Archivo de diciembre, 2011

dic 29 2011

Lectura del día (XLVII)

Publicado por en Historia Militar

Uno de mis cuñados ha tenido el detalle de regalarme por Navidad el libro que da pie a esta entrada.

En este año de centenarios y bicentenarios faltaba por recordar que también en 1811 se creó la máxima condecoración militar española, la Real y Militar Orden de San Fernando.

Este libro recoge la historia de los primeros años de la Orden, así como un estudio de las cruces y recompensas pertenecientes a la misma, incluyendo las modificaciones que han sufrido las recompensas a lo largo del tiempo. Se recogen las biografías (resumidas) de varios de los recompensados con esta Orden a lo largo del tiempo. No obstante, este libro es más un libro de heráldica y medallística que una historia de los laureados. Interesante estudio, y además reciente, por lo que está actualizado. El nivel de las ilustraciones de las recompensas es bastante bueno. No es un libro extenso ni entra en detalle, pero ilustra perfectamente la historia de la Real y Militar Orden.

Por cierto, en una de las primeras páginas hay una ilustración de la medalla de Talavera.

No hay comentarios

dic 27 2011

Una felicitación de Navidad en 2011

Publicado por en Athlétic Club

De todas las felicitaciones de Navidad que he recibido en este año 2011 (gracias a todos los que se han acordado de mi familia y de mí), permítanme que ponga aquí la que más ilusión me ha hecho.

Felicitación Navidad 2011

Me alegra mucho que la Peña siga manteniendo un nivel de actividad apreciable, como saben más que de sobra los que me conocen. A fin de cuantas, para mí y mi familia, la peña del Athlétic Club Ciudad de la Cerámica es tan propio del mi personalidad como talaverano como la misma Iglesia Colegial que se refleja en la misma felicitación de Navidad.

Que sea por muchos años.

No hay comentarios

dic 26 2011

Música de lunes (CLVI)

Publicado por en Música

No hay comentarios

dic 24 2011

Feliz y santa Navidad (2011)

Publicado por en Música

No hay comentarios

dic 20 2011

Do you speak English, ingeniero?

Publicado por en Telecos

Saben los lectores habituales de este blog (que alguno hay, o eso me dicen las estadísticas de visitas) que no soy amigo de publicar entradas con contenido profesional. No es el objeto de este blog, hacerlo quizá me complicaría la vida en exceso, y hay otros foros mejores para ello. Así al pronto se me ocurren estas tres razones, aparte de las que a lo largo de los años he ido desgranando.

Pero esta entrada va a tratar de un asunto profesional.

El sábado pasado estuve con María en la cena de Navidad del Colegio profesional al que pertenezco. Como no podía ser menos al presentarme como Gestor de la Bolsa de Trabajo del Colegio, parte de la conversación versó sobre temas de empleo, y especialmente sobre la percepción que yo tuviera al respecto, a la vista de la información que puedo obtener de la Bolsa.

Ayer tuve otra reunión en el Colegio, ésta relacionada con un problema de software. Pero igualmente surgió el tema de la Bolsa, y del empleo.

Tanto el sábado como ayer mismo di mi opinión.

El software necesario de nuestra profesión es el idioma inglés. Quien no sabe defenderse verbalmente y por escrito en idioma inglés está tirando por la borda una parte muy importante de su propia empleabilidad. Punto.

Por mi experiencia reciente, a nadie impresiona un hardware profesional si no va acompañado de un software que permita su adecuada ejecución. Es más: a nadie le impresiona un CV que muestre un bilingüismo castellano-catalán, por ejemplo (tampoco un trilingüismo castellano-catalán-valenciano, o castellano-catalán-aranés). En el nicho profesional que se nos supone, que sigue siendo hasta la fecha el nicho profesional para el que se siguen generando ofertas de empleo, lo único que puede impresionar es un buen dominio de la lengua inglesa. Y si es con experiencia profesional demostrable en un entorno multinacional, o trabajando en el extranjero, mucho mejor que con diplomas de escuelas de idiomas, aunque sean oficiales.
Así pues, mi mejor consejo profesional a todos aquellos que busquen empleo en el sector de las Telecomunicaciones, especialmente si tienen entre 25 y 35 años es: aprended a hablar y a escribir correctamente en inglés.

