ago 18 2017

Tumbas acuáticas

Publicado por a las 0:06 en Historia,Historia Militar

En la tumba del marinero nunca florecen las rosas
Son su única plegaria las alas de las gaviotas
y solo tiene por lápida las lágrimas de su amada
que por su regreso llora
En la tumba del marinero solo florece la aurora

El día 14 de mayo de 1812 zarpaba de Cádiz rumbo a Montevideo el transporte de tropas Salvador (también llamado El Triunfo), con 576 soldados de España, 536 del regimiento Albuera y el resto de caballería. Además de la dotación y un centenar de civiles. El 29 de agosto avistaron el estuario del Río de la Plata. A causa de una tormenta el buque tuvo que meterse en el fondeadero de Maldonado, pero el día 31 tocó un banco de arena, quedando encallado. Al día siguiente el buque empezó a zozobrar, fruto de la tormenta y el oleaje. Fallecieron entre 400 y 500 personas, entre marinos, militares, y civiles. Sus restos siguen allí, en Maldonado. Cliquen en el vídeo si quieren, y vean cara a cara a aquella gente naufragada.

Como tantas otras veces:

Este pecio es una tumba de guerra. Sin embargo, durante años, y dada su proximidad a la costa, fue accesible. Algunos cazatesoros removieron restos, recogieron piezas, buceando entre los cuerpos de los marineros.

Solo que en este caso

Ahora Uruguay ha decidido pasar página y cerrar el acceso de las empresas cazatesoros a sus aguas, un cambio de política y de legislación que comenzó en 2006 (…) En la Bahía de Maldonado, el Ministerio de Defensa Nacional uruguayo decidió vigilar desde finales de 2016 el yacimiento del Salvador al detectar una vez más actividades no autorizadas sobre el mismo. Pero la intervención acabó yendo más allá de garantizar la aplicación de la normativa vigente. El grupo GCH-PEMA, liderado por Defensa, realizó una exploración del sitio, lo señalizó y protegió. Confirmaron dos zonas con «artefactos en dispersión natural u antrópica y numerosos seres humanos», según ha sabido ABC. Para este grupo multidisciplinar, «el método científico es el único que debe seguirse».

Con un poco de suerte el pecio del Salvador no sufrirá en sus cuadernas el trato que los piratas del Odissey le dieron a la fragata Mercedes.

Las noticias no son las mismas respecto a otro de nuestro buques, el galeón San José:

Ante esta lucha de intereses, el Gobierno español, en un primer momento, demandó la titularidad del navío. El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, afirmó que el galeón español era una “nave de Estado” y sus restos “deben ser tratados como lo que son: parte del patrimonio subacuático”.

Sin embargo, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes diplomáticas, España ha dado la batalla por perdida y las conversaciones con el gobierno de Colombia se encuentran paralizadas.

Ojalá las cosas se desarrollen para el San José del mismo modo que se están desarrollando para el Salvador.

Nota final: Para saber más del Salvador y la expedición del regimiento Albuera, La mejor fuente es Cuadernos del Bicentenario, número 25 (diciembre de 2015), página 88 ss.

No hay comentarios

Trackback URI | Comentarios RSS

Escribe un comentario