Archivo de junio, 2014

jun 30 2014

Música de lunes (CXLI)

Publicado por en Música

No hay comentarios

jun 28 2014

Historia de una foto

La historia de surgió con polémica, como no, en internet, y en concreto en el grupo TALAVERA AYER HOY Y SIEMPRE, del que ya he hablado en otro sitio. La discordia la generó esta foto que incluyo a continuación.

El pie de foto reza lo siguiente:

Foto de la cubierta: Talavera del Tajo, 3 de septiembre de 1936. Masacre en la calle Carnicerías tras la entrada de las fuerzas de Yagüe (Hemeroteca Municipal de Sevilla, Fondo Serrano)

Esta foto aparece en este foro (y en otros) cada cierto tiempo. Tanto se repite que esta foto va camino de convertirse en el icono de la Guerra Civil en Talavera. Sin embargo, nunca, en ninguna de las reproducciones, había encontrado el aparato crítico que permitiera interpretar esta imagen.

El asunto es importante porque esta misma foto la he visto con pies que sitúan la escena en Sevilla y en Huelva. Por tanto ¿es o no es una foto tomada en Talavera?

Hoy (por el martes) de nuevo ha aparecido esta foto en la red. Y he preguntado. Porque, oiga, es que quiero saber.

Primer dato concreto: la foto es la cubierta del libro La columna de la muerte, de Francisco Espinosa Maestre. El libro (no lo conozco) relata la historia del avance de las columnas de tropas rebeldes desde Sevilla hasta Badajoz. No cubre (según la reseña) el combate en Talavera. Por lo visto el foco del libro está centrado en la represión llevada a cabo por las tropas de Yagüe, no en los hechos militares.

Parte de la polémica en el hilo de debate ha aparecido cuando he afirmado que ninguna unidad militar llevaba la denominación Columna de la muerte, excepto (si la memoria no me falla) una columna anarquista en el frente de Aragón. Por esta afirmación me han llamado, literalmente, ignorante. Concretamente: Pero afirmar que la Columna de la Muerte, no existio, dice mucho de tu nivel de informacion respecto al tema en cuestion (sic). No he replicado a esto. No tiene mucho sentido buscar información de una unidad militar usando la identificación ad hoc que su enemigo le dio sobre la marcha. Ya saben, la orgánica y esas cosas que sólo nos interesan a los frikis de la historia militar. Así pues, explicarlo a quien le da igual no tiene mucho sentido.

La polémica escala cuando primero me dicen, primero, que la Columna de la muerte se hizo famosa en el trasiego desde Sevila a Badajoz; podrian haber aparado alli pero siguieron su camino. no hay error alguno,mirate los archivos de las hemerotecas y lo veras (sic) y en segundo lugar que Y si tantas dudas tienes y tanto quieres saber tienes dos caminos a seguir: la hemeroteca de Sevilla y el archivo militar de avila (sic). Y unas respuestas debajo, al pedir las referencias documentales concretas, la respuesta es: Si tengo refrencias, pero ¿para que dar pan al que ya sabe comer? (sic). Fin de la historia. No voy a insistir con quien no tiene interés en aportar al debate los datos de que dispone.

Afortunadamente para mí resulta que el autor del libro mencionado antes sí ha realizado el aparato crítico sobre dicha fotografía, y además ha tenido a bien compartirlo con todos mediante este documento (el PDF puede descargarse de manera gratuita).

La conclusión del Espinosa Maestre es clara: la foto en efecto se tomó en Talavera, y además de otros argumentos aporta el testimonio (en 2002) de un testigo ocular de la escena, Miguel Navazo Taboada. Conforme a ese testimonio el pie de foto anterior describe la escena correctamente. Puede hacerse crítica de sus fuentes, pero yo creo que su argumentación es lo bastante sólida como para decir que el asunto está cerrado.

Como a la vista de los comentarios del hilo parece que es a mí al único al que le importa datar e informar correctamente sobre este asunto, aquí queda para aquellas personas interesadas, aparte de para mi propia información.

He de decir que el asunto no ha terminado para mí. Ayer mismo leí en el blog de Enrique Dans el artículo titulado Eres lo que compartes. Para mí la clave de la filosofía web es precisamente la compartición. Por eso creé y sigo pagando este espacio web, dedicado a compartir con mis lectores (y los tengo, aunque en cifras modestas) aquello que logro encontrar sobre los temas que me interesan. De la misma manera que en el grupo de Facebook Las Legiones de Roma (en el que soy uno de los moderadores) hago lo posible porque la gente comparta y aporte lo que tenga, sea mucho o poco. Estar en internet sin compartir es como no estar.