De paso, si podéis aprender a hablar y a escribir correctamente también en español, estoy seguro de que los lectores de vuestros emails os lo agradecerán.

Me decepciona mucho (pero mucho, mucho) cuando pienso que después de tantas vueltas que le dimos durante años y años al tema de los planes de estudio nuevos (1985), renovados, novísimos (2000) o ultranuevos (es decir, Bolonia), y después de estar preocupados casi en exclusiva por los perfiles profesionales de los nuevos titulados, resulta que el aspecto profesional más relevante se nos escapara por completo. Ese aspecto es el idioma. Es decir, el inglés.

Finalmente. Cuando hablo de nuestras profesiones, me refiero a las cuatro de Ingeniero Técnico de Telecomunicación. Profesiones que son también las de los nuevos títulos de ingenieros de grado “a la boloñesa”. Títulos “a la boloñesa” en los que veo las mismas carencias y necesidades, que se resumen en una: idioma inglés.

No hay comentarios

dic 19 2011

Música de lunes (CLV)

Publicado por en Música

No hay comentarios

dic 18 2011

Hanuncio

Publicado por en Maldiciones

Este fin de semana estaba buscando un regalo de Reyes que pudiera hacerme a mí mismo en una web de compra-venta de objetos de segundo mano.

Buscando por cierto criterio que me interesaba, me encontré con un objeto cuya foto mostraba una pieza de cierta calidad, a buen precio. Pero ¡ay!, resulta que el hanuncio tenía un pequeño defecto. La descripción de la pieza era, literalmente, ésta:

mosquete mui buen estado de conservacion para los años que tiene ala vista no le veo marcajes posible sea militar ho posible mosquete de casas con su baqueta horijinal martillo de piedra buena funcion las dos posturas piedra horijinal madera noble hosea buena madera no tiene ninguna restauracion tal como se fabrico asta haora su medidas todo largo 145 de culata asta final de cañon diametro de caño 20 mm,.-11,.-centimetros de redondo del cañon y lo restante cañon hoctogona largo de cañon 111 total por lo de mas ala vista esta hofertas serias no se amiten debulociones

En fin, que me voy a quedar sin este regalo, porque no me fío ni un pelo de quien no se preocupa lo más mínimo por hacer inteligible la venta. Otra vez será.

Ah, no, no voy a incluir aquí el enlace al anuncio original (u horijinal). Es más divertido introducir el texto en Google y encontrar la fuente.

No hay comentarios

dic 13 2011

Viaje a Mallorca (5ª parte y final)

Publicado por en Gente ilustre,Historia

En otras épocas de mi vida pensaba que lo más alto que podía llegar, en tanto aficionado a la historia, era a que Pérez-Reverte mencionara en sus artículos mis monografías, citándome por mi nombre. Igualmente, en esas épocas, para mí la experiencia más de lo más era acumular cuanto mayor número de experiencias, mejor. Hasta estaba dispuesto a pagar por ello.

Hace tiempo que me convencieron (gracias, María; gracias, Paco) que ser el perejil de todos los guisos posibles no es lo mejor que le puede pasar a uno. Y que es mejor reservarse para ciertos momentos.

Me considero extraordinariamente afortunado. Vi salir el Sol sobre los altos boscosos de Pratzen a las 9 de la mañana del viernes 2 de diciembre de 2005, desde la colina Zuran. Vi amanecer sobre el campo de batalla de Talavera, a eso de las 7 de la mañana del 28 de julio de 2009, desde el cerro Medellín. Y ahora, he sido partícipe, y quiero pensar que hasta cierto punto catalizador, del recuerdo y homenaje al general Cuesta el 26 de noviembre de 2011.

Mientras sigo esperando a que Pérez-Reverte se acuerde de mi nombre, me considero satisfecho haber estado allí en esas fechas. Además, en el caso de este viaje a Mallorca, porque he podido disfrutarlo al lado de la mujer que me ha inspirado para estar allí, la dama y señora que es la mujer de mi vida.

