Archivo de octubre, 2011

oct 31 2011

Música de lunes (CXLIX)

Publicado por en Música

Sigo con mi particular reviwal ochentero. Una de las mejores voces de la época.

No hay comentarios

oct 29 2011

La Cosa (2011)

Publicado por en Cine

Prólogo:

Antes de comenzar, advierto que esta revisión de la película contiene spoilers. Si no la ha visto y no quiere que le cuenten el argumento, no siga leyendo.

Cartel promocional de la película.

Antes de verla:

No me llamaba demasiado la atención ver este filme. He visto los dos anteriores (el de 1951 y el de 1982), que aunque en su día me causaron impacto, ahora dan un poco de pena por el modo en que han envejecido. No sabía si este filme nuevo era un remake del de 1982, o una precuela (con la grima que me dan a mí esas cosas) o qué. No es ésta motivación suficiente para ir al cine a ver una película que, además, iba pasando sin pena ni gloria por las manos de la crítica. Pero resulta que en una tarde de sábado en la que no hay nada mejor que hacer se nos ocurrió pasarnos por el cine, y de todas las que se proyectaban, ésta parecía la más potable.

Sinopsis:

Una paleoantropóloga es contratada en el verano de 1982 para examinar los restos de un “animal desconocido” que ha sido encontrado bajo los hielos de la Antártida por los miembros de una expedición científica noruega.

Comentario:

Pues sí, es una precuela. En esta película se nos narra lo que sucedió antes de que el “bicho” (a bordo de un perro) llegara hasta la base norteamericana donde los bravos y rudos cow-boys de las nieves se vieron evueltos en una batalla contra ella. Solo que ahora son los toscos (pero nada estúpidos) exploradores noruegos los que tienen que lidiar con las consecuencias de haber encontrado una nave espacial bajo los hielos, y junto a ella al “bicho” que supuestamente llegó en ella. Y digo supuestamente porque ése es uno de los elementos secundarios de la película, que la dejan (intencionadamente, creo yo) lo bastante abierta como para hacer una segunda parte.

Los efectos especiales son adecuados, es decir, buenos. Ya he dicho en alguna otra ocasión que no me gusta nada la tendencia moderna en la fantasía y ciencia-ficción de suprimir páginas enteras de guión por escenas (cuanto más aparatosas, mejor) realizadas mediante un ordenador. Eso tiende a lo espectacular, a lo grandioso, a lo efectista… y también a lo simple, a lo mediocre, a lo que no deja de ser algo ya visto, aunque los medios fueran otros. Afortunadamente en esta película no caen en ese error, y los efectos son los necesarios. Incluso yo diría que han tratado, con toda intención, reproducir los efectos especiales de la película de 1982 para que encaje mejor como precuela. Detalle que se agradece, o al menos agradecemos los que tenemos la vista cansada de tanta pantalla azul.

Otro punto a favor de esta película es que desde el principio nos muestra al “bicho” (la Cosa) con detalle; y poco después vemos que el “bicho” en realidad puede ser cualquier cosa… o cualquier alguien. Así, la tensión se traslada del monstruo a los personajes, y el miedo no es a lo horrible del monstruo (que lo es) sino a lo horrible de no daber en quién (o quiénes) se encuentra.

El doctor Halvorson y Kate, en pleno reconocimiento médico.

Gracias a ello se puede hablar de actuaciones, y muy especialmente de la protagonista, Kate Lloyd (estupenda Mary Elizabeth Winstead), que es el personaje sobre el que cae el peso de conducir la acción. Y aunque ésta no es nada del otro mundo (ya hemos visto demasiadas películas de persecuciones con “bicho” en un entorno cerrado, empezando por Alien), al menos lo resuelve con profesionalidad.

Kate en su obligado rol de hacer de teniente Ripley.

La historia no da más de sí. Incluso hay escenas de suplantación de personajes que son tan obvias que pude adivinarlas sobre la marcha. Supongo que, conscientes de ello, en lugar de hacer pirotecnia con los efectos especiales, los realizadores de la película han preferido contar una historia sencilla, en la que es más importante lo que hablan (y discuten) los personajes entre sí.

La fotografía, buena. La puesta en escena, cuidada con detalle, hasta el punto de que la ropa es reconocible como de aquella época.

