Archivo de septiembre, 2011

sep 28 2011

Enlace del día (XIV)

Publicado por en Historia Militar

Pásense por el blog de Alfons Cánovas, y miren las láminas de soldados españoles de los hermanos Suhr, en blanco y negro, y con comentarios en francés. Del boletín de la Asociación de Miniaturistas Militares de España.

Como bonus, el estado militar gráfico de 1778, con los soldados ejecutando los movimientos de armas reglamentarios, los mismos del reglamento de infantería de 1808. Busquen y comparen.

No hay comentarios

sep 26 2011

Música de lunes (CXLIV)

Publicado por en General

Hace poco fue el aniversario de la muerte de este gran artista español. Muchos le recuerdan por una gran versión de un gran tema. Pero a mí me gusta más esta canción.

No hay comentarios

sep 25 2011

Cuadernos del Bicentenario, número 11

Publicado por en Historia Militar

Esta semana he recibido en mi casa el número 11 de Cuadernos del Bicentenario, la magnífica revista editada por el Foro para el Estudio de la Historia Militar de España.

Todos los trabajos de este número son dignos de lectura para los aficionados al tema. Aunque, con permiso de los demás autores, quisiera señalar dos que están por encima de la media.

El primero de ellos es el trabajo de Arsenio García Fuertes sobre el diario del comisario de guerra Marcos Fernández-Blanco Martínez, especialmente la parte de su diario que habla de los 45 días que duró el asedio francés a Badajoz, del que este año se ha cumplido el segundo centenario. El diario, por desgracia, como bien señala Arsenio, no forma unas memorias, por lo que falta el relato detallado del testigo. Ahora bien, ofrece la suficiente cantidad de detalles como para ser algo más que una relación de fechas y lugares.

Como ya he dicho en varias ocasiones, es una lástima que en nuestro país no se hayan publicado memorias y diarios de los protagonistas españoles de aquellos hechos, porque nos ayudarían mucho a entender los sucesos, además de servir de contrapunto a las impresiones que se llevaron otros soldados, éstos extranjeros. Por tanto, muy bienvenido sea este documento.

La portada de este número tiene el retrato de don Marcos vestido con su uniforme de comisario, condecoraciones incluidas, lo que hace que al testimonio escrito le acompañe el testimonio gráfico del interesado.

El segundo trabajo es un artículo magnífico de Cristina González Caizán, de la Universidad de Varsovia, sobre el regimiento de lanceros del Vístula. Estas tropas estuvieron en España de 1808 a 1813. En su historial figuran acciones destacadas como la de Talavera y La Albuera (ahí es nada), además de varios años de acciones contra los guerrilleros españoles; tarea ésta, la de la contraguerrilla, en la que terminaron especializándose.

El artículo se centra en la actuación de los polacos en La Albuera, batalla en la que tuvieron un papel protagonista porque ellos fueron los encargados de hacer picadillo a la brigada Colborne, lance del combate que hubiera podido costar muy caro a los aliados de haber sido explotado.

Como testimonios de primera mano, el artículo cita a nuestro viejo conocido Kajetan Wojciechowski, y añade los testimonios de Jakub Filip Kierzkowski y del anónimo autor de Memorias de un lancero.

El que este artículo sea un desarrollo de la conferencia pronunciada en La Albuera en mayo de este año con motivo de los actos del bicentenario no le resta valor. Al contrario, lo hace más digno de ser leído y estudiado.

Como viene siendo habitual hasta la fecha, Cuadernos tiene de interesante hasta el último punto y aparte.

No hay comentarios

sep 24 2011

Sin índice no se encuentra

Publicado por en Eborense.es,Economía

En esta edad de la información en la que muchos dicen que nos encontramos, en que los contenidos puede generarlos cualquiera a un muy bajo coste, en que casi cualquier cosa es un contenido, y que el continente (en formato digital, por supuesto) se da por supuesto de lo accesible y barato que es, parece que se nos ha olvidado la necesidad de indexar.

Necesidad, sí, puesto que ninguna biblioteca funciona sin catálogo y sin bibliotecario.

Necesidad, sí, puesto que indexar permite recorrer los contenidos, y seleccionar los deseados en el orden que se precisa.

Necesidad, sí, puesto que un índice permite catalogar los contenidos, y permite establecer criterios para la búsqueda de los mismos.

Bien, pues ésta es la mayor carencia de las redes sociales. No hay índice. Uno escribe una aportación, y (scripta volant) allí queda a la deriva, expuesta a que “baje” en la atención de los demás según las siguientes entradas en orden cronológico las van “degradando”. Que yo sepa, sólo una de ellas, por fin, ha incluido un motor de búsqueda para poder localizar aportaciones en muros. Las demás, ahí siguen, esperando que alguien piense en implementar etiquetas, o categorías, o (mejor aún) en implementar motores de búsqueda.