No hay comentarios

dic 11 2011

Viaje a Mallorca (4ª parte)

Publicado por en Gente ilustre,Historia

A las 11:00, puntualmente con la hora establecida, comenzó el acto de homenaje en la capilla donde reposa para la eternidad el general Cuesta.

El primero en intervenir fui yo mismo. No fue algo programado. Simplemente, sobre la marcha me ofrecieron el honor de ser yo quien depositara las flores sobre la lápida del general. Algo a lo que no pude decir que no, como pueden imaginarse mis lectores. Asimismo me dieron la ocasión de pronunciar unas palabras. Como fue algo improvisado, no recuerdo exactamente lo que dije. Sí recuerdo que mencione a Talavera como el cénit de la carrera militar del general Cuesta, y recordé que él al frente de sus tropas defendió nuestra ciudad. Recuerdo también que cerré mis palabras haciendo votos porque el recuerdo de los héroes (entre los cuales cuento al general, como es elemental) no se extinga nunca.

A continuación el señor Durán glosó la figura del general con un breve relato de los hechos más destacados de su biografía, especialmente los que relacionan con Mallorca, isla en la cual pasó dos etapas de su vida.

El señor Durán, glosando la figura del general.

Tras el señor Durán, el Deán del Cabildo, señor Bauzá, nos dirigió unas palabras en las que glosó el nexo que nos ha unido a los que estábamos presentes en el recuerdo al general Cuesta, y de los nexos que nos harán que se vayan estrechando. Por ejemplo, la figura del Marqués de la Romana, que también se encuentra enterrado en la catedral. Aquí la tarea de investigadores como el señor Fullana será imprescindible.

Otro momento del homenaje. Está hablando el Deán, señor Bauzá.

Tras las palabras del señor Bauzá, éste entró en una de las sacristías, y, revestido de estola, ofició un responso en memoria del general Cuesta (nuestro hermano Gregorio, como le llamó).

Fue para mí el momento más emocionante del acto de recuerdo y homenaje. No se reza a los fantasmas, ni se ofrecen sufragios a Dios sin estar seguros de su eficacia y valor actual. Nuestro hermano Gregorio dejó de ser una figura histórica para convertirse en una persona auténtica y real. ¿Alguna vez han cantado La muerte no es el final? ¿Alguna vez han creído en la literalidad de sus palabras? Pues ésa fue la certeza de fe que permitió que en aquel momento dos instantes separados por doscientos años se unieran en el espacio físico de aquella capilla.

Con esto (nada menos) el recuerdo y homenaje al general Cuesta prácticamente hubo finalizado.

Dejamos el ramo de flores orientado de modo que la cinta pudiera verse desde la nave de la catedral, de manera que los fieles y visitantes tuvieran al menos alguna información acerca de quién está enterrado allí.

Ya finalizado el recuerdo, hablando con el señor Fullana de nuevo, concluimos los dos que el acto había estado teñido en todo momento de gran respeto por la figura del general, y de gran dignidad. Esta cualidad se puede tener, o puede no tenerse. Lo que resulta imposible es comprarla. La cuestión de fondo era simple: ¿había estado nuestro homenaje a la altura de la figura que recordábamos? Sí. Decididamente, sí.

Y con esta conclusión nos despedimos María y yo de los señores Fullana y Bauzá.

El broche que cerró aquella mañana inolvidable nos lo encontramos a la salida de la catedral.

Por pura coincidencia, ese sábado 26 de noviembre se realizaba el cambio de guardia frente al Gobierno Militar. Una formación de granaderos con uniforme de época, con banda de música (pífano y tambor), y oficial al frente, desfiló frente a nosotros. Formados en dos hileras, dieron frente al público. A continuación el oficial ordenó abrir las hileras para que dos sargentos revistaran las armas de la tropa. Terminada la revista, y con la banda marcando el ritmo, salieron de la formación los dos nuevos centinelas, y se colocaron en sus puestos de guardia en la puerta del Gobierno.