Por cierto, no se vayan antes de haber terminado de ver los títulos de crédito. Consejo especialmente indicado para los nostálgicos del cine de terror de los 80.

Frases para la historia:

Edvard (le jefe de la misión noruega, refiriéndose a Kate): Es lista. Y tiene el control.

Personajes destacados:

Kate. Imprescindible. Hasta la Cosa es secundaria.

Tecnología destacada:

El interior de la nave espacial. Sobre todo la que parece ser al “sala de mandos”. Todo está hecho con poca imaginación (es complicado ser original, a estas alturas), excepto esa sala.

Calificación global:

Correcta, lo que se espera de una película destinada a entretener sin grandes pretensiones. Entretenida, sin más. No le aporta gran cosa al cine de terror y fantasía, pero (y esto es importante) no le quita nada. Ideal para una tarde de otoño sin cosas más importantes que hacer.

No hay comentarios

oct 25 2011

Enlace del día (XVI)

Publicado por en Historia Militar

Navegar por el océano bítico es para mí las más de las veces un trabajo aburrido e ingrato. Aburrido, porque veo pocas cosas originales o que me interesen (y si alguien piensa que eso es problema mío y de mis gustos particulares, que me diga el interesado cuántas páginas originales o interesantes encuentra a lo largo del día); ingrato porque las más de las veces termino pensando que lo único que he hecho ha sido desperdiciar mi tiempo, y eso dice poco de mi inteligencia y del valor que le doy a mi tiempo.

Sin embargo, a veces uno se encuentra con auténticas joyas de la web, tanto en la originalidad como en el interés. Y hoy quiero añadir a este blog una de esas joyas.

Se trata de la página Los Ejércitos del Rey, escrita por dos expertos en la materia, los señores Gregori San Ricardo y Torres Escobar, alguna de cuyas obras he consultado para la realización de estas páginas mías.

La página no tiene tantas entradas como a los aficionados nos gustaría, y estoy por apostarme una bolsa de escudos de oro a que ello se debe a la misma razón por la que yo no puedo completar Soldados del Rey: por exceso de otras obligaciones y falta de tiempo.

No obstante, esta web tiene ya un puñado de magníficas entradas, todas ellas soberbiamente documentadas. Quiero llamar la atención sobre una primera, monográfica sobre el reglamento de caballería de 1803, reglamento ampliamente documentado en lo gráfico no sólo por los Estados Militares de la época, sino también porque era la uniformidad de las tropas en Dinamarca.

La segunda sobre la que quiero llamar la atención es la relativa al estudio de las láminas de Pereira Pacheco. Sí ésas en la que está la única representación conocida de los Voluntarios Leales. Pero, ay, los autores usan el texto del artículo de Sañudo y Sorando de 1993 en el número 3 de Dragona para hablar de nuestro regimiento.

Eso, como mis lectores ya saben, es algo que el progreso en las investigaciones ha dejado obsoleto. Por ello me consideré en la obligación de escribir a los dos autores de las web para hacerles notar el detalle. El texto que les remití es exactamente el siguiente:

Acabo de leer en su página web el artículo que dedican a las láminas de Pereira Pacheco, entre las cuales está una lámina de un oficial de los Voluntarios Leales de Fernando VII. Veo que en el comentario de esta lámina siguen el trabajo del coronel Sañudo en Dragona, trabajo que está ampliamente superado por datos más recientes (y que el propio coronel conoce porque en más de una ocasión hemos hablado del tema él y yo).

Este regimiento fue levantado en Talavera de la Reina (Toledo), en agosto de 1808, siguiendo las indicaciones del capitán general Galluzo, que lo era entonces de Extremadura. En septiembre Talavera deja de depender de la Junta de Badajoz para pasar a depender de la Toledo, que incluye el regimiento entre las fuerzas que esta junta debía reclutar en la provincia.

En cuanto a su “poco éxito” durante la batalla de Talavera, los datos del consejo de guerra que se le formó al coronel Chacón (oficial al frente del regimiento en aquella ocasión) no apoyan dicha tesis. Finalmente, el regimiento entero (es decir, lo que había de él, que no llegaba a los tres batallones citados, ni tan siquiera escasos de tropa) formaba con las tropas del Duque de Alburquerque que se refugiaron en Cádiz en 1810. El regimiento figura como extinguido en diciembre de 1810, sin fecha indicada para su extinción.

