feb 19 2011

HispaLibertas: fin de una etapa

Publicado por a las 13:39 en HispaLibertas

El martes pasado, estando en el COITT intentando resolver algunos asuntos, me alabó alguien la caña que le estaba dando a mi blog. Me quedé sorprendido, porque cualquiera que vea el número de entradas de los últimos meses, y las compare con la época en que yo estaba en plena forma bloguera, llegará a la conclusión de que mi blog está más desatendido de lo que yo quisiera. Yo, desde luego, no estoy nada contento.

Las razones para ello son varias. No voy a entrar en enumerarlas, porque parecería que estoy pidiendo excusas por unas circunstancias que, o bien no se deben a mi voluntad, o bien me parecen plenamente razonables. En cualquiera de los dos casos, no es preciso que me excuse por nada. Y, por otro lado, no voy a hacer perder el tiempo a mis lectores tratando de hacerles ver unas circunstancias que son ajenas a sus vidas.

Como sea, era lógico esperar que esta inactividad mía tuviera sus consecuencias. Ayer se produjo una no por inesperada menos dolorosa.

Como saben mis lectores, he colaborado con HispaLibertas desde mayo de 2005, en que me invitaron a unirme a lo que entonces era un blog cooperativo. Yo, por aquellas fechas, ni tenía blog ni tenía esta web. Seguí en HL en la etapa de periódico ciudadano, y continué en la resaca de aquella tormenta. Recientemente anuncié nuevos cambios en HL, que devolvían dicho blog a algo más cercano a su idea original. Lo que no dije, porque no hacía ninguna falta y nadie salvo nosotros tenía que saberlo, fue el compromiso interno que había en el nuevo HL. Tampoco hablé de sus objetivos y plan de futuro, porque ello era asunto de los interesados, y de momento de nadie más.

El caso es que yo he fallado en cumplir el compromiso que había en HL. Es irrelevante para el caso si ello se debe a que prometí mucho y cumplí nada, o que prometí poco y he dado poquísimo. El caso es que no he cumplido, verdad como un templo, y punto. Por ello ayer me abrieron la puerta, me dieron mi abrigo y mi sombrero, y amablemente me invitaron a que pusiera los pies en la calle. Yo, con gran pena, he aceptado esta salida de HL.

Esto no significa que no vaya a publicar más en HL. Lo que sucede es que cuando tenga algún material para ese blog lo tendré que enviar como externo (ya no como colaborador), y tendré que pasar los filtros pertinentes de cualquier autocandidatura.

Espero y deseo que HL tenga una buena y fructífera vida en su nuevo diseño y nueva configuración. No hay ningún blog en español que yo conozca que tenga tanto potencial. En cuanto a mis ya excompañeros de HL, con los cuales no se ha roto nada personal, me queda decir que en este punto no puedo lamentarme: son gente fuera de serie, y me enorgullece que durante todo este tiempo me hayan contado entre ellos.

Buena suerte, HispaLibertas, y viento en tus velas.

No hay comentarios

Comentarios cerrados.

Trackback URI |