Archivo de agosto, 2011

ago 31 2011

Un pequeño recordatorio

Publicado por en Blog

Una pequeña ayuda para los comentaristas que han visto sus mensajes borrados. Este texto lo he visto en Facebook y me ha parecido buena idea repetirlo aquí.

“Haber” es un verbo, “a ver” es mirar, “haver” no existe. “Hay” es haber; “ahí”, un lugar; “ay”, exclamación; “ahy” y “haiga” no existen. “Haya”, de haber; “halla”, de encontrar; “allá” otro lugar y “aya”, la niñera. “Iba”, de ir; “iva”, el impuesto; “hiba” no existe. “Valla”, cartel grande; “vaya”, de ir y “baya”, un fruto.

De nada.

No hay comentarios

ago 29 2011

Música de lunes (CXLI)

Publicado por en Música

Un pequeño mix de una de las voces más prodigiosas de la música española, la de Nino Bravo.

No hay comentarios

ago 29 2011

Lectura del día (XLIV): enemigos de la libertad de mercado

Publicado por en Economía,Res publica

Escribe Aurelio de León un artículo para La Tribuna de Talavera cuya primera parte no puedo resistirme a comentar. Comienza don Aurelio:

Confieso de antemano que nunca antes me había importado mucho todo lo relacionado con la macroeconomía, que siempre se me hizo difícil de entender.

Pero, desde que se habla tanto de ella y veo la repercusión que tiene en la sociedad, en la acción de los gobiernos y, principalmente, en las gentes más desfavorecidas, ha empezado a interesarme y la reflexión sobre ella me plantea infinidad de interrogantes, a la vez que mi sentido común solidario me sugiere algunas respuestas.

Así pues, algo que se le hace difícil de entender, y sobre lo que no ha estudiado, aunque sí reflexionado, le lleva a una serie de respuestas que nace de su sentido común solidario (subvariante del sentido común que no conocía yo hasta la fecha), no de la ciencia económica. Seguimos para bingo:

La existencia del dinero, como equivalente universal de cambio para la adquisición de cosas y para la acumulación de riquezas, y su poder dominante sobre la gente, hacen que me pregunte: ¿De dónde procede el dinero efectivo que respalda al virtual con que se juega todos los días en la bolsa y en las transacciones especulativas? (…)

Pues de los Bancos Centrales, que son los que tienen el monopolio (avalado por los respectivos Estados) para acuñar moneda e imprimir billetes, sin más límite que la voluntad política del Gobierno de turno, es decir, sin límite fiduciario. Los Bancos Centrales sí que tienen mucho dinero. Más que el capitalista (léase con gesto repugnancia) más forrado del mundo. Y además tambiñen tienen el control de la producción del mismo.

Todo muy neoliberal, es decir, ininteligible salvo para iniciados; entiéndase la ironía que quien echa pestes de la libertad de mercado carga las culpas sobre espaldas privadas de lo que en realidad no les corresponde a ellos.

Pueden leer el resto del artículo, si lo desean. Material averiado, ya se lo aviso. Nada nuevo ni original.

Sospecho que éstas son las mimbres programáticas (me cuesta llamarlas intelectuales) de los indignados de Talavera, por lo que conozco de las personas implicadas y sus círculos sociales más cercanos. Así se explican muchas cosas de ellos.

No hay comentarios

ago 24 2011

Super 8

Publicado por en Cine

Prólogo:

Antes de comenzar, advierto que esta revisión de la película contiene spoilers. Si no la ha visto y no quiere que le cuenten el argumento, no siga leyendo.

Imagen promocional de la película.

Antes de verla:

No me llamaba mucho la atención este filme, pero a María le hacía ilusión verlo, y las críticas no eran malas, por lo que fuimos al cine, sin que yo tuviera ninguna expectativa especial.

Cartel de la película. El subtítulo “It arrives” (Eso llega) es adecuadamente engañoso.

Sinopsis:

Un grupo de escolares de un pequeño pueblo está rodando un filme de zombies en formato super 8 para presentarlo a un concurso. Una noche deciden grabar una escena en la estación de tren de su localidad, pero las cosas suceden de una manera imprevista.

Comentario:

Creo que la gente de mi generación (J. J. Abrams es cuatro años mayor que yo) tenemos grabada en la memoria las películas y las series que veíamos en nuestra adolescencia, películas como Encuentros en la Tercera Fase y E.T., de las cuales Steven Spielberg fue el inspirador y realizador. Todo ello lo acompañábamos de películas de superhéroes, series de ciencia-ficción, y tebeos. Veinte o treinta años después, aquellos de mi generación que se han dedicado a lo audiovisual (como J. J. Abrams) se han dedicado a rodar las películas de nuestra adolescencia, pero con medios modernos, y a reinventar a los superhéroes que nos divertían de pequeños, con todo el lujo de efectos que permiten las herramientas informáticas.