Estos datos los tienen ustedes en la obra Talavera 1809: la Batalla, la Ciudad, sus Gentes, y en la hoja de servicio del coronel Chacón, cuyo estudio no se llegó a incluir en el libro citado, por si desean consultar las fuentes, a fin de corregir la información errónea.

Por lo demás, les felicito por su página (especialmente por su estudio de la caballería de 1803), y les animo a que sigan con ese trabajo. Los aficionados a la historia militar se lo agradecemos muchísimo.

Esto no desluce, ni mucho menos, este magnífico artículo, ni mucho menos la web en sí.

Por cierto, seguro que será de gran interés para los estudiosos de la táctica, por no hablar de los reconstructores históricos, el estudio gráfico de las órdenes, tal como las dibujó Pereira Pacheco, con el complemento de las láminas tomadas del Reglamento de infantería de 1808.

Que disfruten de esta web.

No hay comentarios

oct 24 2011

Música de lunes (CXLVIII)

Publicado por en Música

No hay comentarios

oct 18 2011

Enlace del día (XV)

Publicado por en Historia Militar

Un amigo portugués me recomienda este blog: Guerra Peninsular 1807 a 1814. Se trata de un blog en portugués, con pocas entradas, pero vivo aún, en el que hay interesantes recursos acerca del Ejército portugués de la época. A mí me está sirviendo, además, para hacer un pequeño diccionario militar español-portugués. Interesante, no les quepa duda. Que lo disfruten.

No hay comentarios

oct 17 2011

Música de lunes (CXLVII)

Publicado por en Música

No hay comentarios

oct 16 2011

Lectura del día (XLVI)

La lectura del día es hoy otra obra sobre la batalla de 1809: Historia e Historiografía de un Bicentenario. La batalla de Talavera en 1809. Se trata del libro en el que se recogen los textos de las conferencias que en 2009 nos ilustraron el significado y el contenido de los hechos militares y diplomáticos relacionados con la batalla. El ciclo de conferencias, así como la edición de este libro, ha sido coordinado por Jaime Olmedo Ramos. De hecho, este libro ha visto la luz gracias a la insistencia de Jaime Olmedo, que persiguió la publicación de las conferencias a pesar de las dificultades económicas que hubo para ellos. Afortunadamente para todos, este interés en publicar se vio acompañado por el interés parejo del Ayuntamiento de Talavera, gracias muy especialmente al trabajo y dedicación del concejal Carlos Gil, que fue sobre quien recayó la responsabilidad política y económica de estas conferencias, así como de otros actos relacionados con el bicentenario.

Algunos de los lectores más avispados ya se habrán dado cuenta de que en este libro falta la conferencia impartida por el coronel Sañudo. Ello se debe a lo que indica el propio Jaime Olmedo en la introducción: que el coronel no aportó texto de la misma. Aunque por esa razón Olmedo ha incluido una breve reseña bibliográfica de las obras fruto del coronel Sañudo en que puede leerse su estudio de los hechos militares de la batalla, por lo que, en tanto que historiografía, la ausencia no es tan notable.

Si alguno, además, echa de menos la conferencia que pronunció el profesor Esdaile, he de decir que dicha conferencia estaba fuera del ciclo que coordinó Olmedo, y por ello no está impreso en este libro. No obstante, la conferencia del profesor Esdaile está disponible aquí (ojo, se abre un PDF).

No creo que sea adecuado reseñar una conferencia por sobre las demás. Todas son de lectura obligada si se tiene interés en aquellos hechos y aquellos tiempos. ¿Mi favorita? La impartida por el embajador Stampa, sin duda.

No quiero dejar pasar la ocasión de mencionar que como parte del Apéndice Documental de este libro figura el álbum Centenario de la batalla de Talavera, la obra con la que el Ayuntamiento de hace un siglo conmemoró el hecho histórico. Es también interesante comparar la visión que se tenía hace cien años de los mismos hechos.

