way through the square, (among who were a captain Drake and lieutenant Anderson, who were wounded and taken prisoners, but afterwards effected their escape), it was evident, that, even with the advantage of ground, a charge of cavalry could but little effect a well-disciplined body of this description.

Las páginas de la 428 a la 444 (más o menos) contienen la cortina de humo que tendió sir Arthur a partir del 24 para justificar su plantón a Cuesta. Nada que el lector no conozca ya a través de las obras de la Bibliografía, especialmente del trabajo de Sañudo y Stampa.

Llegados a este punto, tengo una pregunta. Si el día 24 sir Arthur se queja amargamente de que sus tropas llevan dos días (desde la toma de Talavera el 22) sin probar bocado, ¿de qué se alimentaron los días 25, 26 y 27? Si mala era la situación el 24, peor habría de ser tres días después, teniendo en cuenta el estado en quedó Talavera y su comarca después del paso del cuerpo de ejército de Victor como plaga de langosta. No obstante, no hay trazas de quejas ni protestas.

Esta obra es recomendable por la cantidad de citas textuales de documentos de la época, si bien con las precauciones debidas a las lagunas en los mismos, y también para poder contrstar que la “versión canónica”, del lado británico, acerca de la batalla y los hechos inmediatamente anteriores.

Nota final 1. Quizá haya algún lector que se extrañe de la mención de Frere como ministro plenipotenciario del Reino Unido ante la Junta Central, y a la vez del marqués de Wellington como embajador del Reino Unido. La explicación es sencilla. Antes de la sublevación española contra la invasión napoleónica no había relaciones diplomáticas entre ambas naciones porque formalmente estaban en guerra la una con la otra. Tras la ruptura de relaciones diplomáticas con Francia, se trató de restablecer las mismas con el Reino Unido. En ese proceso el gobierno británico primero envió a John Hookam Frere como ministro plenipotenciario (rango inferior al de embajador, pese al título), y más tarde al marqués de Wellington como embajador, en sustitución de Frere. Durante la campaña de Talavera el marqués ya había sido nombrado embajador, pero llegó a Sevilla una finalizada la misma, por lo que durante el transcurso de la misma, quien llevó las relaciones del gobierno británico con la Junta Central fue Frere.

Nota final 2. Por si acaso hubiera algún lector con ganas de reconstruir el itinerario de sir Arthur y sus tropas a partir de la información que da en sus escritos, le advierto que el cambio de los nombres a causa de la fonética inglesa le puede suponer un serio problema. Así, por ejemplo, Cazalegas se convierte en Casa Leguas, Oropesa en Oropez, y hasta el río Alberche pasa a ser el Alberché. Por no hablar de sitios que soy incapaz de situar, como Centinello o Tribante.

No hay comentarios

Sig »