Y resulta que justo en su sitio dedicado a compartir no sólo no se comparte sino que además se desprecia al que pregunta porque quiere saber. Por sus obras se conoce a la gente, y en este caso la obra es no arrojar luz a lo que es oscuro. ¿Porqué tanto misterio en torno a la información de esta foto? ¿A qué viene darle vueltas a las incógnitas sobre la escena histórica retratada? Y si me lo tomo por lo personal ¿porqué despreciar las preguntas interesadas en saber más?

Desgraciadamente, la respuesta a estas preguntas es, en mi opinión, muy simple: a nadie le importa un carajo la verdad histórica de la Guerra Civil española, en Talavera o en otro sitio. Lo ha descrito mejor que yo un vecino de este blog, Juan de Juan (ésta es su casa digital) en ésta otra entrada que enlazo. Léanla, y laméntense.

Eres lo que compartes, ha escrito Enrique Dans. Dando por cierto este enunciado, entonces su negación también es cierta: lo que no compartes no eres.

Un último asunto. En el hilo en cuestión yo he afirmado que he estudiado la historia militar de la Guerra Civil en sus fuentes documentales originales.

Y es cierto. Fue una época en la que yo estaba metido hasta el cuello en el mundo del wargame. No había por entonces un solo juego que mereciera la pena sobre la Guerra Civil, y me dio por tratar de hacer uno yo mismo, al estilo del World in Flames, cuyo sistema de juego me entusiasmó. Así pues me fui al entonces Servicio Histórico Militar con mi carnet de estudiante (de ingeniería técnica), y durante varios meses pude examinar los microfilmes relacionados con mi interés. El juego de guerra se quedó en el limbo. Mi carrera era más importante. Ahora no estoy tan interesado en los juegos de guerra, por lo que dudo que retome el asunto. Ahora bien, los cuadernos de notas están en mi archivo personal y de vez en cuando los repaso para asegurarme de que no los pierdo.

No hay comentarios

jun 21 2014

48 horas con Felipe VI

Publicado por en Gente ilustre,Res publica

Los españoles llevamos 48 horas con Felipe VI como rey de España. Por razones que no hacen al caso (pero que no son secretas, por si alguien quiere preguntar) yo soy uno de varios millones de españoles que no salió a la calle a ver en persona al nuevo rey; me tuve que conformar con ver por TV la ceremonia, wassapeada además en tiempo real por María.

Uno de mis defectos es prestar atención a lo que dice la gente importante. Otro es el de leer casi todo lo que cae en mis manos. Por estas dos razones escuché con atención el discurso inaugural del rey Felipe. Y luego me leí el texto, enlazado aquí (ojo, que se abre PDF).

De todo lo que dijo me quedo con esta magnífica cita de Miguel de Cervantes:

No es un hombre más que otro si no hace más que otro.

Sospecho que al redactar esta frase estaba pensando en este otro texto, más extenso, de don Francisco de Quevedo:

Que el reinar es tarea, que los cetros piden más sudor que los arados, y sudor teñido de las venas; que la Corona es el peso molesto que fatiga los hombros del alma primero que las fuerzas del cuerpo; que los palacios para el príncipe ocioso son sepulcros de una vida muerta, y para el que atiende son patíbulos de una muerte viva; lo afirman las gloriosas memorias de aquellos esclarecidos príncipes que no mancharon sus recordaciones contando entre su edad coronada alguna hora sin trabajo.

Le tomo la palabra al rey Felipe. Eso es lo que espero de él, porque espero que cumpla su palabra.

No hay comentarios

jun 18 2014

El Rey ha abdicado: ¡viva el Rey!

Publicado por en Gente ilustre,Res publica

Dentro de un minuto entrará en vigor la ley conforme a la cual Juan Carlos I dejará ser rey de España. Conforme a las leyes de la nación española, le sucederá el rey Felipe VI.

Es la segunda vez en mi vida que se produce un relevo en la jefatura del Estado. Claro que en la otra yo sólo tenía 5 años y apenas tengo algunos recuerdos vagos al respecto.

En 1975 la transición entre un Jefe del Estado y otro se produjo de manera pacífica (no hubo disturbios) y pactada (la ley sucesoria estaba aprobada desde 1969). Mal que les pese a los muchos que piensan que hubiera sido mejor que todo ello hubiera venido acompañado de un baño de sangre. Para recordar otra sucesión pacífica y conforme a la ley habría que remontarse tres generaciones atrás, a 1902, cuando fue proclamado rey Alfonso XIII. El relevo en la Presidencia de la República en abril de 1936 no entra en tal consideración ya que allí pacto hubo poco, y conformidad con la ley tampoco demasiada. El relevo de 1975, por tanto, era un hecho prácticamente inédito para los españoles de la época.