Pasando revista de armas a la tropa.

Me dijeron que los uniformes fueron costeados por el Museo Militar de San Carlos, y que se corresponden a los uniformes que llevaban las tropas mallorquinas que reclutó el general Santiago Wittingham (nuestro viejo conocido de Talavera; la historia militar es un pañuelo) y que a las órdenes del general Graham pelearon en Castalla y (creo) en Sagunto.

No sé si entendí mal, o si mi memoria me traiciona, porque los uniformes no me resultan familiares. Eso sí, pude ver que en la manga llevaban bordadas las armas de las islas. Y la puesta en escena fue espectacular, mucho mejor que aquellas en las que yo he tomado parte como uniformado. Claro que no hay sustituto para la profesionalidad.

Granadero en su puesto de centinela.

Terminado el acto del cambio de guardia, dejamos atrás la catedral. Eran las 13:00, más o menos. Apenas tres horas desde que llegamos a la puerta de la catedral. Pero parecía que habíamos estado allí todo el día, tan intenso fue todo.

No puedo evitar pensar que hemos plantado una semilla. Bueno, quizá la plantamos en el verano de 2008, exactamente el día del 199º aniversario de la batalla de Talavera. Como sea, espero muy sinceramente que en nuestra próxima visita a la catedral de Mallorca veamos en la capilla, al lado de la lápida que cubre sus restos mortales, el retrato del general y un cartel explicativo de quién fue y de porqué se encuentra allí.

No hay comentarios

dic 10 2011

Viaje a Mallorca (3ª parte)

Publicado por en Gente ilustre,Historia

El sábado 26 de noviembre María y yo nos pasamos por la floristería para recoger el ramo. Por desgracia la cinta y el lazo que había preparado María con tanto cariño y habilidad se quedó en Madrid por un descuido. Hubo que improvisar.
A primera hora de la mañana el Sacristán Mayor de la catedral nos hizo pasar a la nave antes de que ésta se abriera. Allí pudimos ver que ya estaban trabajando en preparar el pequeño acto en la capilla en la que se encuentra la lápida. El sacristán nos presentó allí a Pere Fullana, del Archivo Capitular, que es a quien se le debe (si no me equivoco) la mayor parte del esfuerzo de organización y back-office de este homenaje.

En la misma nave de la catedral tuvimos una conversación de lo más interesante con el señor Fullana, magnífica introducción al acto de homenaje y recuerdo. Durante esta conversación pudimos enterarnos de los pormenores del homenaje al general. Así nos enteramos de todo el trabajo que había detrás de aquel breve acto, que no era poco, ni menos ilusionante que otras conmemoraciones en las hemos estado. Gracias a Dios que hay personas inteligentes y atentas como el señor Fullana por todas las latitudes de nuestro país. De no ser por ellos, cuántas cosas se pasarían por alto. ¡Y la de cosas que nos anunció que aún tienen en cartera para el bicentenario de la Constitución de Cádiz!

El señor Fullana me presentó en la misma nave de la catedral al presidente del Aula Weyler, teniente coronel (retirado) Durán, que es el motor del Museo Militar de San Carlos, situado en Porto Pí. Con el señor Durán tuvimos ocasión de hablar de temas militares, a fin de cuentas la profesión de Cuesta. Me cupo el privilegio de comentarle los avances que ha habido en la parte militar de la batalla de Talavera, gracias al descubrimiento y estudio del APJLR. Entre otras cosas, le hablé de la verdadera magnitud de los fusilamientos de soldados con posterioridad a la batalla, recalcando que Cuesta fue incluso benevolente, de acuerdo a las instrucciones que tenía.

A continuación nos presentaron a los representantes del Gobierno Militar de las Islas, coronel Navarro y teniente coronel Ortiz, a los cuales saludé sin apenas poder cambiar palabra con ellos porque casi inmediatamente hizo acto de presencia el Deán del Cabildo, monseñor Joan Bauzá, quien iba a presidir el homenaje.

Ya estaba todo listo para comenzar el homenaje.

No hay comentarios

Sig »