Y es normal, porque las redes sociales están pensadas para el ocio y la diversión, menos para compartir información no personal, esto es, la que uno escribe o corta-y-pega como aportación a la red. Ni pensar en mantener un blog en una de estas redes.

Total, que cada día me interesa menos Facebook. Las demás redes sociales a las que pertenezco están por delante en interés, pero no para aportar o debatir, a menos que alguien piense y haga las cosas de otra manera.

En definitiva, que creo que ayer fue el comienzo de la caída de las redes sociales en internet.

No hay comentarios

sep 21 2011

Lectura del día (XLIV): vaya fiasco

Publicado por en Historia Militar

He intentado leer el libro Achtung Panzer! del general Guderian, en la edición de Editorial Tempus (2011), traducida por Concepción Otero Moreno. Me ha resultado una tarea tan dura que estoy a punto de abandonarla. Y el motivo para ello es que la traducción al español es penosa, por no usar otros calificativos.

En primer lugar, los términos militares están muy mal traducidos y usados. Tuve que pasar varias páginas adelante y atrás para darme cuenta de que “Regimiento de Artillería” era usado casi siempre en lugar de “Cuerpo de Ejército”, y de que la palabra “Reserva”, con mayúsculas, se usaba indistintamente tanto para denominar a las fuerzas de reserva de cualquiera de los dos bandos como para denominar a las divisiones alemanas “de la Reserva”. Un lío, vamos.

En segundo lugar, las descripciones de las acciones de combate usan la forma de presente de manera sistemática, con lo que la secuencia de hechos anteriores y posteriores no está tan clara. Y como, además, a lo largo de todo el texto hay multitud de frases mal construidas, o con una sintaxis peor que defectuosa, no hay quien se entere de si “sorpresa elemana” significa que los alemanes habían sido sorprendidos o si eran ellos los autores de la sorpresa. Si resulta que hay descripciones, como la batalla de Cambrai (1918), en las que hay que leer el texto dos o tres veces para saber si un ataque fue realizado por franceses o alemanes. Porque términos tales como “contraataque”, “contraofensiva”, “reacción ante el enemigo”, etc., simplemente no se usan.

Por supuesto, no hay apoyo en las ilustraciones (mapas) existentes en el libro, porque no hay claridad en la secuencia de los hechos, y los mapas no son autoexplicativos.

Total, que resulta imposible entender la secuencia de hechos militares que nos narra el general, y las experiencias que de estos hechos saca Guderian para su posterior aplicación en la creación del arma acorazada de la Whermacht y en las tácticas de la misma.

Una verdadera pena. Lástima de ocasión desaprovechada.

No hay comentarios

sep 19 2011

Música de lunes (CXLIII)

Publicado por en Música

No hay comentarios

sep 16 2011

Lectura del día (XLIII)

Publicado por en Historia Militar

Un amigo me ha dejado un ejemplar del libro Armies of the Napoleonic Wars. An illustrated history, de Osprey Publishing, cuyo editor es Chris McNab. Editor, que no autor, porque el libro en cuestión es un refrito de varios números de la propia Osprey en los que se tratan los distintos ejércitos europeos de las Guerras Napoleónicas. Incluso las ilustraciones (los dibujos de soldados) son las mismas y tienen los mismos comentarios.

La cosa no hubiera pasado de aquí de no ser porque en el capítulo dedicado al Ejército español, en la página 297, leo:

(…) The army [se refiere a los Reales Exércitos, nota de Eborense] authorized no official drill, leaving every unit commander to devise his own field instruction as he saw fit.

En mi traducción: Los Reales Exércitos carecían de una instrucción uniforme, dejando a discreción de cada comandante de unidad que organizara la instrucción que considerara adecuada.

Esto, como tantas otras cosas, es pura y llanamente mentira.

¿Y cómo es posible mentir en un asunto así? Pues sencillamente, porque en la mentalidad de muchos (y lo repito: muchos) autores (o así) británicos España es un minor power en el juego de las Guerras Napoleónicas, sólo interesante porque en su suelo maniobra esa magnífica máquina guerrera que fue el ejército británico comandando por lord Wellington. De ahí concluyen, con demasiado apresuramiento, que un minor power no merece mas que un minor research or not research at all, especialmente cuando se desconoce completamente el idioma. Una vez asentado un argumento, aunque no haya sido falsado (entre otras cosas, por carecer del dominio del idioma de la fuente documental original), ya se convierte en una conclusión a ser tenida en cuenta en nuevos trabajos.

Y la fuente para la falsación está bien cerca, de hecho, está disponible en Google Books. Se trata del volumen 1 del Reglamento para el Exercicio y Maniobras de la Infantería, publicado en la Imprenta Real en 1808. ¿Qué dice el Rey N.S. (q. D. g.) don Carlos IV acerca de la instrucción de la infantería española? Páginas 17, 18 y 19:

1. El Coronel, ó el que mande en su ausencia, será responsable de la instrucción general de los Oficiales, Sargentos y Tropa del Regimiento.