Esta película es un cruce entre Los Goonies, Encuentros… y E.T., hecho por un fan de Spielberg treinta años después de los originales, y con el visto bueno del maestro. Se nota, eso sí, que tanto Spielberg como Abrams han crecido. Por ello la historia ya no es para niños, sino para adultos.

Ahora, el que crea que esta película no es nada original, o que es un refrito de material conocido, se equivoca. Es una película que tiene vida y personalidad propia. No le concede nada a la nostalgia, ni pretende ser una película para que los cuarentones llenemos las salas. Es algo nuevo.

Los protagonistas son los chavales del rodaje (que ya no son niños, sino adolescentes), y lo hacen estupendamente, sin afectación ni ñoñería (salvo en los ratos precisos, especialmente en la escena final), y con fluidez en los diálogos. La historia se cuenta a través de sus ojos. No son los ojos inocentes del Elliott de E.T., sino los ojos interesados e inteligentes de unos chavales que no se pasean por el mundo, sino que están en él haciendo y maquinando cosas.

El relato fluye bien, es muy entretenido, y hasta el momento en que el “bicho” aparece por primera vez, engancha por el suspense que se crea en torno al “accidente” del tren. Una vez el “bicho” ya (medio) conocido, se produce un anticlímax en la historia que se supera a base de acelerar el ritmo de los sucesos hasta crear un nuevo suspense, sólo que ahora centrado en qué les va a pasar a los personajes. El final, por el contrario, y tras una escena de combate interesante (homenaje a las películas de serie B, imagino), es flojo por lo blandito. De hecho, es el mismo final que en E.T. Solo que el desarrollo no es el mismo porque el mundo ha cambiado. En los años 80 todavía se podía fumar en las gasolineras (impagable el sheriff buscando un cigarrillo mientras echa gasolina en el coche patrulla), y un menor podía subirse a un coche sin silla especial, o a una bicicleta sin casco. Hoy tirarse un pedo es malo para la atmósfera por el CO2 y el metano, y montar en bicicleta requiere más accesorios que para rodar una película amateur. Esa diferencia de épocas se nota en el desarrollo del comportamiento del “bicho” y por tanto en la resolución de su historia, que es el final de la película.

La historia es atractiva. Le debe mucho a las películas de serie B, aparte de al trabajo de Spielberg, pero está contado con agilidad y en términos modernos. Además, y afortunadamente, efectos especiales hay pocos, los imprescindibles para que las escenas funcionen. No hay 3D ni tampoco filtros de color para hacernos ver las cosas de manera distinta a como son.

Un último consejo: no se vayan del cine hasta que los títulos de crédito no hayan finalizado.

Frases para la historia:

No recuerdo bien la literalidad de la conversación que mantienen Joe (Joel Courtney) y Charles (Riley Griffiths) acerca de la chica (Alice, interpretada por Elle Fanning). Charles la invitó a sumarse a la película porque le gustaba, y resulta que a Joe también le gusta, y peor, a Alice le gusta Joe.

Personajes destacados:

Los chavales, todos ellos. Buenas actuaciones, bien en pantalla, y ñoños sólo lo justito en los momentos adecuados.

Mi escena favorita:

Ésa en la que Joe y Charles mantienen el diálogo del que he escrito antes. Muy bien llevada, importante para los personajes, y libre de ñoñería.

Valoración final:

Entretenida, a ratos brillante, e interesante de ver. Pasamos un buen rato. Altamente recomendable. No creo que yo volviera al cine para verla de nuevo, pero me rascaría el bolsillo para tener el DVD.

No hay comentarios

ago 23 2011

Peligro: revolución en marcha

Publicado por en Fe,Res publica

El chiste que ilustra esta entrada (y que en realidad es la entrada en sí) está dibujado por Borja Montoro, y apareció publicado en la edición impresa del diario La Razón el pasado domingo 21.

No hay comentarios

ago 22 2011

Música de lunes (CXL)

Publicado por en Música

El martes pasado (ejem) puse la versión en español de El jardín prohibido, en la voz de su autor, el italiano Sandro Giacobbe. Hoy pongo la misma canción, en la voz de Sergio Dalma. Que lo disfruten.

No hay comentarios

ago 17 2011

Firmes en la fe

Publicado por en Fe

He peregrinado durante años, y he participado en varias Jornadas Mundiales de la Juventud.

En todas estas ocasiones, cuando el grupo de peregrinos al que yo pertenecía llegaba a la iglesia en que iba a tener lugar la misa de acogida, el envío, o alguno de los demás actos litúrgicos de la peregrinación, la sensación que sentía era la de pertenencia de ese sitio, aunque estuviera a cientos o miles de kilómetros de mi casa, y aunque no lo hubiera pisado en la vida. A causa de ello sucedía que la gente de aquel lugar que acudía a la iglesia, y que compartía con nosotros la celebración, me parecía extraña, como si su lugar no fuera aquel. Un pensamiento poco caritativo, es verdad.