Con este bagaje de estabilidad y tranquilidad (que no es poco) el nuevo rey estaba en condiciones de dar un paso más allá de la carta otorgada que de hecho suponían los poderes que había recibido. En consecuencia, y porque no había alternativa posible después de siglo y medio de experimentos políticos, en los cuales sí había corrido, y mucho, la sangre de los españoles, cedió la soberanía que le había sido otorgada a la Nación española toda, a través de las Cortes Constituyentes libremente elegidas en 1977, y posteriormente a través del referéndum constitucional de diciembre de 1978. Así se logró que España avanzara desde 1833 a 1978 en un sólo día. ¡Y lo hicimos nosotros! Es por eso por lo que el día en que anunció su abdicación el rey Juan Carlos dijo textualmente: Estos difíciles años (…) también han reavivado la conciencia orgullosa de lo que hemos sabido y sabemos hacer y de lo que hemos sido y somos: una gran nación, como reseñé en otra entrada.

Como consecuencia del marco constitucional que la Nación se dio a sí misma hemos gozado los españoles de la etapa de prosperidad más larga y poderosa de toda nuestra historia. Muchos de mis mayores no estaban de acuerdo con que hubiera un rey como Jefe del Estado. De hecho, los monárquicos somos bastante poco abundantes en mi familia, especialmente por la rama paterna. Y sin embargo, ninguno de ellos dejó nunca de beneficiarse de la estabilidad y prosperidad que nos ha traído la Monarquía constitucional, y tampoco ninguno de ellos dejó nunca de considerar que había temas de muchísima más importancia que tener a un rey por Jefe del Estado.

Hoy está de moda andar chinchando con el tema de si somos súbditos por tener un rey, y chorradas similares. Tenemos Constitución, y eso nos hace ciudadanos; con rey mejor que sin él, porque eso es lo que la experiencia de toda una generación nos ha demostrado.

Es la primera vez en la vida de todos los españoles vivos en que el cambio en la jefatura del Estado se produce en paz y conforme a la ley, y además, con los españoles siendo ciudadanos libres antes y ciudadanos libres después. Ésta es la mayor diferencia entre el relevo en 1975 y el de hoy.

Como eso, en buena medida, se lo debemos a S.M. el rey Juan Carlos (y a algún otro que lo estará viendo desde el cielo, Dios mediante), no tengo ningún empacho en compartir en mi blog la imagen que añado al final de la entrada.

Como, además, en toda mi vida me ha importado tres cojones la manera en que la gente me mirara o me clasificara por mis ideas, voy a colocar una bandera de España en mi ventana para así unirme a la celebración por la proclamación del nuevo rey. Incluso me atrevo a escribir que si alguien me considera digno de desprecio por la bandera de mi ventana, en estos tiempos en que existe la costumbre asquerosa de categorizar a la gente por su bandera para poder desestimarla mejor, eso para mí es timbre de orgullo, porque es la bandera de mi patria.

No hay comentarios

jun 09 2014

Música de lunes (CXL)

Publicado por en Música

No hay comentarios

jun 08 2014

Lectura del día (LXXIII): Desperta Ferro especial polacos de Napoleón

Publicado por en Historia Militar

La lectura de hoy es la revista Desperta Ferro (Historia Moderna), en un número especial titulado Los polacos de Napoleón.

Pese al título, lo que se relata es fundamentalmente la historia de los polacos de Napoleón en España. Los escenarios relatados son los habituales: Somosierra, asedio de Zaragoza, contraguerrilla en La Mancha y Andalucía… Echo de menos el relato de la presencia de los polacos en los combates de Toledo y en las batallas de Talavera y Almonacid. La ausencia es fácil de explicar. En lugar de hacer un relato desde el punto de vista español, se ha hecho desde la perspectiva polaca. Esto es, se han listado los puntos que son más relevantes desde el punto de vista de la historiografía polaca, y se ha estructurado el artículo correspondiente a partir de los anales polacos, complementados (y completados) con la información procedente de los archivos españoles.

Esto no hace más flojo al contrario. Al contrario, me parece que lo enriquece. Lo que sucede es que limita el contenido de la revista a lo que más le puede interesar a un polaco, obviando otros capítulos no menos interesados, como los que menciono arriba. Un trabajo interesante, sin duda. Y con margen para completarlo.