2. Las facultades concedidas a este Gefe le constituyen en la responsabilidad absoluta del buen estado del Cuerpo que tiene á su cargo (…) observando para ello todas las prevenciones que abraza el presente título.

3. La instrucción que han de adquirir los Oficiales debe abrazar quanto contiene y prescribe el Reglamento sobre instrucción de Reclutas, Compañía y del Batallón (…)

(…)

6. Para que un oficial se repute por instruido , deberá estar en estado de mandar, y de explicar quanto contienen los citados títulos.

(…)

9. (…) siendo el principal objetivo de esta enseñanza el de instruir á los Sargentos en términos de poder practicar con exactitud y acierto la del Soldado y Reclutas, se les impondrá en todos los principios contenidos en los primeros títulos del [presente] Reglamento (…)

Nada de discrecionalidad en el adiestramiento. Nada de cada uno a su aire o según le venga al oficial comandante. Por supuesto, para cualquiera que se haya molestado en revisar las fuentes.

Más aún, ya que estamos metidos en faena. Cuántas veces he tenido que escuchar el argumento de que los fusileros británicos eran tan buenos porque en sus prácticas de tiro se instruían con munición de guerra, en lugar de usar cartuchos sin pólvora y sin bala. Los demás, por lo visto, no practicaban fuego real. Ya. Páginas 20, 24 y 25:

15. Deberán los Reclutas hacer algunos exercicios de fuego para que se adiestren en cargar bien y prontamente, y se les hará tirar al blanco, á fin de que conozcan y posean el uso de sus armas.

(…)

28. Para los exercicios de fuego y de tirar al blanco, que indispensablemente deben executar todos los Cuerpos de infantería todos los años, se dará por cada Soldado quarenta onzas de pólvora, diez balas y cuatro piedras de chispa al año (…)

Además se considerará anualmente á cada Batallón quarenta Reclutas, y para cada uno doce onzas de pólvora, seis balas y dos piedras de chispa: debiéndose entender que que todas estas municiones se han de consumir precisamente en exercicios, y no en el servicio de guarnición, partidas u otros actos (…)

¿Alguien que lea español está dispuesto a seguir sosteniendo la mentira de que no existía una instrucción uniforme en los Reales Exércitos, o que no estaban prescritos ejercicios conjuntos conforme a un reglamento común, o que los soldados españoles no realizaban prácticas con fuego real?

No hay comentarios

sep 15 2011

Novedades en “eborense.es”, fecha 15 de septiembre

Publicado por en Eborense.es

La pausa de la semana pasada (y días anteriores) en este blog no tiene nada de particular. Es el fruto de unos días de vacaciones que me he tomado. Ahora toca hacer un pequeño balance de los últimos meses de funcionamiento del blog. Como creo que ya he escrito por otro lado, se produjo un cambio importante en mi vida profesional. Y como es mi vida profesional la que sostiene este blog, pues no me quedó más remedio que poner a la cola las actualizaciones, tanto del blog como de la web.

Eso no quiere decir que haya dejado de leer o estudiar material de historia militar. Lo que sucede es que el proceso de esa información hasta convertirla en artículos de esta web, o de este blog, se ha complicado.

Todo ello, como no podía ser de otro modo, ha repercutido en el número de visitas a esta web. No me esperaba otra cosa. Pese a ello, y sin embargo, el promedio de visitas diarias en los últimos meses está por encima de las 200. Si descuento el “efecto vacaciones” por la caída de actividad de julio y agosto, el promedio de visitas resulta ser incluso más interesante que esa media de 200.

Los criterios de búsqueda que hacen que los navegantes lleguen a mi web están en su inmensa mayoría relacionados con el contenido de Talavera 1809, incluso por encima del contenido de Soldados del Rey. Una vez más el criterio de búsqueda que más visitantes me trae es la biografía de José Bonaparte. No, si al final tendré que darle gracias y todo.

Esta ventaja de Talavera 1809 me hace pensar que para el curso que viene tendría que centrar mis esfuerzos en mejorar el contenido de esta parte (y les aseguro, estimados lectores, que tengo un montón de material ordenado que me lo permitiría). Claro que, si hiciera eso, Soldados del Rey se quedaría tal como está por mucho, mucho tiempo. Además de eso, me arden los dedos por iniciar la publicación de las tácticas de infantería, que es la parte que más he estudiado en los últimos meses. Así pues, tengo que pensarme las cosas dos veces.

En el cómputo total, esta web ya ha pasado de las 188.000 visitas, y a este ritmo, en un par de meses habrá superado las 200.000. No es una gran marca, pero teniendo en cuenta los medios tan escasos de que cuento, me siento satisfecho de estar en estas cifras. Muchas gracias a todos los lectores, porque sin ellos estos números no serían lo que son.

No hay comentarios

sep 12 2011

Música de lunes (CXLII)

Publicado por en Música

No hay comentarios