Las vueltas que da la vida. El domingo pasado, en la catedral de Almería, el extraño, casi el intruso, fui yo. Fuimos María y yo a misa a dicho templo, y nos lo encontramos lleno con peregrinos italianos de la diócesis de Módena, y también norteafricanos, de la diócesis de Argel (antigua ciudad española, como recordó el obispo de Almería). Además de estos peregrinos, que desbordaban la nave con su juventud y su entusiasmo, estaban con nosotros feligreses habituales de la catedral, a los que se les notaba felices de recibir a aquellos peregrinos, y de compartir con ellos su templo.

Así pues me sentí extraño por partida doble: por no ser yo el peregrino, como otras veces, y por no ser diocesano de Almería.

Las vueltas que da la vida…

Ahora que la JMJ se ha acercado a la ciudad en la que resido, resulta que voy a ser mero espectador, aunque no me hubiera importado implicarme más ayudando. No es que me queje, pero me hace gracia pensar en otras etapas de mi vida, y comparar lo que fue con lo que es.

Como sea: bienvenidos a Madrid, peregrinos. Firmes en la fe.

No hay comentarios

ago 16 2011

Música de martes (I)

Publicado por en Música

Hoy no hay excusa posible. No dejé programada la entrada musical del lunes, ni tampoco tuve ayer la ocasión de actualizarla a última hora. Por tanto, puesto que la entrada de hoy es del todo intencionada, queda inaugurada la nueva sección. Lo que no quiere decir que vaya a darle continuidad.

No hay comentarios

ago 09 2011

Lectura del día (XLIII): “Yo el Intruso”

Publicado por en Historia

Uno de los libros que más me impactó en mi adolescencia fue Yo el Rey, con el que el doctor Vallejo Nájera ganó el Premio Planeta de literatura. Mi padre estaba suscrito a las ediciones de lujo de este premio, con lo que todos los años lo recibíamos puntualmente en casa. En el año 1985 el libro que recibimos fue una novela en la que José Bonaparte, en primera persona, nos contaba su punto de vista en los días en los que su hermano Napoleón le entregó la corona de España, previamente robada a sus legítimos dueños. Interesante por ser un tema poco frecuente en la literatura histórica española, y más porque fue por aquella época cuando se despertó mi apetito por los tiempos de la Guerra de la Independencia y lo que la rodeó.

Años después me lancé a conseguir la continuación de este libro, titulada Yo el Intruso. Una vez más José Bonaparte nos cuenta en primera persona sus experiencias en los días en que estuvo en Madrid tratando de ejercer como rey de España, hasta que la derrota de Bailén le obligó a replegarse más allá del Ebro. Como el anterior, devoré, más que leí, este libro.

Ayer lo tomé de la estantería y lo estuve leyendo un rato. Se trata de una obra breve, ágil y fácil de leer, aunque el doctor Vallejo Nájera se cuidó mucho de emplear un lenguaje con el sabor del de aquellos años.

Pues bien, no había caído en la cuenta hasta ayer del error que contiene esta novela, y que repite hasta media docena de veces. El doctor Vallejo Nájera menciona a los regimientos suizos de caballería (sic) que forman parte del ejército del general Castaños, y a los que temen los consejeros militares de José, aunque precisan que también el general Dupont lleva sus propios regimientos suizos de caballería (sic).

El error está claro, puesto que ni España ni Francia (al menos durante la campaña de Bailén) tuvieron tropas montadas de origen suizo. El doctor se confundido, y ha tomado a los regimientos suizos de infantería al servicio de España (dos de ellos, forzados por las circunstancias, fueron agrupados en una brigada el servicio de Francia, aunque pronto volvieron a sus banderas originales) por regimientos de caballería.

Por lo demás, y sin haber contrastado con detalle el relato, el modo en que se cuenta el desarrollo de los combates en Bailén, siempre visto desde la lejanía del cuartel general de José en Madrid, me parece que es correcto desde el punto de vista histórico.

Quiero añadir que este error histórico no hace que sea menor mi disfrute de este libro. Históricamente está muy bien hecho, y literariamente es una delicia por el lenguaje que usa, que en lugar de recargarlo, lo adorna y lo hace aún más ágil de leer. Lo recomiendo de todo corazón para quien quiera distraerse con una novela histórica de las de verdad, de las buenas.

No hay comentarios

ago 08 2011

Música de lunes (CXXXIX)

Publicado por en Música

La semana pasada se celebraron los primeros 10 años de emisión de la MTV. El primer vídeo musical emitido fue éste. Disfruten.

No hay comentarios

Sig »