No hay comentarios

jun 06 2014

70º aniversario D-Day +

Publicado por en Historia,Historia Militar

Esta fotografía la hizo Robert Capa el 6 de junio de 1944. Estas espaldas son de los soldados de la compañía E del 16º regimiento de infantería de la 1ª división de infantería de los EE.UU., desembarcando en la playa Omaha. Hoy hace de eso 70 años, Si queda vivo alguno de estos soldados, debe tener más de 85 años, tirando por lo bajo.

.

.

Esta misma semana se ha cumplido el 15º 25º aniversario del fin de las protestas de la plaza de Tiananmen en Pekín. El día 4 de junio de aquel año se tomó esta famosa foto, la del “hombre de la camisa blanca”, cuya identidad es incluso hoy dudosa. Se supone que cuando el Ejército Popular barrió las protestas manu militari aquel hombre fue muerto.

.

.

Estas son dos escenas que muestra realmente lo que significa luchar y sacrificarse por la libertad cuando ésta está realmente secuestrada. Todo lo demás es cháchara de barra de bar (aunque se publique en Facebook) y lo que ahora se llama #postureo, y de toda la vida, hacer el lila.

Actualizado: El Día D relatado de hora en hora tal como fue.

No hay comentarios

jun 02 2014

¡Viva el rey Juan Carlos!

Publicado por en Gente ilustre,Res publica

La noticia del día, por supuesto, es la abdicación del rey Juan Carlos I y el inmediato comienzo de su reemplazo por el todavía Príncipe de Asturias, el futuro rey Felipe VI.

La desafección que se viene mencionando desde hace meses como una de las razones para la pérdida de popularidad de la monarquía parlamentaria, y por extensión, de la Constitución aprobada en 1978, a mí me ha parecido más generacional que política.

Creo que la clave la ha dado, alta y clara, Fernando Ónega en RTVE esta misma mañana. Ha dicho, sin despeinarse, que los españoles de mi generación, y más jóvenes, no sentimos ningún aprecio por los logros de la Transición, ni por el Rey. Ni es posible que la sintamos porque hemos disfrutado de sus logros sin haber sido protagonistas de ella; y, por supuesto, sin haberla trabajado como hicieron nuestros padres. De hecho, llevamos años en que lo único que hacemos es criticar la obra de nuestros mayores porque estamos seguros de que nosotros lo hubiéramos hecho mejor. Es más, pensamos que incluso hoy en día podemos hacerlo mejor. Sin que se nos mueva un hilo de la camisa. Porque nos consideramos mejores que nuestros padres (y tal vez lo seamos), y por eso nos creemos justificados para enmendar sus obras. He visto a lo largo de hoy mensajes de republicanos en los que lo que pedían no era tanto la 3ª República sino la República de 1936. De eso se trata. A derechas o a izquierdas, nacionalistas o no, la generación de los que hemos sido destetados en la Transición quería rehacer el trabajo de sus padres y abuelos. De ahí ha nacido no poca frustración, no poca insatisfacción, y el contar deméritos que de otra manera hubieran sido medidos de otro modo. Nada nuevo. ¿Se acuerdan, lectores españoles, de los actos de homenaje a Miguel Ángel Blanco en el verano del 97? Eran meros revival de los conciertos protesta de la Transición, auspiciados por un gobierno del Partido Popular y con amplia presencia del gobierno del PP. Ahí empezó todo.

Tengo para mí que el rey Juan Carlos lo sabía perfectamente. Por ello, en otro servicio a España, y a los ciudadanos españoles, que somos España, ha jugado la carta que tenía en la mano: él mismo. Con ello, dentro de la ley, de la ley a la ley, ha cambiado las reglas de juego despejando el tablero. Ahora son posibles nuevas combinaciones y nuevos acuerdos, dentro de la ley.

Dentro de la ley… y también cuando ha querido. Así ha pillado completamente de sorpresa a todos, a derechas y (sobre todo) a izquierdas, a nacionalistas y no. No hay mas que ver el poco fundamento de las reacciones que están teniendo lugar a la abdicación. No creo que se repente aparezca inteligencia política donde sólo hay maniobras de oportunidad. Un genio político, don Juan Carlos. Qué tío: hasta abdicando sale ganador.

Estos difíciles años (…) también han reavivado la conciencia orgullosa de lo que hemos sabido y sabemos hacer y de lo que hemos sido y somos: una gran nación.

Ésta es la herencia para hoy y para mañana de Juan Carlos I, rey de España.

No hay comentarios