Sólo me queda decir que todos aquellos que deseen hacerse con ejemplares de este libro deben dirigirse al Organismo Autónomo Local de Cultura del Ayto. de Talavera de la Reina, que se encuentra en el Centro Cultural “Rafael Morales”, antiguo Hospital de la Misericordia, en la Plaza del Pan.

No hay comentarios

oct 15 2011

De museos por Madrid

Publicado por en Arte

El miércoles pasado, aprovechando el feriado de la Fiesta Nacional, María y yo aprovechamos para ir de museos en Madrid.

Primero fuimos a la Casa-Museo de Sorolla, en General Martínez Campos 37. Como su nombre indica, es la casa en la que residió Sorolla con su familia a partir de 1890. Ahora mismo es una finca que resulta extraña porque se encuentra rodeada por edificios modernos que la superan en altura y dan al entorno un aspecto urbano (por así decirlo) en el que la casa no encaja. Pero una vez dentro, los jardines de la casa (inspirados en los de La Alhambra, y no por casualidad) son una delicia que sirve de magnífica entrada a la parte museística.

En la actualidad, y hasta febrero del año que viene, hay una exposición monográfica dedicada a Granada, ciudad que ejerció una importante atracción sobre la imaginación de Sorolla, que se “escapó” tres veces para pintar la ciudad, la magnífica sierra que la abraza, y el palacio de la Alhambra que la adorna.

Además de esta exposición monográfica, pueden visitarse las habitaciones que Sorolla usaba como estudio y para la exposición de sus cuadros recién acabados. Algunos de los lienzos de esta parte ya los había visto yo en la exposición que se organizó hace un par de años en el Museo del Prado. Otros los vi allí por primera vez.

También puede visitarse la vivienda como tal, especialmente en la planta baja (la planta de arriba, supongo que donde estaban los dormitorios de la familia, es donde se encuentra la exposición monográfica) de la casa. Esta parte le da un sabor especial a la visita puesto que puede verse el entorno en que vivía la familia, y los utensilios del ajuar doméstico con que hacían su vida. La colección de cerámica (casi toda ella de uso cotidiano, poca cosa ornamental, por lo que pude ver) me resultó también impresionante porque es poco frecuente ver un ajuar doméstico tan extenso y tan variado.

Por cierto, que por lo que leí en varias cartelas, en la casa hay cerámica que, por la fecha del encargo y el alfar de la manufactura, estoy convencido que pasó por las manos de mi bisabuelo Manolo mientras se hacía. Qué cosas…

Tras esta visita, que resultó muy instructiva y entretenida, María y yo nos fuimos al edificio de Capitanía General, en la calle Mayor, para ver la exposición de cuadros de José Cusachs y de Augusto Ferrer-Dalmau. Todos los cuadros son de temática militar. Los de Cusachs, un reflejo muy interesante de la Tercera Guerra Carlista en Cataluña, de la que fue testigo, además de combatiente. La obra de Ferrer-Dalmau se extiende a varias épocas, incluyendo la de la Guerra de la Independencia.

Además de los cuadros de estos dos artistas, la exposición incluye la exhibición de varios uniformes de jinetes de la época de Cusachs, supongo que pertenecientes a los fondos del Museo del Ejército. Otro elemento digno de verse, especialmente si se es aficionado a la militaría y a la historia militar.

Una exposición pequeña por el número de obras expuestas, pero muy interesante y muy entretenida. Pena que vaya a durar tan poco tiempo.

En fin, a eso le llamo yo un día bien empleado.

Incluso nos dio ocasión a ver, en el jardín de la casa de Sorolla, la parada aérea del desfile, puesto que los aviones y helicópteros (la primera vez que veía yo un helicóptero “Tigre”) pasaron justo por encima de nuestras cabezas. No nos faltó de nada ese día.

No hay comentarios

oct 12 2011

¡Feliz cumpleaños, España! (2011)

Publicado por en General,Gente ilustre

No hay comentarios

oct 10 2011

Música de lunes (CXLVI)

Publicado por en Música

Recordar a Tino Casal me está haciendo repasar su discografía. No voy a ocultar que me está resultando cada vez más fascinante. Tercera entrada consecutiva dedicada a este gran músico, un récord en esta web.

No hay comentarios

Sig »